lunes, 29 de febrero de 2016

Oscars 2016 - Así lo vivimos y ganadores





La 88ª gala de los Oscars de ayer podría bien denominarse como los Oscars más reivindicativos de los últimos tiempos. Al menos la ceremonia. La más evidente, y la que fue el leitmotiv de la gala fue el #OscarsSoWhite (para los no angloparlantes, los Oscars 'demasiado' blancos) que surgió tras las nominaciones, y que ha dado bastante que hablar en estos meses, clamando cambios en la Academia para que se reconozca también el trabajo de los actores y actrices negros. Pero esta no fue la única reivindicación. El clamor popular también reclamaba ese Oscars que se merecía Leonardo DiCaprio. De repente todo el mundo era cinéfilo y quería ver a Leo levantando la estatuilla dorada. Da igual el resto de nominados (seguramente ni sabrían quienes eran o los habían visto), el caso es que Leo había estado muchas veces nominado y ya le tocaba (como si los premios se dieran por acumulación de nominaciones). También estaban los reclamadores del Oscars para Stallone y el de Morricone (que curiosamente no tenía ninguno) y otras temáticas que fueron aflorando en la gala.

Lo curioso es que, antes de toda esta controversia sobre el racismo de Hollywood, ya se había designado a Chris Rock para presentar la gala. ¿Cómo reaccionaría el cómico de color ante todo esto? ¿Cedería al boicot como promovía la familia Smith? Nada de eso, Chris fue un chico listo y debió pensar... Aprovecharemos la coyuntura para hacer ruido desde dentro. Y vaya si lo hizo, eso sí, pero al estilo Rock, siempre con el humor por delante.

Y tras la alfombra roja de siempre y los chismes de los vestidos de siempre, empezó la gala. Empezó con un video recopilación de las obras más destacadas del año, completito, y seguido por un monólogo del actor, que no tuvo desperdicio. Comenzó ya con la frase “he contado al menos a 15 personas negras en este montaje”. Eso es empezar con gancho, como Rocky. Luego ya fue un no parar... Los White People’s Choice Awards... Que si la gente que te dice de hacer boicot es la que está “en paro”, no la que está trabajando... Que si en los 60 no se protestaba por esto es porque estaban muy ocupados siendo violados y linchados como para preocuparse sobre quién ganaba mejor dirección de fotografía... Tenía para todos. Hasta para Jada Smith, esposa de Will Smith, la promotora del boicot. Dijo que Jaden boicoteando los Oscars es como si el boicoteara las bragas de Rihanna... ya que ninguno estaba invitado a dicho evento. Que no era justo que Will Smith no estuviera nominado por La verdad duele, pero que tampoco fue justo que ganara 20 millones por Wild Wild West (todo siempre desde su socarronería y humor característico). También tocó el tema de las categorías para negros (que se habían comentando como posible solución), ironizando con que la separación de hombres y mujeres ya era de todas formas injusta (y si lo piensas, más razón que un santo). También ironizó con que ahora teníamos un 'Rocky negro', por la película Creed. También tocó el tema del sexismo en el monólogo, para quienes pedían que en la alfombra roja, a las actrices se les preguntase por más cosas que por sus vestidos, a lo que el soltó que si George Clooney apareciese aparece con un traje verde lima y un cisne saliendo de su culo, alguien le preguntaría, ‘¿Qué llevas puesto, George?’.

Y así, entre risas y estocadas (habríamos pagado por ver la cara de Will Smith en esos momentos), empezaban los primeros premiados.
Este año se empezó por los guiones y nos constató que los premios iban a seguir las quinielas al 90%. Pocas sorpresas en ese aspecto. Spotlight se llevaba el guión original y La gran apuesta el adaptado, como venían haciendo en los diversos premios de la carrera hacia los Oscars.

