domingo, 4 de octubre de 2015

La playa de los ahogados. El fantasma del capitán Sousa.

Título original:
La playa de los ahogados
Año:
2015
Fecha de estreno:
09 de octubre de 2015
Duración:
96 min
País:
España
Director:
Gerardo Herrero
Reparto:
Carmelo Gómez, Antonio Garrido, Luis Zahera, Celia Freijeiro, Celso Bugallo, Pedro Alonso, Marta Larralde, Tamar Novas, Fernando Morán
Distribuidora:
Syldavia


Cuando este verano se estrenaron las danesas Misericordia: Los casos del departamento Q y su secuela Profanación, hablamos de la época de buenaventura de la novela policíaca escandinava y sus adaptaciones a la gran pantalla. Injusto sería no admitir que en nuestro país no gozamos de buena salud en el terreno de la ficción "policíaca" novelada. Ahí están los ejemplos del Pepe Carvalho de Vázquez Montalbán, el hilarante detective sin nombre de Eduardo Mendoza y, el que nos ocupa, el Leo Caldas de Domingo Villar. La primera aparición del detective Caldas fue en la novela Ojos de agua. Unos años después Villar recuperó el personaje para La playa de los ahogados novela que, seis años después de su primera edición, da el salto al cine.


El propio Domingo Villar se encarga de la escritura del guión en este thriller policíaco cuyo eje central es la aparición de un marinero ahogado en lo que parece un caso de suicidio. Pero el investigador gallego Caldas (un diligente Carmelo Gómez) junto a su incondicional compañero aragonés Rafa (el menos histriónico de lo habitual Antonio Garrido), tratarán de resolver el caso pues muchos indicios apuntan a un asesinato y la investigación llevará a los dos hombres a escarbar en crímenes y fantasmas del pasado.

Dos policías investigando un crimen. Muy lejos queda La playa de los ahogados de recoger la esencia claustrofóbica, angustiante y tensionante de otras de temática similar como La isla mínima.Su principal tara radica en la incapacidad de aclimatar la película en su más estricta vertiente de thriller policíaco. Aunque sigue el esquema de conjuntar un rompecabezas, la trama avanza con lentitud mientras seguimos los pasos de los policías con sus pesquisas e interrogatorios a los ambiguos lugareños que, cayendo en el tópico de las creencias de los pueblos pequeños, dotan al crimen de supuestos elementos paranormales mentando el fantasma del capitán Sousa -algo que los investigadores nunca creerán, claro. Demasiada verborrea con pocos flashbacks para reconstruir los hechos criminales que hubieran aligerado la acción.


En la construcción de los dos personajes principales, también se incide en clichés del género con un policía bonachón (Gómez) y el otro menos bueno (Garrido), quien pone el toque cómico -por lo visto, ya era así el personaje en la novela. La estética y el montaje evocan a teleseries como la mítica El comisario, sin haber sacado demasiado partido a la grisácea ruralidad ambiental, más allá de un par de escenas inspiradas. Como si estuviéramos leyendo una novela, la película se basa en tratar de descubrir quién es el asesino. Y en ese sentido, Villar describe la acción de manera paulatina para que el espectador sea cómplice de los investigadores, sabiendo lo mismo que ellos. A pesar de que, en cierto modo, se puede prever el asesino, La playa de los ahogados culmina la historia sin giros rocambolescos; todo tiene su lógica y queda bien atado.

5,5/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...