lunes, 21 de marzo de 2016

O los tres o ninguno. Canción de amor.

Título original:
Nous trois ou rien
Año:
2015
Fecha de estreno:
23 de marzo de 2016
Duración:
102 min
País:
Francia
Director:
Kheiron
Reparto:
Kheiron, Leïla Bekhti, Gérard Darmon, Zabou Breitman, Alexandre Astier, Kyan Khojandi, Arsène Mosca, Jonathan Cohen
Distribuidora:
Caramel


Cuando tuvimos la primera noticia del estreno de O los 3 o ninguno de Kheiron,  se nos vino a la mente la obra de las hermanas Samdereli Almanya: Bienvenido a Alemania. El tráiler de O los 3 o ninguno  nos prometía una película plagada de situaciones absurdas y deliberadamente cómicas. No obstante, los derroteros de este film francés distan, en conjunto, de la supuesta intencionalidad emitida en el tráiler. ¿Qué queremos decir con esto? Pues que el espectador medio puede sentirse decepcionado porque la impronta dramática cobra más peso que el impacto cómico; se trata de una obra concienciada con su mensaje.

Partimos de la base de esperarnos una comedia desenfadada, crítica y mordaz con el sistema que juegue con los estereotipos de la inmigración dándoles la vuelta hacia una vis humoristica - algo así cómo Almanya, sí. Sin embargo, Kheiron ha querido en esta, su primera película, contar la historia del drama experimentado por sus padres cuando tuvieron que emigrar desde Irán a Francia pasando por Turquía -tramo pesado en la narración, por cierto, porque rompe con el esquema. Kheiron en un ejercicio de narcisismo - guioniza, protagoniza y dirige-, se encarga de construir una historia de amor a sus padres y a la integración racial. Porque O los tres o ninguno se concibe como un homenaje a sus padres, obligados a huir del régimen iraní por su oposición al mismo. Esta es la crónica del exilio de tres personas con el telón de fondo del contexto político en Irán pero centrándose en el componente humano, es decir, sin entrar en detalles históricos que simplemente están ahí como escenario trasero.


La película tiene dos partes bien diferenciadas. La historia comienza con un aura de cuento amén de un tono cómico narrando la niñez del padre de Kheiron. Tras estudiar en la universidad, adquiere un compromiso político y se sitúa a la vanguardia de la oposición al régimen hasta que sus convicciones le acaban costando unos años de prisión. Kheiron imprime a la parte cancelaria del relato un ambiente de humor negro porque no le interesa regodearse en la miseria de este tramo. Al salir de la cárcel, la película cambia a un tercio más serio. Conoce a su futura esposa con quien comparte sus inquietudes. Perseguidos por el régimen, deciden huir al extranjero con su bebé recién nacido. Asentados en Francia, en un barrio marginal donde la violencia está a la orden del día, el padre ejercerá de mediador, luchando por sus ideales aunque sea a menor escala en aras de conseguir la cohesión social en una zona de inmigrantes y diferencias culturales.


Todo en O los tres o ninguno rezuma una pretensión bien intencionada. La escala de colores se estanca en el gris claro, llevando por bandera la esperanza en la tierra paradisíaca de la Libertad, la Igualdad y la Fraternidad. Pasa de puntillas por temas serios -tampoco buscábamos un Dheepan 2- relacionados con la convivencia en el barrio y se centra en los logros obtenidos por su padre. La película se sostiene como agradable tributo a su familia, como un canto de amor optimista a sus padres pero aporta poco en lo cinematográfico. El propio Kheiron no da la talla como actor dramático en las escenas compartidas con Leila Bekhti. Y, la cuestión idiomática la tratan de soslayo, sin coherencia argumental y de manera chocante para el espectador, pues hablan de la dificultad de entender un idioma nuevo cuando la película está rodada íntegra en Francés. Pretensiones encomiables para un filme irregular.

6/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...