viernes, 16 de octubre de 2015

Slow West. El encanto del Oeste.

Título original:
Slow West
Año:
2015
Fecha de estreno:
16 de Octubre de 2015  
Duración:
84 min
País:
Reino Unido, Nueva Zelanda
Director:
John Maclean
Reparto:
Kodi Smit-McPhee, Michael Fassbender, Ben Mendelsohn, Caren Pistorius, Edwin Wright, Andrew Robertt
Distribuidora:
Betta Pictures



Hubo un tiempo en el que el western era el género por excelencia. Con un solitario personaje protagonista, capaz de acabar con cualquier tipo de amenaza de manera implacable, liberando a un pueblo de verse consumido por las fauces de villanos algo unidimiensionales. El western fue perdiendo fuerza, pero se ha mantenido presente con grandes joyas del cine con el paso de las décadas. Desde Clint Eastwood a Quentin Tarantino, cineastas de prestigio han experimentado con este prolífico género, recogiendo el testigo de maestros como John Ford y Sergio Leone, que dejaron para la posteridad algunos de los mejores títulos de la historia. Este género es idóneo para reflejar la lealtad y las metas idealizadas en unas aventuras en las que estamos deseando involucrarnos, y en 2015 el western sigue estando a la orden del día. John Maclean se ha trasladado a esos parajes vírgenes de la reclusoria a la par que globalizadora tecnología moderna, ofreciendo una ópera prima que invita a apuntar su nombre en la lista de reveladores cineastas que pueden dejar su marca en los próximos años.


Maclean debuta con Slow West de la mejor manera posible. Este potente relato centrado más en la imagen que en la palabra se hace aún más sólido gracias a la brevedad de su metraje, que se convierte en una sucesión de personajes y ambientes llamativos. El hecho de que los diálogos no tengan una presencia abrumadora no mella el poder narrativo de la película, que impacta con un gran trabajo estético de Maclean. La personalidad del director queda reflejada en cada secuencia, con planos que impiden desconcentrarse y perder el interés en el joven Jay Cavendish. Maclean demuestra ser un monstruo visual a nivel técnico y artístico, algo que ya dejó claro con su maravilloso cortometraje Pitch Black Heist, que al igual que su primer largo recurría a un género popular, como el de los robos, para introducirse en una historia más personal.

Slow West no deja de ser un drama coming-of-age que cambia el atosigante y manido instituto por los bosques norteamericanos. El romance es el motor de las motivaciones del protagonista, aunque al igual que en títulos que se acercan a la cambiante mentalidad adolescente con maestría como The Spectacular Now y Me and Earl and the Dying Girl, el amor es el simple pretexto para vivir una aventura que sirve para madurar de manera definitiva. Kodi Smit-McPhee parece la elección perfecta para encarnar al complejo protagonista, tras dejar sin palabras con su prematuro trabajo en el fantástico remake americano de Déjame entrar, el joven actor sigue sumando títulos interesantes a su filmografía. El encargado de ejercer de su mentor, que tampoco es un personaje fácil de conocer, es Michael Fassbender, que ya ha trabajado en repetidas ocasiones con Maclean. Los objetivos dispares de este hombre y el adolescente a punto de convertirse en uno hacen que la trama no sea monótona, a pesar de que todo conduzca irremediablemente a un escenario final en el que se demuestra su consolidada relación.


Sería injusto no hacer mención a Ben Mendelsohn, que aparece brevemente, pero que como suele ser habitual, se come la pantalla en cada segundo en el que se deja ver. Resulta satisfactorio ver Slow West, ya que es la prueba de que el cine está tan vivo como en la gran época en la que talentosos directores encontraban en el western el refugio perfecto para contar historias fascinantes.

7/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...