martes, 10 de mayo de 2016

Reina Cristina. El reinado de sobremesa.


Título original:
The girl king
Año:
2015
Fecha de estreno:
13 de Mayo de 2016
Duración:
106 min
País:
Finlandia
Director:
Mika Kaurismäki
Reparto:
Malin Buska, Sarah Gadon, Michael Nyqvist, François Arnaud, Laura Birn, Peter Lohmeyer
Distribuidora:
Film Buró


Aki Kaurismäki es uno de los directores actuales fineses más reconocidos en todo el mundo. Raro es el cinéfilo que no lo conoce aunque sea de oídas y ha visto un par de películas suyas cuanto menos. Ahora, Mika Kaurismäki, hermano mayor de Aki, no goza de la misma fama ni mucho menos. Comenzaron carrera juntos pero acabaron distanciándose y tirando cara uno hacia sus propios proyectos. En esta ocasión se centra en la figura de Cristina de Suecia, quien fuera Reina de Suecia durante los años 1932 y 1954, que son los que retrata la película.



La figura de la Reina Cristina ya tuvo su adaptación al cine, nada menos que interpretada por Greta Garbo en la obra de Rouben Mamoulian de 1933. Como era común en dicha época, la comentada sexualidad lésbica de la reina estaba más insinuada de forma más discreta, mientras que Kaurismäki basa su trama en este aspecto, dejando en segundo plano temas más relativos al reinado per sé de la soberana. Conviene recordar que tampoco existen pruebas empíricas de dichas tendencias sexuales de Cristina, más bien son deducciones basadas en sus vestimentas poco femeninas y su relación íntima con su prima Ebba, por lo que el director dramatiza a partir de estos hechos, alejándose en ocasiones de lo estrictamente histórico. Esto no es inconveniente mientras se vaya mentalizado a ello, pero Kaurismäki abusa de un tono un tanto burdo y tosco durante gran parte del metraje, que aunado a la evidente falta de presupuesto, acaban dejando un aroma a telefilm de sobremesa un tanto molesto. Muchas obviedades, poco tacto y sólo destaca Malin Buska, aprovechando su oportunidad como protagonista para dejar huella.


La historia de fondo, la verdadera historia de Cristina, se antoja interesante, pero no así como nos la vende el director, que parece buscar más el reclamo de la reivindicación de la libertad sexual que ofrecer una película competente y destacable. También cabe señalar esa velada lucha moral que se vislumbra entre luteranos y cartesianos, centrándose más en Descartes, dada las ideas de Cristina más liberales y su pasión por la cultura (aparte de la amistad que mantuvo con el filósofo).
En general, Reina Cristina puede servir como germen para escarbar sobre la figura controvertida Cristina de Suecia, pero es un relato un tanto pobre de la misma. Como placer cinéfilo, yo tiraría por la versión de 1933. Ahora, para descubrir los inicios de una talentosa actriz como promete ser Malin Buska, ahí solo queda la obra de Mika Kaurismäki. 

5/10 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...