lunes, 21 de marzo de 2016

The Walking Dead 6x14 Recap: "Twice as Far"


Nos acercamos a la recta final de la sexta temporada de The Walking Dead. Hace poco descubríamos la existencia de otra comunidad que estaba bajo las amenazas de Negan, un villano al que cada vez estamos más cerca de ponerle rostro. Para ayudar a sus vecinos, Rick y el resto salieron para acabar con Negan y así consiguieron destruir su guarida, sin embargo, el famoso Negan continúa con vida y todavía quedan más secuaces a su disposición dispuestos a enfrentarse al grupo que ha terminado con la vida de sus compañeros.

En este capítulo catorce de The Walking Dead titulado "Twice as Far", Daryl, Denise y Rosita saldrán del pueblo en busca de medicamentos, sin embargo, la excursión no irá todo lo bien que desearían. Por su parte, Eugene y Abraham también recorrerán el exterior para inspeccionar los lugares y encontrar el sitio perfecto para desarrollar la nueva idea de Eugene. Mientras tanto, en el pueblo, Carol tomará una decisión a espaldas del resto de los habitantes de Alexandria. Si quieres saber al detalle lo sucedido, sigue leyendo pero ¡¡alerta spoiler!!


La vida en Alexandría continúa para todos sus habitantes después del asalto que llevaron a cabo en la guarida de Negan. Ahora respiran tranquilos tras haber acabado con uno de los dictadores surgidos en este nuevo mundo en el que viven -o eso creen los pobres ya que nosotros sabemos que Negan sigue más vivo que nunca y dispuesto a atacar cuando menos se lo esperen-. Sin querer tener nada que ver con más muertes inecesiarias, Morgan se dedica a construir una cárcel en Alexandria para que, en un futuro, Rick tenga más opciones a parte del asesinato. Se ha propuesto convertirse en el salvador del ser humano y parece que no va a parar hasta conseguirlo, ¿compartirá Rick sus creencias?

Por su parte, Daryl vuelve a estar como un niño chico con zapatos nuevos tras haber recuperado su moto, aquella que le robaron en el bosque. Pero su tranquilidad acaba cuando Denise le pide a él y a Rosita ir a una pequeña farmacia de un centro comercial cercano para comprobar si todavía quedan medicinas. Daryl no está convencido porque la chica no tiene experiencia en el exterior pero, si no le acompañan, se marchará sola y será peor. Durante el camino deciden separarse, Rosita continúa siguiendo la vía del tren mientras que Daryl, acompañado por Denise, decide ir por la carretera.


Mientras tanto, Abraham y Eugene también salen al exterior. Durante el viaje, ambos comparten una animada conversación en la que Abraham confiesa sentirse sorprendido por el cambio radical que ha dado Eugene. Pero el científico no sólo ha modificado su forma de ser y su peinado, sino que también se le ha ocurrido la genial y original idea de crear sus propias balas, una ocurrencia que les podrá ser de gran utilidad cuando no encuentren más munición. Tras haber dado con el lugar idóneo para montar su fábrica, un caminantes les sorprende, pero la valentía de Eugene le hace pedir el honor de acabar con él. 

Sin embargo, rápidamente se ve sobrepasado por la situación y Abraham tiene que entrar en acción para ayudarle. Al ver que su amigo no le ha hecho caso y no le ha dejado matar al caminante, Eugene se enfada y le explica que ya no necesita que le siga protegiendo, ha madurado y ahora sabe defenderse con sus propias manos. Dicho y hecho, Abraham se marcha dejando al científico a su propia suerte. Al mismo tiempo, Daryl, Rosita y Denise llegan al centro comercial y encuentran la farmacia que, por fortuna, ha estado bien resguardada y nadie la ha saqueado todavía. 

Al igual que Eugene, Denise está cansada de que no confíen en ella y, como no le dejan hacer nada, se hace la valiente y entra en un cuarto cuando no le miran y sale escarmentada al no poder soportar la podredumbre que allí se encuentra. De regreso a casa con el botín, Denise se percata de que en uno de los coches abandonados hay una nevera que podría contener algo que a lo mejor les resulta útil. En un acto incosciente decide arriesgar su vida por un simple refresco, cosa que no entienden ni Daryl ni Rosita, pero una motivadora charla sobre enfrentar los medios hace que recapaciten, discurso que acaba cuando una flecha atraviesa la cabeza de Denise.


Un grupo de hombres, entre los que se encuentra el chico que engañó a Daryl y que le robó su moto y su arco, ha sido el artífice de tal macabra acción. Pero la cosa no queda ahí, tienen como rehén a Eugene y piden a Rosita y a Daryl que les conduzcan hasta Alexandria y les dejen entrar para llevarse todo lo que quieran o les volarán los sesos ahí mismo. Sin embargo, no cuentan con Abraham, que se encuentra escondido presenciando la escena y dispuesto a ayudar a sus amigos a salir con vida sin que la tranquilidad del pueblo se vea perturbada. 

En un acto que nadie esperábamos -al igual que la innecesaria muerte de Denise- Eugene delata la presencia de Abraham, momento que es aprovechado por el científico para lanzarse y morder a su secuestrador. En ese instante comienza un intercambio de disparos en el que mueren varios de los atacantes y en el que Eugene resulta herido. De regreso en Alexandria, descubre que Eugene sólo tiene un rasguño provocado por una bala que le ha rozado y se recuperará pronto. Quien seguramente no se reponga será Tara cuando averigüe que su novia ha fallecido. Por si en este capítulo no habíamos tenido demasiadas sorpresas, la lectura de una carta nos revela que Carol ha decidido despedirse y marcharse porque quiere amar a nadie ya que no quiere tener que seguir matando a gente por los suyos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...