miércoles, 2 de noviembre de 2016

Nunca entre amigos. La resaca del amor moderno.

Título original:
Sleeping with other people
Año:
2015
Fecha de estreno:
4 de noviembre de 2016
Duración:
95 min
País:
Estados Unidos
Director:
Leslye Headland
Reparto:
Jason Sudeikis, Alison Brie, Adam Scott, Amanda Peet, Jason Mantzoukas, Natasha Lyonne, Marc Blucas, Daniella Pineda, Andrea Savage
Distribuidora:
Selecta Visión


Lo políticamente incorrecto en comedias irreverentes está a la orden del día en los últimos tiempos. Resacón en Las Vegas y su particular visión de una borrachera descontrolada, abrió la oportunidad a otros cineastas posteriores hacia un género con grandes posibilidades en cuanto a la comedia más alocada y escatológica. El mayor ejemplo lo tenemos en la aún en cartelera La fiesta de las salchichas, una excusa animada para dar rienda suelta a toda clase de chistes y bromas de índole sexual olvidándose por completo de la trama. Aunque la pinten, muy muy en lo subrepticio, de romance. Para la joven directora Leslye Headland, Resacón en Las Vegas ha sido, sin dudarlo, fuente de inspiración. Antes de esta Nunca entre amigos que nos ocupa, la californiana nos trajo Despedida de soltera, la versión femenina de la de Todd Philips. Y ahora, con Nunca entre amigos la adicción al sexo y los esquemas de la comedia romántica se entremezclan para crear una película fallida.

Nunca entre amigos camina en el fino alambre que separa la despreocupación total de títulos más cómicos como Virgen a los 40, la propia Resacón... y las comedias románticas que-quieren-pero-no-pueden-llegar-a-gamberras como Con derecho a roce. Desde el comienzo, Headland parece imponer sus reglas en cuanto a personajes alocados y sexys. Dos jóvenes (Jason Sudeikis y Alison Brie) se conocen por casualidad en la universidad y pierden la virginidad juntos. Doce años después, se reencuentran en una reunión de adictos al sexo -nada que ver con la simpática Amor sincontrol- y, dado su carácter infiel por naturaleza, se comprometen a ser sólo amigos en una relación platónica que se pone a prueba debido a la atracción entre ellos.


Los dos personajes se destapan como dos tipos sin pelos en la lengua. Se trata, pues, de una película basada en el chiste verbal sexual con los personajes hablando constantemente en una metralleta dialéctica de depravación tan picantona como inane porque los diálogos se sienten prefabricados, estudiados, sin la frescura y naturalidad necesarias para dotar de vida propia a la historia. Gran parte de la culpa, aparte de un guion mediocre y una dirección del montón, la tiene la poca química entre los protagonistas. Ni Sudeikis ni Brie conectan como para que el espectador se crea esa amistad pseudo romántica y profunda. Los secundarios aportan el mismo punto que los principales. Parece que los temas estrella entre los treinteañeros americanos sea el sexo, el sexo y el sexo. No hablan de otra cosa: nada de trabajo, nada de familia, nada de amigos, nada de hobbies... Mención aparte para la sobreactuada y perdidísima Amanda Peet.


La mejor palabra definitoria de la película es irritante. No por la irreverencia de sus bromas sexuales, no por la insana relación de amistad de los protagonistas si no, más bien, por el empeño constante de orbitar la trama entorno al sexo intentando diferenciarte de las comedias románticas típicas y acabar sucumbiendo a ellas. Headland tiene dos motivos para haber escrito este guion. Por un lado, busca la incomodidad del espectador para hacerle reír -sin conseguirlo- y, por otro, trata de normalizar un tema social tabú. Su defecto es haber escogido la comedia romántica por bandera en un quiero y no puedo constante por alejarse del esquema clásico donde las únicas notas distintivas son la predisposición de los personajes a hablar del sexo – Don Jon resulta más compacta, en ese aspecto. Con ese esfuerzo inagotable por el diálogo/chiste sexual -presente en os personajes principales y en los secundarios, Headland se olvida de darle empaque a la historia principal entre los protagonistas, de desarrollarla y de hacerla creíble.

4/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...