viernes, 30 de octubre de 2015

Truman. Cinco días con Julián.


Título original:
Truman
Año:
2015
Fecha de estreno:
30 de Octubre de 2015
Duración:
108 min
País:
España / Argentina
Director:
Cesc Gay
Reparto:
Ricardo Darín, Javier Cámara, Dolores Fonzi, Àlex Brendemühl, Javier Gutiérrez, Eduard Fernández, Elvira Mínguez, Silvia Abascal, Nathalie Poza, José Luis Gómez
Distribuidora:
Filmax


Cesc Gay repite con Javier Cámara (Una pistola en cada mano, Ficció) y Ricardo Darín (Una pistola en cada mano) en esta amable dramedia donde dos amigos pasarán cinco días juntos donde intentarán dejar atados varios cabos de la vida de uno de ellos. Y se agradece que el director esquive en buena parte el sentimentalismo y apueste por presentar la historia desde el lado de la amistad y lealtad que se procesan ambos amigos, más que desde la tragedia que les rodea. En este aspecto, y aunque sean injustas siempre las comparaciones, Truman gana por goleada a la ma ma de Medem.


Estamos hablando de una película pensada y enfocada principalmente en los dos protagonistas, en la relación y situaciones referentes a ellos. Por ello, es muy importante la química que ambos demuestran tener y que les valió un premio conjunto en el Festival de San Sebastián. Aquí, Javier Cámara interpreta a Tomás, que vive en Canadá pero decide emprender un largo viaje para pasar unos días con su amigo Julián, quien padece desde hace más de un año cáncer y se ha extendido por su cuerpo hasta hacerse terminal. Así, también colaborará en una de las tareas que se ha propuesto Julián dejar hechas antes de que su plazo de vida se termine: entregar a su fiel perro Truman a una nueva familia.

Con esta premisa lo fácil sería hacer un drama de pañuelos y frases emotivas, pero no es esto lo que busca Cesc Gay. Apoyado en una vivencia real del director (evidentemente, del lado del personaje de Javier Cámara), la película recorre esos cinco días del encuentro de ambos, y la tragedia de la enfermedad se utiliza como contexto y en ocasiones puntuales, y cuando se hace, es con solemnidad y sobriedad, con toques de humor negro con los que se caracteriza la peculiar forma de ser del personaje de Julián, como refleja una de las escenas de la película donde va a increpar a un viejo amigo por no saludarle (seguramente por la incomodidad que supone).


Pese a la narrativa sencilla y la complicidad conseguida con el espectador gracias a unos personajes acertados, hecho un poco en falta conocer antecedentes de la relación de los dos amigos. Ni siquiera en conversaciones se alude mucho a los inicios de la amistad o anécdotas pasadas. Creo que hubiera dotado de mayor fuerza a los personajes y sus acciones, peleas y devenires cobrarían otra intensidad. Para suplir esto, sí se hace gala de varios rostros conocidos como Álex Brendemühl, Javier Gutiérrez, Eduard Fernández, Silvia Abascal o Nathalie Poza; aunque la única que disfruta de más minutos en pantalla es Dolores Fonzi (que próximamente veremos en Paulina, de Santiago Mitre), haciendo de prima de Julián. Pero son Cámara y Darín los protagonistas absolutos (ni siquiera Trolio, el perro que hace de Truman [que lamentablemente falleció meses después del rodaje por causas naturales] rivaliza con ellos) y es por ellos y cómo Cesc Gay sabe sacar el lado “amable” o menos duro de los últimos momentos que compartirán dos amigos cercanos, lo que bien merece la pena acercarse a ver Truman.

7/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...