sábado, 13 de febrero de 2016

Las 10 mejores películas de 2015 según Nando Cruz.

Ya estamos en 2016 y aparte de intentar realizar los utópicos propósitos de año nuevo (que seguramente no cumpliremos) toca, como cada año,  intentar catalogar y destacar las que uno, basándose en emociones puramente subjetivas, considera las mejores películas que se han estrenado en los cines de España durante el 2015.
En general he visto bastante cine, y como es lógico me ha costado dejar fuera de la lista a muchas películas que por un motivo u otro merecían ser destacadas, pero si hay algo que comparten las seleccionadas es el hecho de dejarme plenamente satisfecho después de verlas en la pantalla grande.
Sin más dilación, estos son mis diez títulos favoritos.

10. Yo, él y Raquel 


La ganadora del último festival de Sundance es una gozada para cualquier cinéfilo, ya que es una película sobre un par de chavales amantes del cine que intentan sobrevivir haciendo películas caseras a esa dura etapa por la que todos pasamos: la adolescencia. Para ello contarán con la peculiar ayuda de Rachel, una chica enferma de leucemia que llega a sus vidas en el momento más oportuno. Divertida, emotiva y honesta. Una propuesta que intenta ser algo diferente y lo consigue. Impagables todos las (explícitas) referencias cinematográficas que hay.

9. Macbeth


No es fácil enfrentarse a un texto del dramaturgo más famoso de la historia, las tragedias de William Shakespeare son enormemente populares, y se han representado, se representan y se representarán en multitud de ocasiones, tanto en las tablas como en los medios audiovisuales.
Las versiones de Macbeth de Orson Welles, Akira Kurosawa y Roman Polanski son las más reconocidas (cinematográficamente hablando), pero esta nueva adaptación nada tiene que envidiar a las que acabo de mencionar. 
Hablar de Macbeth, es hablar de ambición desmedida, de locura, de poder, de corrupción o del ser humano como concepto. Esta tragedia lo cuestiona todo, incluida la masculinidad del propio Macbeth. 
Protagonizada por Michael Fassbender y la francesa Marion Cotillard en el papel de la pérfida y manipuladora Lady Macbeth, sin duda alguna, el personaje más icónico y contradictorio de la obra, con permiso de las hermanas Fatídicas, que en esta nueva representación se alejan de la imagen literaria de la obra original.  
Es de obligado visionado deleitarse ante Fassbender y su “mente de llena de escorpiones”.

8. A primera vista


En 2010 el brasileño Daniel Ribeiro estrenó un cortometraje de 17 minutos de duración titulado No quiero volver solito donde contaba la relación sentimental que se establece entre un adolescente ciego y su nuevo compañero de clase. Debido a la buena acogida que tuvo en distintos festivales y por parte del público, su director decidió contar cuatro años después la misma historia y con los mismos actores, pero esta vez en un largometraje donde se desarollan más los personajes y se introducen nuevas tramas. El resultado final contiene la misma esencia que su predecesor. 
Esta película desprende optimismo, pero sobre todo, desprende ternura. 

7. Whiplash


Nos encontramos con otra ganadora de Sundance en la lista, en este caso la vibrante y eléctrica Whiplash. Esta película, no solo tiene un ritmo endiabladamente bueno, sino una dirección inspirada, un guión solvente (con diálogos para el recuerdo), pero sobre todo tiene unos personajes muy bien dibujados que son consecuentes con el film en todo momento. 
Miles Teller se entrega en cuerpo y alma para dar vida a un joven que está dispuesto a sacrificarlo todo con tal de ser el número uno tocando la batería, pero es el actor J.K. Simmons el que roba el show en todo momento. Su Terence Fletcher es un personaje para el recuerdo, un nuevo modelo de perversión y maldad que se lleva los mejores momentos y las mejores frases. Fascinante. Pocos Oscars de interpretación han sido tan merecidos como el que se llevo a principios del 2015 Simmons.

6. Mad Max: Furia en la carretera


El  mundo está loco. Y vaya si lo está cuando salen películas como Mad Max
El director australiano George Miller a sus 70 años decide hacer un reboot de su propia saga, iniciada en 1979 con Mel Gibson como protagonista, liderada esta vez por esa bestia interpretativa llamada Tom Hardy. Pero a pesar de ser el personaje que da voz al título, la que se apodera de la película es su co-protagonista femenina: Charlize Theron. Imperator Furiosa es uno de los personajes claves del año gracias a ella, y digna heredera de la Teniente Ellen Ripley de la saga Alien.
Recompensada con 10 nominaciones al Oscar incluyendo película y director, no cabe duda de que estamos ante uno de los mayores acontecimientos cinematográficos del 2015.
Lo mejor de esta radical propuesta es ver la reacción de la gente cuando les dices que la ha hecho el mismo tipo que hizo Babe, el cerdito valiente o Happy Feet. Versatilidad. 

