sábado, 18 de junio de 2016

18º Festival de Cine Alemán. Día 3: Refugio y Ha vuelto.




Nos encontramos en el ecuador del repaso a lo que dio de sí el 18º Festival de Cine Alemán de Madrid. Tras la inauguración con Fukushima, mon amour y el repaso al 2º día, hoy volvemos la mirada a las sensaciones que nos dejó el tercer día, con los visionados de Refugiado, de Marc Brummund y Ha vuelto, de David Wnendt.


En Refugio, el director nos transporta a uno de los internados de educación cristiana comunes en la Alemania Occidental de mediados de los setenta, caracterizados por su violencia y métodos represivos como formas de “aprendizaje”. Lo cierto es que este tipo de películas denunciativas, si bien me parecen interesantes y “obligadas” como reivindicación social, como espectador me dan un poco de pereza, porque suelen caer en tópicos y lugares comunes. Ya me pasó con Las hermanas de la Magdalena (2002) o Los niños de San Judas (2003), películas hermanadas en cuanto a mensaje con la alemana. Ya no sólo es por el maniqueísmo que desprende, que hasta cierto punto puedes entenderlo por su vocación de condenar dichas situaciones, sino que no puedo empatizar con un personaje como el de Wolfgang, protagonista de Refugio, por su prácticamente nula presentación.

Lo vemos que viene, no sabemos de dónde, con una moto (ohh, ¡qué rebelde!) y sin tiempo para conocerlo, ya enseguida ingresa en el internado. Pero no es el único personaje que está falto de desarrollo, pues el “amigo” negro (entrecomillo porque es una amistad un tanto ambigua y poco consistente), el veterano de los internados o los cuidadores están casi peor caracterizados. Cambios de actitud sin explicación alguna se suceden en momentos dados, y cuando no, hay flashbacks sobre Wolfgang y su madre (los de la playa) que desconciertan. ¿No parecen más bien una pareja que una madre y un hijo? ¿Qué me está queriendo decir Marc Brummund con esto? En general, esta última pregunta me la planteé en más de una ocasión, porque hay alguna que otra escena a las que no encuentro sentido dentro de la trama. Para colmo, la película puesta por la pornografía sentimental, marcándose alguna escena de tortura más en la linea de un Saw, versión light, apelando a la sensibilidad del espectador. A mí estas fórmulas que van a lo fácil no me gustan y Refugio juega mucho a ello, pero, para rematar del todo, finaliza de forma anticlimática. Su hubiera cortado un par de escenas antes, habría quedado de manera más solvente. 


Por otro lado, Ha vuelto tiene más sustancia donde rascar. Basada en la novela homónima de Timur Vermes, nos sitúa en el supuesto de que, por circunstancias que no importan, qué pasaría si Hitler hubiera sobrevivido y se plantara, por arte de magia, en nuestra época actual. David Wnendt enfrenta esta alocada y atrevida premisa (imagínense que un director español se atreviera a hacer lo mismo con Franco...) desde el humor negro, pero no evita dar un mensaje claro y alertador en su tercio final. Oliver Masucci clava su personaje, físicamente, sus expresiones y dicción sobrecogen por su parecido al real, pero si en algo destaca la película es más en tener una buena historia que contar detrás. Lo que empieza con un humor un poco a lo Borat con mezclas de falso documental (reacciones de la gente no guionizadas), va dando poco a poco lugar a un discurso crítico sobre la sociedad actual y que, lo que parece al principio inconcebible se va tornando cada vez más palpable. ¿Podría Hitler, en la actualidad, tras su conocido pasado, alzarse de nuevo con el beneplácito del pueblo?

Aparte de esta interesante premisa y desarrollo, Ha vuelto ofrece además un juego metacinematográfico, donde Hitler, tras hacer uso efectivo de los medios de comunicación, primero escribe un libro (el mismo Ha vuelto en el que se basa la película de David Wnendt) y posterior película sobre la película que estamos viendo. Un juego arriesgado del que el director sale bastante bien, acabando su obra con imágenes reales sobre el auge de movimientos ultraderechistas en la Europa actual que, desde luego, no son para tomarlas a broma. 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...