jueves, 11 de febrero de 2016

Zootrópolis. Aunando diferencias.


Título original:
Zootopia
Año:
2016
Fecha de estreno:
12 de febrero de 2016
Duración:
108 min
País:
Estados Unidos
Director:
Byron Howard, Rich Moore
Reparto:
Animación
Distribuidora:
Disney



Con cada uno de los nuevos clásicos Disney, el estudio americano consigue aproximarse un paso más a su "amienemiga" Pixar. Rich Moore y Byron Howard, co-directores de la nueva película Disney, Zootrópolis, son dos de los artífices claves de esta evolución gracias a sus películas previas. Byron, como co-director de Bolt y Enredados y Moore como director de Rompe Ralph!. Estas tres películas demostraron que el estudio de Walt Disney podía crecer mediante la combinación de historias clásicas y técnicas que mezclan el 2D con el 3D, aunque aún sin la ambición conceptual de Pixar. Zootrópolis es un concienzudo estudio del comportamiento animal adaptado a unas características antropomórficas pero conservando su esencia como animales. Una película que nos remite, por su concepción, a otros clásicos del estudio protagonizados por animales como Robin Hood. 

¿Y cómo se consigue la veracidad? El equipo técnico de Zootrópolis trabajó durante una temporada la conducta de diversos animales, depredadores y presas para construir a los personajes. Se comportan como humanos manteniendo sus endémicas costumbres. Pero los creadores quisieron dar una vuelta de tuerca en la creación de su universo y elaboraron un complejo mestizaje animal en Zootrópolis, creando una megalópolis con diferentes zonas adecuadas a las características de cada animal: Tundratown para los osos polares, Bunnyburrow para los conejos, Little Rodentia para los mamíferos diminutos, Savanna Central como el eje neurálgico de la ciudad -recuerda al logo de Disney-, donde todos los animales convergen. Zootrópolis rezuma creatividad en el diseño, un espacio único, mágico, que aúna tantas diferencias.

  
Por eso, el eslogan de la ciudad y la filosofía de vida de la pequeña protagonista Judy Hopps-una conejita coraje, valiente y cabezota- es "cualquiera puede ser cualquier cosa". Partiendo de esa consigna, Zootrópolis amasa una historia de afán de superación y lecciones de tolerancia. Porque Judy, quien ha luchado toda su vida por ser una pionera entrando en el cuerpo de policía, cuando por fin logra ser una agente de la ley, tendrá que colaborar con un zorro -el, valga la redundancia, astuto Nick Wilde- para resolver el caso de unos mamíferos desaparecidos.

Zootrópolis, como ciudad, y por extensión la trama en sí, reconcilia a enemigos biológicos. Así, las ovejas son secretarias de los leones, los ratones son los capos mafiosos de los osos, o una coneja trabaja junto a su depredador natural, el zorro. Los creadores han unificado diferencias para mostrar una historia reconocible, basada en la típica buddie-movie, con dos personajes protagónicos abocados al entendimiento. La moraleja de superación y respeto, tema estrella en muchas películas destinadas a un público más infantil, se disimula ante la inteligencia de la trama y, sobre todo, esos detalles en la animación -en cuanto al diseño de personajes, con los movimientos típicos de cada animal, respetando el tamaño real de los mismos y logrando esa sensación, que decíamos antes, de veracidad.


Además, el público adulto podrá deleitarse con guiños -incomprensibles para los más peques de la casa- a películas o series famosas, tipo El Padrino o Breaking Bad. Esta sintonía entre aventuras sin freno, la conseguida expresión animal en conjuntado diálogo con la entretenida historia, y un carácter semioculto más adulto, hacen de Zootrópolis un perfecto cóctel para disfrutar en familia. Eso sin olvidar las gracietas de turno tan bien aprovechadas que alcanzan su clímax con las apariciones estelares de los perezosos y el pegadizo tema Try everything de Shakira, quien, además, presta su voz a Gazelle. 

7/10 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...