Luego siguieron las coñas del tema del racismo, en esta ocasión reversionando las películas nominadas con actores negros (con aparición estelar de Whoopi Goldberg). Como se vería, la reiteración hizo que durante la noche, la gracia fuera perdiendo fuelle, pero se consiguió traer el tema encima de la tarima, que era el objetivo. Uno de los sketches más hilarantes fue cuando el priopio Chris Rock puso un video de él entrevistando a la gente de a pie de un cine de Compton (mayoritariamente negra) sobre los Oscars y su exclusión racial. Curiosamente, ninguno de los entrevistados conocía las películas nominadas a Mejor película. En otro momento de la gala aparecería Sacha Baron Cohen como Ali G poniendo más leña en el asador, metiendo en el saco a los “pequeños amarillos de pollas pequeñas.... los Minions” para meter, con humor negro, a los actores asiáticos en el saco. 


La verdad es que este año la gala, aunque se redujo en números musicales (sólo tocaron tres de las 5 canciones nominadas, un gesto feo para las dos ninguneadas), no se redujo el tiempo, pero sí siguieron los contínuos cortes a publicidad y la sensación fue de avanzar a trompicones y una gala con poca chispa en conjunto.

Tras la actuación de Writing's on the wall de Spectre, volvían los premios, en este caso para la actriz de reparto, que se lo llevó Alicia Vikander por La chica danesa. La verdad es que la actriz, quien también salía en Ex machina este año con gran acierto, se comía con patatas a Eddie Redmayne y en ese aspecto se merecía su reivindicación. Pero sí es cierto que tanto su nominación como la de Rooney Mara por Carol eran bastante cuestionables, pro el hecho de que eran ambas más principales que de reparto. Esta reivindicación pasó inadvertidapara la Academia y el Oscar ya estará en casa de Vikander. Tras esto, Mad Max: Furia en la carretera se subió en uno de sus bólidos y puso la quinta, llevándose tres galardones de golpe: Vestuario, Diseño de producción y Maquillaje/Peluquería. Fue curioso como Jenny Beavan, ganadora por el vestuario de Mad Max, repetía la chupa de cuero de los BAFTA que le valió reprimendas en su día. Fue su momento reivindicativo particular (de ir como le sale de los ovarios, sin etiqueta) además de ir acorde al look Mad Max.

Luego, entraba triunfalmente Emmanuel Lubezki, El chivo, en la historia de los Oscars, recibiendo su tercer premio consecutivo por su fotografía. Tras Gravity y Birdman, El renacido le reconocía como el primer director de fotografía tres premios seguidos. Lo consiguió en esta, su octava nominación. Las otras nominaciones sin premio habían sido por El árbol de la vida, Hijos de los hombres, El nuevo mundo, Sleepy Hollow y La princesita. Era el primero para la pelíula de Iñárritu, y de momento ahí quedo la cosa, porque Mad Max seguía a los suyo. Otros tres le cayeron: Montaje, Edición de sonido y Mezcla de sonido. La película de George Miller arrasó en los premios técnicos, como cabía esperar. La pena es que ahí quedo la cosa y no ganó más. Eso sí, ya había conseguido su particular reivindicación, ya no sólo para el cine de acción, sino para un modelo de hacer cine más artesanal, en eras de la proliferación digital. Eso sí, el premio para Miller deberá esperar. 


Una de las pocas sorpresas en cuanto a los premios llegaba con los efectos especiales. Se podía esperar premiar la osa de El renacido, los efectos tradicionales y espectaculares de Mad Max o un premio de consolación incluso para la nueva de Star Wars, pero pocos esperaban que Ex Machina ganase el Oscar a los efectos especiales. Al menos fue una sorpresa positiva, ya que la película merece dicha reivindicación, una de las sorpresas del género sci-fi más gratas de los últimos años. Alex Garland, guionista habitual de Boyle (28 días después, La playa, Sunshine) y Nunca me abandones, se probaba como director. Tras estos resultados, las expectativas para Annihilation, su próxima película, son bastante altas.

