jueves, 2 de febrero de 2017

El día más feliz en la vida de Olli Mäki. Capturando el momento.


Título original:
Hymyilevä mies (The Happiest Day in the Life of Olli Mäki)
Año:
2016
Fecha de estreno:
03 de febrero de 2017
Duración:
92 min
País:
Finlandia
Director:
Juho Kuosmanen
Reparto:
Jarkko Lahti, Eero Milonoff, Oona Airola, Joonas Saartamo, Mika Melender, Joanna Haartti, Niklas Hyvärinen, Pia Andersson
Distribuidora:
Surtsey Films


El día más feliz en la vida de Olli Mäki se rodó coincidiendo en el tiempo con el rodaje de otra película de boxeo, Creed. Pero al contrario que la película perteneciente a la famosa saga de Rocky Balboa, la película finlandesa pone el foco de atención en la persona y en su interior, dejando el boxeo como algo secundario, por lo que no recomiendo acercarse a ver la película de Juho Kuosmanen pensando en una película sobre este deporte, sino en un drama intimista sobre un boxeador, que tiene esta profesión como pudiera haber sido cualquier otra.



Aunque aquí no nos suene de nada, la película está basada en la historia real de Olli Mäki, boxeador finlandés de fama en su país. Aunque como se verá en la película, es un boxeador bastante atípico, lejos del prototipo que solemos tener en mente. Estamos en el verano de 1962 y Olli Mäki aspira al campeonato mundial de peso pluma. Existen una gran expectación en todo Helsinki, donde se le augura ya un éxito rotundo. Pero en cambio, nuestro protagonista está más pendiente de Raija, de la cual se ha enamorado.

Es interesante ver como el director, aunque admite no estar muy puesto en el boxeo, se identifica sobremanera con su personaje principal. Y es que tras que su proyecto de graduación, The painting sellers, ganase el primer premio en la selección Cinéfondation de Cannes, se le prometió que su primer largometraje se estrenaría en la sección oficial de Cannes (y al final acabaría ganando el Un Certain Regard), lo que le puso inmediatamente la etiqueta de 'joven promesa' y todo lo que conlleva, hasta el punto de agobiarse por la 'obligación' de cumplir las expectativas previstas en él. Una situación que se puede extrapolar perfectamente al Olli Mäki de su película, donde su entrenador le mete en una categoría que en principio no concuerda con su peso, ruedan un documental a la vez que entrena y toda la parafernalia que no va con la personalidad introvertida de Olli. Esta crisis existencial es el centro de atención de la película, la búsqueda de la felicidad, el verdadero significado del éxito, elevando lo personal a lo profesional. Desde luego algo muy contrario a la filosofía americana de realización mediante el éxito profesional (curioso que el combate de boxeo sea contra un americano y todo la mercadotecnia que trae consigo). Tampoco se deja de lado una crítica al mundo competitivo en el que vivimos.


Rodada en 16mm y en blanco y negro (ya la mencionamos en el especial que dedicamos al cine moderno en blanco y negro) para retrotraernos de inmediato a esos años 60, El día más feliz en la vida de Olli Mäki es una película muy comedida, que no renuncia a ciertas dosis de humor, bien filmada y estudiada que, sin llamar excesivamente la atención, se gana al respetable con unos personajes muy bien perfilados y un mensaje final valiosísimo: la felicidad personal está siempre por delante de lo profesional. Y la escena que lo resume, gana una fuerza increíble si conocemos los detalles que trae consigo: dos ancianos pasean juntos por la calle. Raija los ve y le dice a Olli Mäki, “¿Crees que seremos como ellos? - ¿Te refieres a ancianos? - Sí, y felices. - Claro que lo seremos – Sentencia Olli al final de la película. Pero lo que el espectador posiblemente no sepa es que esos dos ancianos de la película son los reales Raija y Olli Mäki. Y ahí el director Juho Kuosmanen acaba de captar no sólo la esencia de su película, sino un instante de poesía realmente hermoso. Un estreno que no debería pasar desapercibido.

7/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...