5. Birdman o (La inesperada virtud de la ignorancia)


El cineasta mexicano Alejandro González Iñárritu está en el mejor momento de su carrera. A la espera de la inminente llegada de El Renacido a las salas de cine españolas, toca hablar de su anterior película y gran triunfadora de la pasada edición de los Oscar. 
Birdman es una película muy seria disfrazada de comedia negra. Nos habla de la fama, las inseguridades o la estupidez humana. De como el ego de una persona puede destrozar su vida.
Hace unos años cualquiera hubiera dicho que Michael Keaton ya no volvería a ser recordado por otra cosa que no fueran sus colaboraciones con Tim Burton. Pero Iñárritu le regala un papel memorable donde le permite lucirse hasta el final. 
Espectacular dirección de actores y de un falso plano secuencia constante a lo largo de la película totalmente justificado. 
Birdman es un triunfo que camina constantemente en la cuerda floja y que sale airosa de su extravagante y arriesgada propuesta.

4. Pride


Pride pertenece a ese subgénero de películas británicas ambientadas en los años 80 y que comparten un denominador común: la lucha social y el pleno y unánime rechazo hacia las políticas y la figura de Margaret Thatcher. 
Cintas tan conocidas como Billy Elliot, The Full Monty o la presente Pride dan buena fe de ello, pero además comparten otra característica, y es que después de verlas te sientes mejor persona o quieres parecerte a los personajes que retrata, porque no hay nada más bonito que ver luchar a un grupo de personas por una sociedad mejor, más justa y más igualitaria. 
Vivimos en una época demasiado reflexiva cinematográficamente hablando, a veces se echan en falta películas que parecen abocadas a un tiempo pasado (los años 90 saben mucho de esto) donde el positivismo es el canon a seguir. Películas como Pride. Muy recomendable.

3. White God (Dios blanco)


Una nueva ley da preferencia a los perros de raza e impone un tributo considerable por las razas cruzadas. Rápidamente, los refugios caninos se llenan con perros abandonados. Lili, de 13 años, lucha por proteger a su perro, Hagen, pero su padre lo suelta en la calle. Este es el argumento de una de las películas más especiales y duras del año.
Como curiosidad es la película que ostenta el récord de haber utilizado mayor cantidad de perros hasta la fecha, nada menos que 274. 
Lo mejor es saber que después de la filmación, y gracias al éxito del film se hizo una campaña para que todos los perros que aparecieron en la película fueran adoptados, consiguiendo su objetivo a principios del pasado año.
Recuerda que la revolución o será canina, o no será de ninguna manera.
Ya están tardando en hacer un remake gatuno, y hacer de ella mi película favorita ever.

2. The Lobster (Langosta)


Desde la irrupción en el 2009 de la brutal Canino, su director Yorgos Lanthimos es considerado como uno de los autores europeos por excelencia. Ahora con Langosta se enfrenta a su primera película con actores internacionales, donde destacan: Colin Farrell, Rachel Weisz o Léa Seydoux entre otros. 
El director griego nos narra una historia de amor no convencional, ambientada en un mundo distópico, en el que según las reglas establecidas, los solteros son arrestados y enviados a un lugar donde tienen que encontrar pareja en un plazo de 45 días, sino se convertirán en animales y arrojados al bosque salvaje.
Lo mejor es que Lanthimos utiliza su aparentemente marciano argumento para hablar de temas tan reconocidos y actuales como la soledad, el temor a morir solo o a vivir con alguien, y las cosas absurdas que estamos dispuestos a hacer para encajar en una sociedad que nos ha sido previamente establecida socialmente.
Una extraordinaria rareza que se ha convertido en película de culto desde que se estrenó. Con ese guión no esperaba menos. 

1. Maps to the Stars


Personalmente soy un gran admirador de las películas que hablan sobre la industria cinematográfica, no en vano cintas como ¿Qué fue de Baby Jane?, Ed Wood o Mulholland Drive ocupan un lugar privilegiado en mi memoria cinéfila.
Maps to the Stars sigue los pasos de Agatha, una joven que llega desde Florida a Los Angeles dispuesta a triunfar en la meca del cine, y donde se convierte en la asistente personal de Havana Segrand, una actriz cincuentona y mentalmente atormentada por el espíritu de su madre muerta, y por el papel cinematográfico que la hizo famosa a su progenitora y que ahora lucha por interpretar ella.
A todo esto, en el camino de Agatha hacia la gloria se cruzarán un arrogante y despótico actor infantil, la madre de éste, un masajista con aires de grandeza, un chófer aspirante a guionista y la mismísima Carrie Fisher.
Con semejante fauna pululando por un ambiente mal sano en manos del creador de películas como: Inseparables, La mosca o Un método peligroso nada podía salir mal. Y es que esta historia le viene a David Cronenberg como anillo al dedo. Si uno repasa su filmografía encontrará en esta retorcida fábula varios elementos comunes atados a su perverso cine, tales como: la doble identidad, los fantasmas del pasado, el incesto, la sangre, desfiguraciones faciales, su humor negro, y por supuesto sexo automovilístico. Y es que si algo ha dejado claro el director canadiense a través de su obra es que las relaciones sexuales con coches de por medio son marca de la casa, basta recordar su anterior película Cosmopolis, o casi todo el metraje de su polémica Crash para corroborarlo.
Resumiendo, toda una joya cruelmente contada que merece ser catalogada como lo mejor que he visto estrenado en España durante el 2015 para este servidor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...