Tras los efectos, seguíamos con lo digital, ya que el premio al cortometraje animado fue presentado por los Minions y fue a parar para Historia de un oso, consiguiendo así Chile su primer Oscar en 88 años. El premio a la película de animación lo presentaron Woody y Buzz Lightyear (ya preparando Toy Story 4), que hizo una paradoja curiosa: Pixar premiando a Pixar. Porque si había un premio cantado esta noche era el de Del revés a mejor película de animación. La oveja Shaun, Anomalisa, El niño y el mundo y El recuerdo de Marnie debieron conformarse con la nominación, que, dicen, ya es un premio en sí mismo.

Tras otro número musical, el de la canción Earned it de Cincuenta sombras de Grey, vino el Oscar a mejor actor de reparto. Los Stallonistas se debieron sentir más Rocky Balboa que nunca, ya que no ganaron el combate y el premio fue para Mark Rylance por El puente de los espías. La verdad es que habérselo dado a Stallone hubiera sido más por caridad que por otra cosa, su actuación no es especialmente destacada en Creed, sino que bebe y se refuerza del sentimentalismo que despierta la saga y la figura de Rocky, ahora ya en su declive. En cambio, Rylance hace gala de una actuación contenida muy bien medida, que ensombrece a Tom Hanks incluso cuando ambos aparecen en pantalla. Además, el actor era el segundo de las quinielas, llevaba 10 premios cosechado frente a los 14 de Stallone (quien deberá conformarse ahora con el Globo de oro), la sorpresa hubiera sido más bien ver a Mark Ruffalo recibiendo el premio, por ejemplo. A este premio le siguieron los documetales, tanto en cortometraje como el largo. El cortometraje documental premiado fue A girl in the river: The Price of Forgiveness (donde el presentador, antes de decir el premio, bromeó diciendo que iba, otra vez, para Mad Max...) y el largometraje documental fue para Amy, de Asif Kapadia (que era el favorito). Así, La mirada del silencio había dupla con The act of killing, y el díptico se quedaba sin premiar en absoluto.

El IN MEMORIAM de este año fue presentado, a la vez que el video conmemorativo, con la interpretación del tema Blackbird de los Beatles, tocado por Dave Grohl (Foo Fighters). Ahí vimos desfilar por última vez el recuerdo a Wes Craven, Chantal Akerman, Christopher Lee, Maureen O'Hara, Omar Sharif, Ettore Scola, Alan Rickman, James Horner, David Bowie o Leonard Nimoy, entre otros.

Y, tras el fin de la vida, venían los comienzos, ya que dos de los actores más jóvenes destacados de este año, Jacob Tremblay (La habitación) y Abraham Attah (Beasts of no nation), y sin olvidar el mestizaje racial, eran elegidos para presentar el mejor cortometraje, que fue para Stutterer.
Siguiendo esta tónica, el premio a mejor película de habla no inglesa lo presentaron la colombiana Sofía Vergara y el coreano Lee Byung Hun y fue, de nuevo, para la favorita El hijo de Saúl. Seguro que Vergara se quedó con las ganas de otorgar el premio a la colombiana El abrazo de la serpiente.

Turno entonces de la última canción a interpretar, Til It Happens To You del documental The Hunting Ground, cantada a piano por Lady Gaga, otorgando uno de los momentos más emotivos de la gala. La canción vino precedida por el vicepresidente de Los Estados Unidos Joe Biden, trayendo a colación los abusos sexuales en los colegios, promoviendo el no apartar la mirada a otro sitio y actuar al respecto. Al parecer el documental en cuestión habla de los casos de violaciones en campus universitarios y su ocultación por las propias autoridades de las universidades. La canción se titula 'Hasta que te pasa a tí', haciendo referencia a que ninguno nos preocupamos de estos asuntos hasta que nos toca de cerca, y acabó con numerosos estudiantes supervivientes de abusos sexuales, con escritos en sus brazos concienciadores y la propia Lady Gaga, aguantando las lágrimas, sujetando sus manos. Un bonito momento que, por fortuna, no tuvo su recompensa, ya que el premio a la mejor canción, finalmente, fue a parar a Writing's on the wall de la nueva de James Bond, Spectre


