lunes, 7 de noviembre de 2016

Después de la tormenta. Anclado en el pasado.


Título original:
Umi yori mo mada fukaku (After the storm)
Año:
2016
Fecha de estreno:
11 de noviembre de 2016 
Duración:
117 min
País:
Japón
Director:
Horikazu Kore-eda
Reparto:
Hiroshi Abe, Lily Franky, Isao Hashizume, Sôsuke Ikematsu, Kirin Kiki, Satomi Kobayashi, Yôko Maki, Taiyô Yoshizawa
Distribuidora:
Golem


Tras su paso por Cannes y San Sebastián, esta semana tendremos en nuestras carteleras la nueva obra de Hirokazu Kore-eda, Después de la tormenta. En palabras del propio director, dice ser su película más personal, por los recuerdos personales y vivencias que alberga en sus fotogramas. Si de normal el director ya nos tiene acostumbrados a tratar el entorno familiar desde una mirada bastante cercana y alejada de tópicos, de su nueva película solo podemos esperar que continúe por la misma senda. De hecho, se rodea de un reparto que conoce bastante bien, ya que desde Hiroshi Abe, Kirin Kiki o Lyly Frankly, todos han trabajado en varias ocasiones bajo su dirección, haciendo más si cabe de este ejercicio algo íntimo.



El director japonés es uno de los mayores expertos en la actualidad retratando la cotidianidad y las relaciones familiares con una espontaneidad y mimo fuera de lo normal, consiguiendo una aparente sencillez llegar a un calado emocional bastante fuerte si nos adentramos de lleno en sus personajes.
En esta ocasión debemos empatizar con Ryota, un padre divorciado y adicto a las apuestas, que trabaja en una agencia de detectives privada, alejado de su sueño que una vez tuvo cerca, cuando escribió su primera (y única) novela.

Es muy interesante como el director no empieza presentando al personaje principal, sino que primero se centra en su madre y su reacción ante el fallecimiento reciente de su marido, donde irónicamente la mujer se muestra aliviada. Y es que tras este breve retrato de su padre comprendemos mejor a Ryota, ya que parece que la historia se repite en él. Pero lo mejor de Kore-eda es que no todo es dramático o simple, y los matices, el humor y la escala de grises se apodera de la trama, haciendo que con sencillas pinceladas se muestre un cuadro bastante más completo de lo que parece. Como es la vida al fin de cuentas, vaya. Además, la minimalista banda sonora es un acompañante de lujo para esta película, sin sobreponerse a la escena, pero dando color a cada situación.


¿Por qué a los hombres les cuesta tanto vivir el presente? ¿Por qué siempre parecemos estar anclados al pasado? ¿Es quizás por esto que nos cuesta tanto alcanzar nuestros sueños? Todo esto se pregunta Kore-eda, un director que si bien sus películas parecen dialogar entre sí, tampoco da la sensación de repetirse, por raro que parezca. Esto es porque cada uno de sus personajes tiene alma y viven en lo que transcurre la película, una habilidad indispensable para un drama familiar trascienda por completo del estigma de la etiqueta de 'cine de sobremesa'.
Si fuiste de los que salieron encantados tras Still walking, De tal padre, tal hijo o Nuestra pequeña hermana, con Después de la tormenta esas sensaciones volarán al mismo nivel.

7,75/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...