viernes, 16 de diciembre de 2016

Infiltrado. El show de Bryan Cranston.


Título original:
The infiltrator
Año:
2016
Fecha de estreno:
16 de diciembre de 2016 
Duración:
127 min
País:
Estados Unidos
Director:
Brad Furman
Reparto:
Bryan Cranston, John Leguizamo, Diane Kruger, Amy Ryan, Joseph Gilgun, Benjamin Bratt, Elena Anaya, Yul Vazquez
Distribuidora:
Filmax


Basada en la historia real de Robert Mazur (recogida en su libro "Infiltrado: Mi vida secreta en lo bancos sucios detrás del cartel de Pablo Escobar"), los que disfrutaron de películas como Infiltrados de Scorsese o Infernal affairs (la original hongkonesa) estarán de enhorabuena, porque Brad Furman (El inocente) recrea la historia de este agente infiltrado en el cartel colombiano en los años ochenta en Infiltrado. Si bien la película no llega a la calidad de la dos anteriormente mencionadas, es lo suficientemente entretenida como para dejar satisfecho. Luego Bryan Cranston pone la guinda al pastel.



Desde el mismo inicio la película quiere dejar claro el centro de sus intenciones. En la primera escena vemos como el personaje de Bob Mazur se está dejando, literalmente, la piel en su trabajo. Del peligro al que está siendo (y será) sometido, por amor a su trabajo prácticamente, ya que teniendo la opción de la jubilación ante la mesa y pese a la voluntad de su mujer de alejarse de esa vida peligrosa, Mazur inicia un nuevo trabajo como infiltrado en una banda de narcos colombiana relacionada con Pablo Escobar. La misión data de la década de los ochenta, aunque el libro en el que se basa, escrito por el propio Mazyr, no se publicó hasta 2009.

Furman rueda pensando en el éxito de Narcos y Breaking Bad, y vuelve a trabajar con Bryan Cranston y John Leguizamo (ambos trabajaron en papeles secundarios en El inocente), solo que aquí con la batuta de directores de orquesta, sobre todo el primero, que se desenvuelve elegantemente como viene habitualmente haciéndolo, de esos actores que llenan la pantalla cada vez que aparecen. De hecho Infiltrado es lo que es precisamente por contar con su actuación, sino sería un estreno más del montón (y eso que no es que sea uno muy destacado, vaya). Lo mejor que se puede decir de la película es que tiene cierto ritmo y sabe contar de forma entretenida la historia, sin enredos innecesarios. También se beneficia de tener más o menos cercano el famoso tema de los 'papeles de Panamá', algo que se puede apreciar de forma secundaria en la película con la colaboración de algunos bancos y sus trapicheos con el cartel de Medellín.


Pero hay que decir que desaprovecha la mejor baza que tenía, que es precisamente el conflicto emocional del infiltrado, el hacerse amigo y cómplice de una persona , de una familia, llegar a conocerla a fondo y para luego traicionarla. Ese punto moral y emocional que ahonda en la psique del infiltrado, más allá del mero espectáculo visual y pirotecnia que se da por sentado cuando vas a ver una película de este género, era un punto de partida interesante, pero no se ha explotado satisfactoriamente, dando lugar a una escena demasiado almibarada y poco veraz, dejando la película al nivel de una cinta correcta pero bastante convencional. Que oye, ya quisieran algunas películas que les dijeran aquello de 'bueno, al menos entretiene', como es en este caso. 

6,5/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...