 
Momentos antes, otra reivindicación había sido concedida, el Oscar para Ennio Morricone, por la banda sonora de Los odiosos ocho. A sus 87 años, tuvo que ser en esta sexta nominación cuando al fin le fuera concedido su primer Oscar. Cierto es que en 2007 se le había concedido el Oscar honorífico, seguramente ya pensando en que no tendrían otra ocasión de premiarle. La verdad es que estaba todo casi envuelto para regalo, ya que hace dos días tan sólo le habían puesto la estrella en el Paseo de la fama. Haciendo gala de un humor inteligentísimo, diremos que era un Oscar cantado. El pobre hombre subió ayudado a agradecer el premio, chuleta en mano, hablando en italiano y siendo traducido por su acompañante.

Y tras el apartado musical, se entró en la recta final, en los cuatro premios más codiciados.
El primero en hacerse público fue el premio a mejor director, que volvió de nuevo a las manos de Alejandro G. Iñárritu. El año pasado por Birdman, éste por El renacido. Y así, al igual que El chivo, Iñárritu también hacía Historia del cine, juntando su nombre al de pesos pesados como Joseph L. Mankiewicz o John Ford, que eran los únicos hasta la fecha que habían conseguido dos Oscars a mejor director dos años consecutivamente. El primero con Carta a tres esposas y Eva al desnudo; el segundo con Las uvas de la ira y ¡Qué verde era mi valle!. Desde luego, los que se quejaban del ego del director mexicano estarán como locos por ver cómo este dato afecta a su cine en los próximos años. Curioso que en una gala donde el tema racial esté tan patente, sean dos latinoamericanos los que logren poner sus nombres con mayúsculas en los libros de cine.

Con el premio a la actriz principal también se confirmaron las quinielas y Brie Larson se llevó el Oscar por La habitación (el único Oscar para la película). Venía de ganar casi todo (Spirit Awards, Sindicato de actores, BAFTA, Globo de oro...) y ha visto como a sus 26 años se le han abierto muchas puertas. A muchos nos empezó llamar la atención en Las vidas de Grace, pero ahora seguro que muchos ponen sus próximas películas en la agenda. Yo al menos ya tengo la precuela de King Kong y la nueva de Ben Wheatley en el punto de mira.
Y, quizás sabedores de que medio mundo esperaba el momento, este año fue el premio al mejor actor el penúltimo (el año pasado se dio después el de mejor actriz) en otorgarse. Al menos siguieron las quinielas su curso y no fallaron aquí tampoco. El ansiado Oscar por el público de Leonardo DiCaprio ya es un hecho. Al actor no tuvo que esperar tanto como Morricone para el reconocimiento, y fue en su quinta nominación, por El renacido, que que alzo con la estatuilla. Eso sí, de la famosa quedada en Colón para celebrarlo, al final nada de nada. Dicen se desconvocó por la seguridad y tal. Yo digo que quien mucho habla... Luego estaría el debate de si es el mejor trabajo suyo de los cinco por los que ha optado y tal, pero tampoco vamos a aguar la fiesta. DiCaprio ha sabido moverse bien, no encasillarse tras Titanic y ha buscado trabajos que artísticamente le llenasen, amén de codearse con los mejores directores. Fiel a la vena reivindicativa de la gala, Leo aprovechó su discurso para recordar otra causa importante, la del medio ambiente y el cambio climático (el actor siempre se ha preocupado mucho por los temas medioambientales). Sus próximos proyectos parece que seguirán dando qué hablar... Con Eastwood hará The Ballad of Richard Jewell y con Scorsese The Devil in the White City


