viernes, 8 de abril de 2016

El Juez. Estricta delicadeza


Título original:
L' Hermine
Año:
2015
Fecha de estreno:
8 de abril de 2016
Duración:
98minutos
País:
Francia
Director:
Christian Vincent
Reparto:
Fabrice Luchini, Sidse Babett Knudsen, Miss Ming, Berenice Sand, Claire Assali, Floriane Potiez, Corinne  Masiero
Distribuidora:
Surtsey Films
   

Cuando el espectador se acomode en su correspondiente butaca intuirá que la película que está a punto de comenzar es un filme judicial, algo que pensará durante aproximadamente la primera media hora de proyección. No se estará equivocando, pero lo que igual desconoce es que además, disfrutará de una comedia romántica con tanta delicadeza y elegancia, que les implantará una continua sonrisa y logrará que salgan de la sala enamorados del amor.



El juez, que llega a la cartelera española este viernes 8 de abril, nos presenta a Michel Racine, presidente de un temido tribunal de lo penal encarnado por un magistral Fabrice Luchini. Aunque es apodado "el juez de las dos cifras" porque con el siempre caen más de diez años, todoé cambia el día en el que aparece en el juicio Ditte Lorensen-Coteret, a la que da vida Sidse Babett Knudse. Ella es miembro del jurado que va a juzgar a un hombre acusado de homicidio. Seis años atrás, Racine se enamoró de esta mujer, médico que le salvó la vida. Desde que se reencuentran en los juzgados sus miradas se cruzan, pero las palabras tendrán que esperar unas horas. Nada que no solucione un correspondiente mensaje, que hará que despus de intensas miradas e incómodos silencios, puedan conversar íntimamente. 

El largometraje, escrito y dirigido por Christian Vincent, te transporta de tal manera que parece que en un momento dado el espectador esté con ellos ahí mismo, sentado en la mesa de al lado u observándolos desde un agujero en la pared, por su puesto sin formar parte de su relación que desprende una conexión sobrenatural gracias a las soberbias interpretaciones de Fabrice Luchini y Sidse Babett Knudsen. El actor francés vuelve a dejar el pabellón muy alto con un trabajo que no deja de ser creíble en ninguna escena de la cinta. Todas las facetas de este juez, tanto su resfriado, como su exigencia en el trabajo o su sutileza a la hora de vivir el amor, son merecedoras de aplausos. Lo mismo para su compañera de reparto, que interpreta un personaje más contenido, con una profundidad interior que engancha al público igual que al temible juez, al que se le rompen todos los esquemas.


Dos géneros tan diferentes como el judicial y la comedia romántica que encajan de maravilla en esta película de Christian Vincent que cuenta con merecidos premios a sus espaldas como el Premio a Mejor Actor para Luchini  o a Mejor Guión en el Festival de Venecia. Al fin y al cabo, se trata de un largometraje tratado con una sutileza que seguro que no dejará indiferente a nadie. Porque a veces necesitamos eso, una comedía romántica que no cuente lo mismo de siempre o una cinta judicial que se salga de decidir la inocencia o culpabilidad del acusado.

8/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...