martes, 26 de enero de 2016

My French Film Festival 2016. Sección Women's Tales



Ya hace una semana desde que My French Film Festival abrió sus virtuales puertas y ya estábamos tardando en reseñar la interesante oferta que la edición 2016 tiene para nosotros. En esta ocasión le va a tocar a la selección de cortos que integran la sección Women’s Tales donde se aglutinan 5 obras de diversa índole y con bastante disparidad de calidad, donde una en particular resalta sobre las demás. Descubre que tiene para ofrecerte esta sección tras el salto.


Au Sol (En Tierra)

Alexis Michalik dirige con solvencia una no tan solvente y bastante tonta historia sobre la vida burocrática en el aeropuerto. Una mujer que acaba de perder a su madre intenta llegar a Londres con urgencia, sin embargo enfrenta todas las adversidades posibles por parte del sistema administrativo. Entre llantos y golpes bajos, esta señora encontrará en una de las tantas azafatas, la ayuda humana que tanto le hace falta.

Entiendo que el director nos quiera contar lo deshumanizado de las robóticas relaciones que imponen las normas y los protocolos, pero hacerlo de una manera tan burda, con un cuento muy digno de comercial de Coca-Cola no es precisamente una gran manera de hacerlo. Difícilmente haya una propuesta peor en lo que queda de Festival, aunque tampoco hay que ser tan duro con ella: no engaña a nadie y parece ser la favorita del público.



Jeunesse des Loups Garous (Los monstruos se convierten en amantes)

Bastante horrible la obra de Yann Delattre sobre este triángulo amoroso entre adolescentes, donde el torpe Sebastián intenta por todos los medios declararle su amor a Julie, una joven cuyo novio no la merece.

La historia es de una cursilería alarmante, con momento de karaoke sentimentaloide incluido, aunque hay que reconocerle algún momento de buena comedia y alguna bizarrada como la del compañero japonés (aún no se que hacía ahí pero era divertido). Es una película que si te distraes seguro te la olvidas en un segundo.



Les Filles (Las Chicas)

A veces pasa que terminas de ver una película y no tienes ni idea de lo que el director te quería contar. Eso pasa con Les Filles, la obra de Alice Douard, y no por ser críptica sino por parecer tan vacía que te deja la sensación que debe haber algo que te perdiste. La historia aborda un momento particular de la vida de Charlotte, una muchacha que está preparando junto a sus hermanas un partido de futbol amateur que sustenta la expectativa de la cinta.

Podemos notar la tensión competitiva entre nuestra protagonista y su mandona hermana Nath, una chica que parece gobernarlos a todos a su antojo. Menospreciada en el equipo de su hermana, Charlotte se pasa al bando contrario y planta un gran desafío a su hermana que se resolverá en el maravillosamente dirigido partido, el cual tiene como condimento la presencia del padre como el árbitro.

Hasta ahí todo bien, pero la película tiene un desarrollo que se regodea demasiado en determinados momentos de holganza de la protagonista, que no ayudan a saber dónde estamos parados; y todo lo que contruye la directora en el gran partido final se diluye en un final de fair play que parece sacado de un comercial de la FIFA.

Belle Gueulle (El Verano de Sarah)

Emma Benestan construye una historia simple que bebe bastante de los Dardenne y que nos cuenta la historia de Sarah, una chica de baja clase social que añora disfrutar de la playa con los demás muchachos de su edad, en lugar de estar trabajando con su padre en los miserables trabajos que pueden conseguir.


La historia enternece y llega al corazón pese a que su desarrollo es algo predecible y el climax algo apresurado. No deja de ser una excusa para mostrar una solvente dirección de actores por parte de su realizadora y exhibir el talento de Oulaya Amamra en el gran papel de Sarah.





La Fin du Dragon (La Muerte del Dragón)

La joya de la sección la deja Marina Diaby con extraordinario micro-universo en La Fin du Dragon. La muerte de Claudine, una madre cuya presencia e influencia en la familia se intuye (nunca se dice) muy fuerte, obliga a sus tres hijos a reunirse para realizar los trámites pertinentes. La desaparición de Claudine y su voluntad mediadora entre ellos (nuevamente algo que se intuye) provoca que la falsedad de la unión en la adversidad muy pronto se note y empiece a haber conflictos entre los hermanos, saliendo a la superficie deudas y rencores del pasdado.

La mano exquisita de Diaby para manejar el drama y poner el humor donde corresponde (maravilloso e inolvidable el doctor encarnado por Lamine Diaby), nos deja una historia potente donde las miserias de la familia francesa quedan expuestas con completa naturalidad. Sin lugar a dudas La Fin du Dragon es la película que no se puede dejar pasar de la sección Women’s Tales.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...