miércoles, 9 de marzo de 2016

Mustang. Indomable.

Título original:
Mustang
Año:
2015
Fecha de estreno:
11 de marzo de 2016
Duración:
97 min
País:
Francia / Turquía
Director:
Deniz Gamze Ergüven
Reparto:
Erol Afsin, Ilayda Akdogan, Doga Zeynep Doguslu, Elit Iscan, Ayberk Pekcan, Günes Sensoy, Tugba Sunguroglu
Distribuidora:
A Contracorriente


Un luminoso -y aparentemente inocente- prólogo muestra a unas jóvenes adolescente jugando en la playa con unos chicos. Subidas a sus hombros, las chicas ríen, pelean en broma y se divierten. Este es el preludio de un encarcelamiento. Quién iba a pensar en que esos juegos en la orilla con unos chicos, esas largas melenas ondeando al viento, esa vestimenta elegida por ellas o, incluso, el ser aficionadas al fútbol, acabarían convirtiéndose en elementos para la opresión; la cotidianidad de unas adolescentes se torna en infierno cuando la familia y los vecinos se empeñan en sexualizar cualquiera de sus actos. Mustang, opera prima de Deniz Gamze Ergüven, centra la acción en un aislado pueblo turco para erigir como heroínas a las cinco protagonistas de su historia.


Porque las cinco chicas, huérfanas a cargo de su abuela y de su tío, son espíritus libres en pleno despertar de su madurez constreñidas por la sociedad donde les ha tocado vivir. La directora captura la dolorosa existencia de estas potras indomables -de ahí el título de la película- mediante unos planos medidos que oprimen y, a la vez, liberan a las protagonistas. Porque Deniz Gamze Ergüven, a pesar de la dureza de lo contado, lo hace desde una paleta optimista de colores y de luz. Su pulso narrativo es enérgico, ante tanta tristeza impostada. La historia es la lucha por la "supervivencia", por cambiar las arcaicas costumbres de una sociedad patriarcal.

La mirada de la directora/guionista, turca de nacimiento pero afincada en Francia, proporciona una perspectiva opuesta al conservadurismo turco pues ella goza de esa libertad de la cual carecen las protagonistas. Mustang atesora un relato intimista y claustrofóbico vertebrado en la naturalidad desprendida por las niñas y la sensibilidad con que está contada, muy similar a un cuento. Pese a ser obra de una debutante, Mustang ha ido recibiendo premios y nominaciones -Óscar y Goya, incluidos- a lo largo de la temporada. Su punzante radiografía a la anticuada sociedad turca se esconde ante lo bucólico de un escenario escogido con exquisitez. Estamos ante una obra rebosante de humanidad y poesía, sin caer en ningún tipo de pedantería.


Y, ante todo, Mustang podría erigirse como una película denuncia. La directora coloca sobre la mesa un tema candente en muchos países como es el predominio del hombre frente a la mujer. Nuestras cinco protagonistas se ven abocadas a un futuro predeterminado, relegadas a ser unas simples amas de casa al servicio de su marido. La cámara fotografía los hermosos rostros tristes de las muchachas en su encarcelamiento en casa. La más joven de ellas se convierte en la improvisada heroína sobre las demás. Su mente, más joven que la de sus hermanas, enfrenta y rechaza una realidad pre-impuesta por mentes herméticas (y no sólo nos referimos a los hombres). No está dispuesta a anular su voluntad como mujer. Y Mustang demuestra que, ante tanta miseria social, siempre queda el candor, la esperanza, la alegría.

8/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...