lunes, 20 de febrero de 2017

Psiconautas, los niños olvidados. Exorcizando a la animación española.


Título original:
Psiconautas, los niños olvidados
Año:
2015
Fecha de estreno:
24 de Febrero de 2017 
Duración:
76 min
País:
España
Director:
Alberto Vázquez, Pedro Rivero
Reparto:
Animación
Distribuidora:
La luna de Tantán


Psiconautas, los niños olvidados ha tardado en ver la luz, pero al fin podrá verse comercialmente varios cines de España. Desde 2010 que naciera Birdboy, cortometraje que recogía a uno de los personajes de Psiconautas, novela gráfica de Alberto Vázquez, como estrategia de financiación para el futuro largometraje, ya han pasado siete largos años. Entre medias hubo otro largometraje, Sangre de unicornio, sin tener que ver con Psiconautas pero de estética y ambientación similar, hasta San Sebastián y Gijón, festivales donde se presentó, al fin, el largometraje de Psiconautas, en 2015. Pero no ha sido ahora hasta 2017 que esta película de animación para adultos se prepara para presentarse en sociedad.



La película de Alberto Vázquez y Pedro Rivero es una alegoría de un mundo podrido y devastado por una sobreproducción desmesurada que llena todo de basura, donde incluso los objetos parecen tener incluso más vida que algunos seres vivos. Una crítica sobre la contaminación, la industrialización, la pobreza y otros problemas de nuestra actual sociedad, en clave de cuento macabro, con estética única y dosis de humor negro, que crean un contraste que me recuerda vagamente a una mezcla entre La melancólica muerte del chico ostra de Tim Burton y Maus de Art Spiegelman, pero más colorido y castizo.

Hablamos de una película de pequeño presupuesto pero que no se resiente en este aspecto. Y si bien su historia es interesante, es quizás su aspecto visual lo que deslumbra y llama la atención. Una animación que por su sencillez, puede tanto atraer como repeler según el espectador, pero que desde luego es personal y única, como tienen otros autores como Bill Plympton.
Birdboy y sus fantasmas mentales, Dinki y su aventura por salir de la isla, el chico-cerdo y su madre, los perros policías, los niños olvidados, Tito Klaus, Reloggio, Sandra y zorrito... hay un elenco de personajes y casi todos a su manera icónicos, que consiguen su peso y momento destacado en el relato. Una narración más pausada de lo común en el cine de animación, con constantes flashbacks, pero que nunca pierde el interés y el atractivo.


Psiconautas no es perfecta, ni mucho menos, en ciertos tramos sucumbe a dejar ideas masticadas o, en cierta manera, menos libre y más encorsetadas, lo que limita su vuelo como obra artística, pero tiene una visión potente, con un estilo visual propio y arriesgado, que merece la pena apoyar y alabar. Quizás la industria cinematográfica española esté apostando por propuestas como Tadeo Jones o Atrapa la bandera para hacer un mercado en la animación española que actualmente no existe, cosa entendible. Pero si queremos también salvaguardar el nivel cultural de nuestro cine de animación, hay que fijar nuestra mirada en proyectos como éste Arrugas o Nocturna, que quizás son menos "fáciles de vender" pero son infinitamente más personales y satisfactorias a nivel artístico.

7/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...