lunes, 31 de octubre de 2016

Mi primera vez: 10 actores que comenzaron en el terror

A estas alturas, ya estamos bastante acostumbrados a esa afirmación popular "los comienzos son complicados". Los actores / actrices no iban a ser una excepción. Como nos encanta recorrer el género de terror, no hemos podido evitar darnos de bruces con una realidad inmutable: varios actores de renombre en la actualidad hicieron sus pinitos en películas de terror. O mejor aún, en películas de terror de serie B o hasta Z. Rebuscando en la basura, nos ha dado para un especial bastante majete. Algunos casos son de sobra conocidos por el gran público, por supuesto. Pero esperamos que encontréis alguna que otra sorpresa en esta lista.


Clint Eastwood - El regreso del monstruo (1955) y Tarántula (1955)

No necesita presentación. Con unos sesenta años de una prolífica carrera cinematográfica como actor y director, Eastwood se ha ganado un lugar en la retina de cualquier cinéfilo. No obstante, mucho antes de enrolarse en sus famosos spaghetti westerns y mientras participaba en una de tantas películas con la mula Francis, tito Clint apareció -sin acreditar- en dos películas de serie B dirigidas por Jack Arnold allá por 1955: El regreso del monstruo, infame secuela de La mujer y el monstruo donde tenía un pequeño papel como técnico de laboratorio y en Tarántula, donde hacía de un piloto que luchaba contra la araña gigante. Vale, hemos hecho un poco de trampa para incluir a Eastwood ya que ambos son roles diminutos pero nos han parecido lo bastante atractivos y curiosos para su inclusión.

Clint en 'El regreso del monstruo'.

Steve McQueen - La masa devoradora (1958)

El primer papel protagónico del malote Steve McQueen fue en la película de ciencia ficción de bajo presupuesto La masa devoradora (The Blob). Una forma de vida alienígena con forma de moco enormérrimo, se va comiendo a la gente a su paso mientras crece y crece y crece. McQueen interpreta a un adolescente -cuando él casi rondaba la treintena-, el héroe de la historia, intentando advertir a los escépticos sobre el poder destructivo de la mole pegajosa. Milagrosamente, esta película le abrió las puertas de Hollywood a este actor de sempiterna aura conflictiva, hecho que ya demostró en su debut protagonista pues ni el director ni el productor de La masa devoradora acabaron contentos con su carácter.

 Por ahí viene el moco rosado...

George Clooney - Terror en el instituto (1987)

El seductor de George Clooney, antes de ser un galán por antonomasia, se rindió a los encantos de la moda y estilo ochentero con peinados de rizo púbico. Para el recuerdo colectivo, uno de sus primeros papeles en el cine, inmortaliza ese pelazo: Terror en el instituto (Return to horror high). Un breve papel como policía -por su uniforme, vaya, porque esta no la hemos visto- pues no tardará mucho en ser objeto del asesino. ¡Huy, spoiler!. Debo admitir que siempre pensé que Clooney había comenzado su carrera en otro subproducto de terror, la secuela de Los tomates asesinos. Sea como sea, el chico Nespresso comenzó en el cine como bien nos gusta.

Esto no tiene buen aspecto
Paul Walker - El monstruo del armario (1987)

El desaparecido Paul Walker debutó en el cine de la mano de la irreverente Troma. Su primer papel fue como un niño prodigio en la delirante El monstruo del armario (Monster in the closet), una monster-movie en la línea cómica de la Troma, con sinopsis irrisoria y un acabado visual cutre hasta el sangrado de ojos. Tras este despropósito inicial, la carrera de Walker no fue nunca deslumbrante pero tuvo la fortuna de protagonizar la franquicia A todo gas. Por cierto, en El monstruo del armario también tiene un pequeño rol Fergie.

No te lo crees ni tú

Josh Hartnett - Halloween H20

Su carrera cinematográfica está más perdida que Belén Esteban en una convención de cerebritos. Pero una vez Josh Hartnett empapeló las carpetas de las adolescentes a principios de los 2000 gracias a Pearl Harbor. Antes de convertirse en ídolo de quinceañeras, ya hacía méritos con su rol de hijo de Laurie Strode en la enésima secuela de la incombustible Halloween. Hartnett debutó en H20, película cuyos hechos ocurren veinte años después de la historia original. Para esta secuela, se le dejó protagonismo a unos adolescentes -entre ellos Michelle Williams, como novia de- que van cayendo como moscas hasta que mamá Strode entra al saco. Curioso el prólogo de Halloween: H20 donde el hoy consolidado Joseph Gordon-Levitt tiene su discutible minuto de gloria con una bota de patinaje. Josh sobrevive. Es el hijo de Laurie. ¿Qué esperabáis?

