viernes, 4 de diciembre de 2015

La religiosa. Vocación implantada.


Título original:
La Religieuse
Año:
2013
Fecha de estreno:
4 de Diciembre de 2015
Duración:
100 min
País:
Francia, Bélgica y Alemania
Director:
Guillaume Nicloux
Reparto:
Pauline Étienne, Isabelle Huppert, Louise Bourgoin, Martina Gedeck y Françoise Lebrun
Distribuidora:
Abordar


La religiosa pertenece a ese grupo de películas que llegan a España mucho después de su estreno en su país de origen, sin ir mas lejos, su director ya ha rodado dos películas más después de ésta producción, que se vio por primera vez en el festival de cine de Berlín de 2013. 
Y es que a veces cuesta demasiado estrenar una película, por mucho que esté basada en la célebre obra del ilustrador francés del siglo XVIII, Denis Diderot, o tenga en su reparto a una de las musas e iconos del cine europeo, como es Isabelle Huppert.

Su historia, anteriormente llevada al cine en 1966, nos traslada al siglo XVIII, donde Suzanne, una chica de 16 años, es forzada por su familia a entrar en una orden religiosa, aunque ella aspiraba a vivir en "el mundo". 
En el convento, se enfrenta a la arbitraria autoridad de la madre superiora. Gracias a su pasión resistirá el rigor de la disciplina religiosa, pero no dejará de luchar para recuperar la ansiada libertad.


Todo el peso de la narración recae en el personaje de Suzanne, cuyo único pecado ha sido ser hija de una madre adúltera a los ojos de Dios. 
El espectador es testigo de su injusto martirio, de sus continuas vejaciones por parte de las distintas madres superioras con las que se topa, o de su continuo estado de desesperación por haber sido forzada a ser fiel a una religión que lo único que le aporta es sufrimiento.

El material de la película es una buena oportunidad para denunciar las partes más oscuras del fanatismo, pero encontré la historia algo plana, no veía demasiada evolución, y por momentos es aburrida, aunque la interpretación de la joven protagonista, lejos de ser sobresaliente, es bastante solvente.

Le falta contundencia en su mensaje, no es suficiente con mostrar escenas de dolor, tienes que hacer al espectador partícipe de esas sensaciones si quieres que sea efectiva.
Tampoco es una mala película, simplemente no está definida y la califico con el peor adjetivo al que se le puede dar a una película: olvidable.

5,5/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...