viernes, 29 de enero de 2016

Spotlight. Volviendo al periodismo de investigación.


Título original:
Spotlight
Año:
2015
Fecha de estreno:
29 de enero de 2016
Duración:
128 min
País:
Estados Unidos
Director:
Thomas McCarthy
Reparto:
Mark Ruffalo, Michael Keaton, Rachel McAdams, Liev Schreiber, John Slattery, Stanley Tucci, Brian d'Arcy James, Gene Amoroso, Billy Crudup, Elena Wohl, Doug Murray, Sharon McFarlane, Jamey Sheridan
Distribuidora:
eOne


El periodismo actual ya no es lo que era. Esta frase se oye mucho y no está exenta de razón, pues el periodismo de investigación, el comprometido con la sociedad, es ya difícil de encontrarlo. Los tiempos cambian, supongo, y el equipo encargado de llevar a la gran pantalla Spotlight seguramente sienta algo parecido, y quiere traernos a la memoria que existió y que debemos recuperar ese espíritu de nuevo en el periodismo actual. 'Spotlight' es la unidad de investigación especial del Boston Globe y la película se centra en su famoso reportaje sobre el escándalo sexual de la Iglesia Católica de Boston, donde se acusaba a 70 sacerdotes de pederastia y a la Iglesia en general por encubrimiento.


Cuando aún tenemos bastante reciente el estreno de El club de Larraín, el espinoso tema de la pederastia en la Iglesia Católica sigue dando que hablar, y eso que parece ser tema bastante tabú para muchos. A diferencia de la película chilena, de corte más intimista y centrado en los remordimientos de los curas, la película de Thomas McCarthy se presenta desde el otro lado, de la labor periodística que descubre y destapa tales atrocidades. Realmente, aunque por la temática sea difícil dejarlo en un segundo plano, nos encontramos ante una película del subgénero periodístico, donde la investigación, entrevistas y los entresijos comunes del periodismo es lo que prima en la trama, más allá del drama al que señala con el dedo indudablemente. Así, en sintonía con grandes películas de la talla de Todos los hombres del presidente, Network, JFK, El desafío – Frost contra Nixon, El veredicto o Buenas noches y buena suerte; Spotlight está elaborada con ese sabor añejo del mejor Sidney Lumet, como bien ha reconocido McCarhty que ha sido una de sus mayores influencias a la hora de acometer la película.


Thomas McCarthy ha emprendido su carrera de director de forma bastante satisfactoria, si obviamos el traspiés de Con la magia en los zapatos. He incluso como guionista, pues todas sus películas están también guionizadas por él mismo (incluso participó en el guión de Up aunque no esté acreditado; pero, por ejemplo, el personaje de Russell el explorador es gracias a su aportación en la historia). Quizás no tenga un estilo definido, al igual que Lumet, sino que prefiere adaptarse a la historia y quitarse importancia como autor, que gane peso la trama. Particularmente no soy muy devoto de los filmes periodísticos, pero hayq ue reconocer que Spotlight te mantiene atento en sus dos horas de metraje, absorto entre recortes de periódico, los careos entre periodista y víctimas y los tejemanejes de la abogacía que entorpecen la labor de investigación.

E este sólido drama periodístico encontramos de nuevo al revitalizado Michael Keaton, que tras la nominación al Oscar, parece haber reconducido su labor actoral con proyectos tan interesantes como los venideros The founder o la imprevisible secuela de Bitelchús. Pero aquí el que se come la pantalla es Mark Ruffalo, quien quizás en esta ocasión no lo gane, pero está pidiendo a gritos su estatuilla dorada. El otro secundario que chispea la pantalla cuando aparece es Stanley Tucci en el papel del abogado Mitchell Garabedian. En general, como suele ser en este tipo de películas de reparto coral, todos cumplen sabiamente su cometido, teniendo pocos momentos destacados en solitario. Porque lo importante, al igual que para los periodistas del Spotlight, es el tema: más allá de los abusos, el encubrimiento de una organización tan metida hasta en la sopa de todos los organismos que te puedas imaginar como es la Iglesia Católica. No será una película de terror, pero asusta un poco más que unas cuantas de dicho género. 


Los que disfruten de las películas del género periodístico verán que Spotlight cumple con las pretensiones y las expectativas que puede suscitar una película de este tipo, pero además pone de relieve dos aspectos: la importancia del periodismo de investigación, y el desmesurado control de la organización y sistema conocido como la Iglesia en los múltiples aspectos de la vida cotidiana. Más que suficiente como para merecer la pena su visionado.

7,5/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...