jueves, 20 de octubre de 2016

Cuando tienes 17 años. Comunicándose a puñetazos.


Título original:
Quand on a 17 ans
Año:
2016
Fecha de estreno:
21 de octubre de 2016
Duración:
114min
País:
Francia
Director:
André Téchiné
Reparto:
Sandrine Kiberlain, Kacey Mottet Klein, Corentin Fila, Alexis Loret, Jean Fornerod, Mama Prassinos, Jean Corso
Distribuidora:
Vértigo Films


A sus 73 años, André Téchiné sigue poniendo la mirada en la juventud. Ya lo hizo en los 90 con Los juncos salvajes, posiblemente la película más reconocida de toda su filmografía y a la que, aunque el mismo director nos diga que persiguen objetivos distintos, es difícil no tener en mente cuando se ve Cuando tienes 17 años, película que estrena este fin de semana en nuestras carteleras.



Para la ocasión ha contado con el buen trabajo en el guión de Céline Sciamma, directora y guionista de Lirios de agua, Tomboy y Girlhood, tres películas enmarcadas en la adolescencia con un toque ciertamente especial y distinto. Entre Sciamma y Téchiné han escrito la historia de Tom y Damien, dos jóvenes cercanos a la mayoría de edad pero que aún están en proceso de maduración. Ambos van al mismo instituto y ambos son bastante asociales. En cambio, entre ellos sí hay cierta relación, aunque no en el buen sentido, ya que las peleas entre ambos son frecuentes. Esta tormentosa relación evolucionará cuando la madre de Damien, médico de profesión y ajena a dicha situación, decida acoger a Tom en su casa por la enfermedad de la madre de él y la lejanía de su casa del instituto.

Es interesante la relación que nos presenta la película, como esa violencia juvenil se asocial al descubrimiento y forma, en parte, una llamada de atención, una forma de relacionarse un tanto primitiva pero, en última instancia, efectiva. También es curioso el retrato familiar que se confiere a ambas familias, cercanas a sus hijos y distantes a la par, evitando caer en estereotipos. Gran parte del acierto se concentra en el triángulo que forman los dos jóvenes y la madre de Damien, tanto por el carácter de sus personajes como por el peso de unas actuaciones que, en el caso de los chavales, son tan naturales como su inexperiencia como actores. La frescura que desprenden es desde luego el gran atractivo de Cuando tienes 17 años, consiguiendo así su objetivo de capturar la difícil etapa por la que pasan los protagonistas durante el curso que tiene lugar en la película. 


La subtrama de Nathan (padre de Damien) y la guerra, aunque aporten color a la psique del personaje que interpreta Kacey Mottet Klein, para mi gusto distrae de la trama principal, que es la relación que va surgiendo entre Tom y Damien y cómo, de paso, van madurando y dando pasos hacia la adultez. También me sorprende ese final precipitado con el que se culmina la película, poco acorde al tono más pausado de la película y sorprendente en un director veterano como Téchiné, dando la sensación de querer cerrar pronto la trama por falta de tiempo, más que pensar en dar a la trama la evolución y proceso que necesita.

A rasgos generales, la nueva película del director francés se eleva por encima del cine convencional, sin llamar demasiado la atención pero ganándose al espectador poco a poco a fuerza de unas interpretaciones íntimas y naturales, siendo un buen ejemplo de cine de temática adolescente (que no necesariamente para adolescentes).

7/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...