miércoles, 27 de julio de 2016

Atlántida Film Fest 2016: The childhood of a leader.


Título original:
The childhood of a leader
Año:
2014
Atlántida Film Fest:
Sección Memoria
Duración:
115 min
País:
Reino Unido
Director:
Brady Corbet
Reparto:
Bérénice Bejo, Liam Cunningham, Tom Sweet, Robert Pattinson, Yolande Moreau, Stacy Martin




The childhood of a leader es el debut en la dirección del actor Brady Corbet, basado levemente en el relato 'L'enfance d'un chef' incluido en la novela 'Le mur' de Jean-Paul Sartre. La película, presentada en la pasada 72º Mostra de Venecia y ahora rescatada para España en el Atlántida Film Fest, nos muestra tres fragmentos en la infancia de un niño que intentan sintetizar su maligno devenir, contextualizado en el fin de la I Guerra Mundial.

Corbet se ha marcado un opera prima más que interesante, sobre todo a nivel formal, donde destaca la planificación y una estética bastante cuidada. El mensaje, mostrando un auge totalitario desde la más tierna infancia y una educación represiva, acaba quizás cayendo en la obviedad y la remarcación, sobre todo en el epílogo final, aunque tiene la suficiente fuerza para mantenerse y no caer durante la proyección. Además, la película puede entenderse bien como algo más cerrado (el mensaje anteriormente descrito) o algo más abierto, la maldad en sí misma o el anticristo, en la línea de La profecía e infantes a los que no hay que acercarse. Pero desde luego es más productiva la primera visión, además que se complementa muy bien con el contexto del Tratado de Versalles y sus consecuencias posteriores para Alemania y Europa en general.


El director apuesta por un reparto conocido, donde Bérénice Bejo (The artist, Elpasado) y Liam Cunningham (Juego de Tronos) son los padres de la criatura, Stacy Martin (Nymphomaniac) es la institutriz, Yolande Moureau (habitual del cine francés) la criada y quien verdaderamente se ocupa del niño y el joven Tom Sweet es Prescott, el epicentro de todo. También tiene un breve papel Robert Pattinson, aunque personalmente no entiendo muy bien su inclusión en la película. A lo mejor el personaje del pequeño Prescott debería haberse dibujado con algún que otro matiz, porque en la película es casi imposible sentir alguna empatía por él, por tanto a veces puede parecer que más que la educación severa y distante de los padres, es la propia naturaleza del muchacho la que inunda de maldad sus venas, lo que hace la película menos interesante de lo que podría haber sido.

Tampoco escapa de cierto esquematismo, pues sus tres fragmentos, aunque acaban mostrado una evolución hacia el final, el camino va marcado por el mismo patrón, mermando el ritmo de la película y haciéndola algo pesada. Pero, como digo, pese a sus fallos y una ambición quizás desmesurada por parte del director, no deja de ser un debut agradable, en el sentido de que muestra potencial e ideas y arriesga en vez de conformarse con fórmulas sencillas.

6/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...