viernes, 23 de diciembre de 2016

Las inocentes. Dudas y esperanza.


Título original:
Les innocentes (Agnus dei)
Año:
2016
Fecha de estreno:
23 de diciembre de 2016 
Duración:
100 min
País:
Francia / Polonia
Director:
Anne Fontaine
Reparto:
Lou de Laâge, Agata Buzek, Agata Kulesza, Anna Próchniak, Joanna Kulig, Vincent Macaigne, Katarzyna Dabrowska
Distribuidora:
Caramel Films


Anne Fontaine da un giro a su carrera como directora con el drama Las inocentes, dejando de lado la comedia que poblaba sus últimos trabajos. Además está cosechando mejores críticas que con sus anteriores películas. En esta coproducción franco-polaca, la directora se centra en la historia real de unas monjas polacas de un monasterio cerca de Varsovia en 1945 y el drama que arrastran consigo. Varias de ellas están embarazadas tras ser violadas por tropas rusas tras el término de la II Guerra Mundial y recurren a la joven e inexperta Mathilde Beaulieu, médico francesa enviada a la zona por la Cruz Roja, con el fin de tener la máxima discreción del asunto.



El gran acierto de Fontaine es el estilo sobrio y carente de dramatismo exagerado (más allá del que de por sí tiene la situación, entiéndase), que configura un drama austero y serio, apoyado en sus personajes. Tanto Lou de Laâge (Respire), Agata Kuleska (Ida) como Agata Buzek (Redención) confieren unos personajes totalmente humanos y creíbles y la película nunca nos los cuestiona moralmente, sino que deja libertad al espectador que sea él quien juzgue sus acciones. Es gracias a esto que podemos afirmar que la película ofrece cualidades suficientes como para sacar adelante una película que, por temática, bien fácil podría haber caído en las fácilmente tildadas “películas de sobremesa”. Pero Las inocentes está lejos de dicha categoría. Aparte de contar con una historia que mantiene bien el ritmo y que nunca pierde el interés, nos brinda un diálogo entre la ciencia y la fe para llegar a un lugar en común, un punto de unión: el bienestar del ser humano, ya sea física, moral o espiritualmente hablando.

“La fe son veinticuatro horas de duda y un minuto de esperanza”, es una de las frases demoledoras que contiene el guión de Las inocentes. Precisamente la crisis de fe es uno de los temas interesantes que baraja la nueva película de Anne Fontaine, siempre desde un profundo respeto hacia el tema tratado y sin juzgar ni condenar. Además se impregna de una oda hacia la mujer, bien desde la fuerza de sus personajes femeninos, mostrando su sufrimiento pero, sobre todo, su fuerza y coraje. El único personaje masculino destacado es el que realiza el actor Vincent Macaigne, que sirve a la historia para desdramatizar en ciertos puntos y oxigenar la trama.


Premiada en la última edición de la Seminci, Las inocentes aún guarda otro punto a considerar: la excelsa fotografía de Caroline Champetier (De dioses y hombres, Holy Motors), elegante y austera. Quizás precisamente tanta sobriedad pueda hacer que el espectador en ciertos momentos tenga sensación de distanciamiento o frialdad, quizás sería pega “formal” que se le puede hacer, pero creo que era algo necesario para conseguir una película seria y veraz de un tema tan espinoso como el que trata. 

7/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...