Qué distinto rumbo han tomado sus carreras

Johnny Depp - Pesadilla en Elm Street (1984)

El caso de Johnny Depp quizá sea de los más famosos entre los actores más reconocidos del momento (junto a Leonardo DiCaprio, del que hablaremos más adelante). Antes de ser uno de los ídolos televisivos en su papel de infiltrado en la serie Nuevos policías (21 Jump Street), Depp debutó en un rol secundario en la primera entrega de la longeva Pesadilla en Elm Street como el novio de la protagonista. Jovencísimo, a la moda hortera de los ochenta y con un personaje cachondo, Depp moría a manos de Freddy en una de las escenas más recordadas de la saga, con ese brutal géiser sangriento saliendo de su cama.

Uno, dos, Freddy viene a por ti...

Brad Pitt - Clase sangrienta (1989)

El guaperas de Brad Pitt mucho antes de ser un aclamado actor, arriesgado en sus proyectos y comprometido con su trabajo, aceptó pequeños papeles en producciones como Golpe al sueño americano (sin acreditar) o un minúsculo papel -medio segundo sentado en una grada- en Juntos pero no revueltos junto a uno de los ídolos teens del momento (Patrick Dempsey). Su primer rol protagónico recayó en el aburridísimo slasher de factura telefilmera Clase sangrienta. Cómo no, Pitt interpreta al macizorro-y héroe- del instituto en una historia tintada con toques de comedia negra pero cuyo devenir de la trama transcurre entre tópicos y bostezos.

Soy un malote incomprendido

Leonardo DiCaprio - Critters 3 (1991)

Otro de los casos más conocidos en esta lista es el de Leonardo DiCaprio cuyo debut cinematográfico -antes incluso de formar parte de la familia Seaver- tuvo lugar en la tercera entrega de la longeva saga Critters, esos bichitos peludos a modo de pelota que sembraban el caos -y la muerte- allá por donde rodaban. El personaje de Leo cobraba bastante protagonismo dentro de la trama, a pesar de ser uno de los secundarios, cuando se une a la familia protagonista para hacer frente a los despreciables alienígenas, nacidos tras la estela de Gremlins. Quién iba a adivinar que con esa cara imberbe de niño mono y bueno con un personaje socarrón impropio de él y con nula exigencia interpretativa, DiCaprio acabaría convirtiéndose en una de las estrellas más cotizadas de Hollywood.

Buscando un gremlin critter desesperadamente


Jack Nicholson - La tienda de los horrores (1960)

Ahora retirado de la actuación -o desmotivado de su profesión-, Jack Nicholson se ha labrado una vasta carrera cinematográfica plagada de míticos personajes que, sin su interpretación, probablemente no permanecerían en la memoria colectiva como ese rebelde protagonista de Alguien voló sobre el nido del cuco, su histriónico e icónico Joker o ese escritor irritante de Mejor... Imposible. Los comienzos de Nicholson estuvieron ligados al género de terror y, en concreto, a Roger Corman con títulos como El cuervo, El terror o en uno de sus primeros papeles, La tienda de los horrores. En ella realizaba una intervención como el masoquista -y ya pasado de rosca en su interpretación- paciente de un loco dentista, papel que repetiría Bill Murray en el divertidísimo remake musical de la película.

Más sádico que el dentista. Y lo sabéis.

Tom Hanks - Sabe que estás sola (1980)

Terminamos el especial mencionando al eterno bonachón de Tom Hanks. Quizá ahora lo recordamos en sus inicios ochenteros por esas películas de corte amable, cómicas e incluso familiares que tanta popularidad le dieron. Pero antes de Big, antes de Esta casa es una ruina, antes incluso de Un, dos, tres... Splash!, el dos veces ganador el Óscar Hanks debutó (sí, sí, según IMDB esta es su primera película) en un slasher olvidado y olvidable, Sabe que estás sola. Dicen que Hanks resultó tan carismático, que  el guionista el asesino le perdonó la vida. 

Ya tenía cara de majete

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...