miércoles, 23 de noviembre de 2016

The neon demon. Welcome to the fashion jungle.


Título original:
The neon demon
Año:
2016
Fecha de estreno:
25 de noviembre de 2016 
Duración:
118 min
País:
Francia / Dinamarca / Estados Unidos
Director:
Nicolas Winding Refn
Reparto:
Elle Fanning, Jena Malone, Bella Heathcote, Abbey Lee, Karl Glusman, Keanu Reeves, Christina Hendricks, Desmond Harrington, Cody Renee Cameron
Distribuidora:
Surtsey Films


Cada nuevo trabajo de Nicolas Winding Refn suele traer debate y controversia, lo que significa que a muy poca gente deja indiferente. Quizás este es el mejor factor que explica la expectación que se crea cada vez que el director estrena una nueva película. Y no es para menos, el danés ya se ha ganado cierta fama y las sugerentes propuestas con que nos recibe en cada ocasión, te acaben gustando más o menos, son dignas de aplaudir por su atrevimiento e innovación.


Como fiel admirador desde la adolescencia del cine exploitation y del terror (suele citar La matanza de Texas como su mayor inspiración en su carrera), no había más que contar los días hasta que llegase un trabajo suyo cercano a este género. The neon demon es, por una parte, una película sobre la moda, la belleza y su poder en un mundo narcisista como el nuestro. Pero ante todo cumple con la voluntad de hacer una película de terror 'al estilo Refn', donde imperen las características del género pero sin ser, explícitamente, terrorífica.


Es posible que en un primer acercamiento a la décima película del director pueda dejar descolocado a más de uno, ya no por el habitual contraste pronunciado de colores (con abundantes tonos rojos y azules), que ya explicó en 2011 que era debido a su daltonismo; sino por lo bizarra de su trama y desarrollo. Para preparar al espectador, le aconsejaría que no se tomen literalmente la trama, sino que la conciban más como una oscura fábula, el mito de Narciso mezclado con elementos oscuros y perversos. Rozando a menudo la línea entre la genialidad y el despropósito, como ya le ocurriera con Solo Dios perdona, en este caso la historia y su estructura circular acaban tirando hacia la sensación más positiva. Esto además se refuerza con innumerables escenas metafóricas u oníricas, desde los sueños premonitorios de Jessie, la escena del puma (reflejo del peligroso mundo en el que se acaba de adentrar) o la escena del autobeso.

Además, estos elementos sirven también para crear ese particular clima que se respira, muy deudor del giallo. No es raro pues encontrarse referencias a otras cintas de terror, como la barra de labios 'Red Rum' o la mansión del final de la película, que es la misma donde se rodó Scream 3. Pero son El valle de las muñecas de Mark Robson y El valle de los placeres de Russ Meyer las películas que Refn pidió que visionara Elle Fanning para prepararse su papel. En ambas se nos habla de la fama y la decadencia de la misma, y aunque el cambio de mentalidad y giro en la película quizás sea demasiado precipitado (en una única escena, la pasarela), se entiende la visión que quiere dar el director a la película. Así pues, aunque pueda no parecerlo, la película tiene su sentido, hasta las escenas más gore o necrófilica están hablando de sus personajes.


Cuando se inició el rodaje, Elle Fanning tan sólo tenía 16 años (los mismos que se dice que tiene su personaje), y no deja de llamar la atención como la joven actriz cada vez deja más claro que está llamada a hacer grandes cosas. Desde la vertiente más independiente como Somewhere, Young Ones, Ginger & Rosa a películas más taquilleras como Super 8, El curioso caso de Benjamin Button o Babel, su carrera ya cuenta con películas de renombre, y eso que solo tiene 18 años. Si hubiera que destacar otro nombre en las interpretaciones, sin duda ese sería el de Jena Malone, un papel arriesgado que saca adelante con soltura. Además, para curiosidad, su peculiar escena (cuando se vea la película sabrán a la que me refiero) fue en gran parte improvisación. Gran mérito.

Como era de suponer, los apartados más destacados de The neon demon son el visual y el sonoro, donde tanto Natasha Braier como Cliff Martinez realizan un trabajo encomiable en sus respectivos campos. Y es que la película desde luego no es de fácil digestión, pero simplemente por estos dos impresionantes trabajos suyos debería justificarse el visionado. Si además vas con la mentalidad abierta y buscas la historia que hay detrás de tan singular propuesta, puedes encontrar en The neon demon una película sumamente estimulante, que gana con segundos visionados.

7/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...