A estas alturas de la película, estaba Mad Max: Furia en la carretera con 6 galardones, frente a los 3 de El renacido. Pero los expertos aseguraban que la cosa estaba abierta, y que la tónica general de los premios decía que una película sin nominación a Mejor guión, pocas bazas tenía de ganar a Mejor película. Tanto la de George Miller como la de Iñárritu no estaban nominadas, y así pasó, que la tercera en discordia, de la que todo el mundo se había ya olvidado, vino para cerrar el círculo. Empezó ganando y se fue ganando. Spotlight se alzó con el Oscar del 2016 a Mejor película. Solo dos Oscars, que suenan a poco, pero ahí estaba, para hacer la última reivindicación de la noche: la del periodismo comprometido. Ciertamente, la películas de Tom McCarthy no es una mala obra, pero quizás es bastante convencional para el tema que trata. Se escuda en el subgénero periodístico y sus propios convencionalismos y no hace más que poner de relieve el tema de los abusos sexuales de la iglesia, pero sin meter mucho el dedo en la llaga. El tiempo lo dirá, pero me da a mí que Mad Max y El renacido perdurarán más en el recuerdo y que de Spotlight poca gente se acordará. Mi sensación es que la temática ha ganado a la calidad artística, donde las otras dos me parecen superiores. Peor le fue a Marte de Ridley Scott (que se va de vacío) o incluso Carol de Todd Haynes, que ya de primeras ni la nominaron a mejor película ni posteriormente consiguió galardón alguno. En cualquier caso, así fueron los 88º Oscars de la Academia y así se los hemos contado.



PLANTILLA DE NOMINACIONES Y PREMIADOS



PELÍCULA
- El renacido
- Brooklyn
- El puente de los espías
- Mad Max: Furia en la carretera
- Spotlight
- La gran apuesta
- Marte (The martian)
- La habitación
  
DIRECTOR
- Alejandro González Iñárritu (El renacido)
- Thomas McCarthy (Spotlight)
- George Miller (Mad Max: Furia en la carretera)
- Lenny Abrahamson (La habitación)
- La gran apuesta (Adam Mckay)

ACTOR
- Bryan Cranston(Trumbo)
- Eddie Redmayne (La chica danesa)
- Leonardo DiCaprio (El renacido)
- Matt Damon (Marte)
- Michael Fassbender (Steve Jobs)

ACTRIZ
- Brie Larson(La habitación)
- Cate Blanchett (Carol)
- Charlotte Rampling (45 años)
- Jennifer Lawrence (Joy)
- Saoirse Ronan (Brooklyn)

ACTOR SECUNDARIO
- Christian Bale (La gran apuesta)
- Mark Rylance (El puente de los espías)
- Sylvester Stallone (Creed. La leyenda de Rocky)
- Mark Ruffalo (Spotlight)
- Tom Hardy (El renacido)

ACTRIZ SECUNDARIA
- Alicia Vikander (La chica danesa)
- Jennifer Jason Leigh (Los odiosos ocho)
- Kate Winslet (Steve Jobs)
- Rachel McAdams (Spotlight)
- Rooney Mara (Carol)



GUIÓN ORIGINAL
- Thomas McCarthy, Josh Singer (Spotlight)
- Michael Arndt (Del revés)
- Matt Charman, Ethan Coen, Joel Coen (El puente de los espías)
- Andrea Berloff, Jonathan Herman (Straight Outta Compton)
- Alex Garland (Ex Machina)

GUIÓN ADAPTADO
- Adam McKay, Charles Randolph (La gran apuesta)
- Emma Donoghue (La habitación)
- Drew Goddard (Marte)
- Nick Hornby (Brooklyn)
- Phyllis Nagy (Carol)



PELÍCULA DE HABLA NO INGLESA
- El hijo de Saúl (Hungría)
- A war (Dinamarca)
- El abrazo de la serpiente (Colombia)
- Theeb (Jordania)
- Mustang (Francia)

MONTAJE
- Margaret Sixel (Mad Max. Furia en la carretera)
- Hank Corwin (La gran apuesta)
- Stephen Mirrione (El renacido)
- Tom McArdle (Spotlight)
- Maryann Brandon, Mary Jo Markey (Star Wars. El despertar de la fuerza)

FOTOGRAFÍA
- Emmanuel Lubezki (El renacido)
- John Seale (Mad Max. Furia en la carretera)
- Roger Deakins (Sicario)
- Edward Lachman (Carol)
- Robert Richardson (Los odiosos ocho)

