jueves, 18 de febrero de 2016

Anomalisa. Ser humano.

Título original:
Anomalisa
Año:
2015
Fecha de estreno:
19 de Febrero de 2015
Duración:
90 min
País:
Estados Unidos
Director:
Charlie Kaufman, Duke Johnson
Reparto:
Animación (David Thewlis, Jennifer Jason Leigh, Tom Noonan)
Distribuidora:
Paramount



Entrar al metro o llegar al centro de la población y desaparecer entre la multitud es una de las consecuencias de nuestra sociedad, probablemente más homogénea de lo que aparenta ser con sus individuos físicamente diferentes ellos, pero mentalmente igual de seducidos por las mismas ideas. De ahí parte el prestigioso Charlie Kaufman para componer su última obra, Anomalisa, que llega al cine una década después de su concepción como obra teatral. La animación era el método idóneo para trasladar esta historia, tan cercana a la realidad que no cuesta sentirse cercano a ella, a la gran pantalla. Tras su magníficamente ambiciosa e ingeniosa ópera prima como director, Synecdoche New York, en la que el personaje interpretado por Philip Seymour Hoffman creaba una maqueta a escala real de un fragmento de la ciudad de Nueva York, Kaufman da forma a un proyecto más íntimo, pero que está marcado por un mismo tono reflexivo acerca de la existencia humana.


Los muñecos enmascarados son los títeres de Kaufman para narrar uno de sus relatos más personales. Prácticamente toda la acción se desarrolla en un único espacio, el hotel Fregoli, centrándose en el deseo irrefrenable del protagonista por encontrar algo que le saque de su miserablemente ordinaria y uniforme vida. Nos encontramos ante una película que incide no solo en la vista, sino que el sonido también juega un papel activo, algo poco habitual teniendo en cuenta que normalmente queda encubierto por la imagen a pesar de su vital importancia. Las idénticas voces que rodean y abruman al protagonista remarcan ese sentimiento de monotonía existencial en el que se encuentra encerrado el personaje, el cual está sentenciado a esa vida escuchando siempre lo mismo. La voz de Jennifer Jason Leigh, que realiza un trabajo sobresaliente, refleja aquello que todos hemos vivido, esa chispa de felicidad algo agridulce que nos induce a pensar que nuestra presencia en el mundo tiene algo de sentido. Pero como toda chispa puede desembocar en llama o desaparecer en un instante, dependiendo también de la mentalidad, aunque no de la predisposición, y del carácter de la persona en cuestión. E inevitablemente, y enfatizando en esa sociedad que satura nuestros sentidos con ruidos y no melodías, Kaufman tiende hacia el polo más pesimista, que a menudo es el más realista.

Teniendo en cuenta la temática y la ejecución formal de la cinta, no está hecha para todos los públicos, ni siquiera para todos los adultos. Anomalisa es muy necesaria en el contexto social en el que vivimos, no para comprenderlo, sino para valorarlo. Porque en ningún momento se nos plantea una solución para remediar este sinsentido, sino que se nos ofrece una experiencia a partir de la cual nos podemos parar a reflexionar sobre lo que nos rodea. Reflexión que se despliega a lo largo de la película mediante situaciones cotidianas, y por ello cargadas de significado. La animación algo inusual y este mensaje profundo puede repeler a buena parte del público, pero no cabe duda de que Anomalisa es especial. Como es habitual en Kaufman, no se separa de la idea sobre la que quiere expresar su mentalidad y, hasta con la canción compuesta por él mismo que acompaña a los créditos finales, cada fotograma creado por la técnica del stop-motion infiere al espectador lanzando cerbatanas de ese mensaje.


La genuina humanidad que exhala Anomalisa hace de ella una extraña anomalía en nuestro amansado entorno, buscando activar la sinapsis de nuestras neuronas con un estimulante ejercicio creativo y personal. En algún momento todos nos hemos detenido, o lo haremos, a pensar acerca del significado de la existencia humana, cuestión de la que es difícil despojarse una vez que se ha instalado en la mente. Y Kaufman una vez más reflexiona con acierto, y de manera algo más asequible que en su anterior obra, sobre ese gran misterio. Nunca lo resolverá, pero todos los genios tratan de destaparlo.

7,5/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...