jueves, 5 de enero de 2017

Solo el fin del mundo. La última cena de Dolan.


Título original:
Juste la fin du monde
Año:
2014
Fecha de estreno:
06 de enero de 2017 
Duración:
95 min
País:
Canadá
Director:
Xavier Dolan
Reparto:
Léa Seydoux, Nathalie Baye, Gaspard Ulliel, Vincent Cassel, Marion Cotillard, Antoine Desrochers, Sasha Samar
Distribuidora:
Avalon


Xavier Dolan nos trae para el este 6 de enero, día de Reyes, su sexta película: Solo el fin del mundo.
Basada en la obra de teatro de Jean-Luc Lagarce, la nueva película de Dolan junta a un gran elenco formado por Gaspard Ulliel, Léa Seydoux, Marion Cotillard, Vincent Cassel y Nathalie Baye en un drama familiar sobre el amor, la culpa y las difíciles decisiones de la vida.


En la primera escena, como un preámbulo ya potente, el personaje de Gaspard Ulliel nos confiesa que va a morir, y que por eso regresa, tras una larga ausencia, a su entorno familiar. Allí pretende darles tal impactante noticia, a la par que reconciliarse con su familia después de doce años de ausencia. Pero una vez allí, no todo será tan fácil como tenía en mente.
La película, lejos de escapar de la teatralidad que le viene impuesta por su adaptación, es consciente de ella y se muestra bastante acentuada. El estilo visual y autoral que ya caracteriza el cine del canadiense aparece de nuevo notoriamente, para gloria de sus fans o lamento de sus detractores. Sin casarme con ninguno de estos dos grupos, pienso que en esta ocasión a Dolan se le va la mano con la banda sonora, demasiado intrusiva y subrayando emociones que no lo necesitan.


En general, hablamos de un drama familiar pretendidamente más intenso de lo que resulta ser, la verdad. Se quiere vislumbrar en los personajes más sentimiento y emoción aunque nunca llegue a florecer ésta de cara al público. Los actores y actrices le imprimen nervio y oficio, pero la película no sabe sacar sustancia de sus actuaciones. A su favor decir que los personajes sí se sienten al menos reales y veraces, tienen vida propia. Quizás por eso da más rabia que la película no acabe de cuajar, porque la materia prima es potente. Falla en el tono empleado. ¡Quien sino Dolan podría atreverse a incluir el tema 'Dragostea din tei' en un drama pretendidamente serio!

Solo el fin del mundo cuenta como la frase "el amor lo puede todo" es más romanticismo que otra cosa, y a la hora de la verdad, el rencor, la ausencia y el tiempo van sembrando semillas que luego son insalvables pese a las buenas intenciones. Quizás las buenas intenciones tampoco sean suficientes para esta nueva película de Xavier Dolan, aunque nunca de tener cierto interés su cine, te agrade más o menos.

6/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...