BANDA SONORA ORIGINAL
- John Williams (Star Wars. El despertar de la fuerza)
- Ennio Morricone (Los odiosos ocho)
- Carter Burwell (Carol)
- Thomas Newman (El puente de los espías)
- Jóhann Jóhannsson (Sicario)

CANCIÓN 
- 'Manta Ray' (Racing Extinction) 
- 'Writing's on the Wall' (Spectre) 
- 'Simple Song #3' (La juventud) 
-  'Earned It' (50 sombras de Grey)
- 'Til It Happens To You'  (The hunting ground)

DISEÑO DE PRODUCCIÓN
- Adam Stockhausen, Rena DeAngelo, Bernhard Henrich (El puente de los espías)
- Colin Gibson, Lisa Thompson (Mad Max: Furia en la carretera)
- Eve Stewart, Michael Standish (La chica danesa)
- Arthur Max, Celia Bobak (Marte)
- Jack Fisk, Hamish Purdy (El renacido)

VESTUARIO
- Sandy Powell (Carol)
- Sandy Powell (Cenicienta)
- Paco Delgado (La chica danesa)
- Jacqueline West (El renacido)
- Jenny Beavan (Mad Max: Furia en la carretera)

MAQUILLAJE/PELUQUERÍA
- Lesley Vanderwalt, Elka Wardega, Damian Martin (Mad Max: Furia en la carretera)
- Love Larson, Eva von Bah (El abuelo que saltó por la ventana y se largó)
- Siân Grigg, Duncan Jarman, Robert Pandini (El renacido)

MONTAJE DE SONIDO
- Chris Jenkins, Gregg Rudloff, Ben Osmo (Mad Max: Furia en la carretera)
- Andy Nelson, Christopher Scarabosio, Stuart Wilson (Star Wars. El despertar de la fuerza)
- Paul Massey, Mark Taylor y Mac Ruth (Marte)
- Jon Taylor, Frank A. Montaño, Randy Thom, Chris Duesterdiek (El renacido)
- Andy Nelson, Gary Rydstrom, Drew Kunin (Elpuente de los espías)

EFECTOS SONOROS
- Mark Mangini, David White (Mad Max: Furia en la carretera)
- Matthew Wood, David Acord (Star Wars. El despertar de la fuerza)
- Oliver Tarney (Marte)
- Martin Hernandez, Lon Bender (El renacido)
- Alan Robert Murray (Sicario)

EFECTOS VISUALES
- Richard Stammers, Anders Langlands, Chris Lawrence, Steven Warner (Marte)
- Rich McBride, Matthew Shumway, Jason Smith, Cameron Waldbauer (El renacido)
- Andrew Jackson, Tom Wood, Dan Oliver, Andy Williams (Mad Max. Furia en la carretera)
- Roger Guyett, Patrick Tubach, Neal Scanlan, Chris Corbould (Star Wars. El despertar de la fuerza)
- Andrew Whitehurst, Paul Norris, Mark Ardington y Sara Bennett (Ex Machina)

PELÍCULA DE ANIMACIÓN
- Del revés
- Anomalisa
- La oveja Shaun. La película
- O menino e o mundo (The boy and the world)
- When Marnie was where

CORTOMETRAJE ANIMACIÓN
- Historia de un oso
- Prologue
- Sanjay's super team
- World of tomorrow
- We can't live without cosmos

DOCUMENTAL:
- Amy (La chica detrás del nombre)
- La mirada del silencio
- Cartel Land
- What happened, Miss Simone?
- Winter of fire

CORTOMETAJE DOCUMENTAL
- Body team 12
- Chau, beyond the lines
- Claude Lanzmann: Spectres of the Shoah
- A girl in the river: the prince of forgiveness
- Last day of freedom

CORTOMETRAJE FICCIÓN
- Ave Maria
- Day one
- Everything will be okay
- Shok
- Stutterer

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...