martes, 26 de julio de 2016

Atlántida Film Fest 2016: Memorias del viento



Título original:
Rüzgârin Hatiralari
Año:
2015
Atlántida Film Fest:
Sección Memoria  
Duración:
127 min
País:
Turquía
Director:
Özcan Alper
Reparto:
Onus Saylak, Sofya Khandemoriva, Mustafa Ugurlu, Ebru Özcan, Menderes Samancilar




La sección Memoria de la nueva edición del Atlántida Film Fest deja patente muchos de los episodios de la civilización que preferiríamos olvidar. Ese es, en parte, el anhelo que tiene el protagonista de Memorias del viento, una película dramática del cineasta turco Özcan Alper que, como bien indica el dicho popular, demuestra que una imagen vale más que mil palabras.



Ambientada durante la Segunda Guerra Mundial, la cinta se centra en el genocidio llevado a cabo por el gobierno turco hacia todos los opositores y enemigos del régimen nazi, sobre todo ciudadanos armenios. Nos presenta a Aram, un artista armenio afincado en Turquía que se convierte en el objetivo de la policía junto a otros compatriotas con ideologías contrarias al régimen. Con el fin de no acabar en un campo de trabajos forzados ni morir, Aram escapará hacia la frontera con Georgia donde encontrará asilo en la cabaña de un matrimonio compuesto por un hombre mayor y una joven muchacha.


Mientras espera el momento para poder cruzar la frontera, Aram aprovechará la paz del bosque y la vida campesina de sus salvadores para recordar, una y otra vez, el genocidio que se produjo en Armenia a principio de siglo, plasmando sus memorias en oscuras y pesimistas pinturas que, como bien indica el título y la sección en la que se ha podido ver en el festival, aluden a los hechos que ocurrieron y no tendrían que olvidarse al igual que él no puede hacerlo.


Pero dentro de todo el recuerdo, hay tiempo para crear nuevas memorias gracias a la historia de amor prohibido que cuenta. Lejos de ser romántica y llena de gestos y sonrisas, es una atracción efímera, fruto de la desolación, la agonía interna y la tristeza. Tanto el protagonista como Meryem, la joven esposa/esclava, defienden a sus personajes con maestría en una película en la que las imágenes tienen mucho más valor que las palabras. 

No por nada, se alaba sobre todo la labor de Andreas Sinanos, el director de fotografía de la cinta. La destrucción, la soledad de los personajes se refleja en los amplios planos de gran belleza con los que nos cuenta la triste realidad de un personaje que representa a miles de personas que sufrieron tales injusticias. Memorias del viento es un drama que cautiva por la belleza de sus imágenes, por las sensaciones que provoca en el espectador que, de cierta forma, puede compartir el mismo vacío y la misma confusión que sus personajes. 

8/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...