miércoles, 7 de octubre de 2015

Golpe de estado. Emociones fuertes.


Título original:
No Escape 
Año:
2015
Fecha de estreno:
09 de octubre de 2015
Duración:
103 min
País:
Estados Unidos
Director:
John Erick Dowdle
Reparto:
Owen Wilson, Lake Bell, Pierce Brosnan, Sterling Jerins, Spencer Garrett, Claire Geare, Byron Gibson
Distribuidora:
eOne


Un tipo común, ingeniero de profesión. Por motivos de trabajo, se traslada con su familia a un idílico país asiático (se evita nombrar el país a propósito, por cuestiones políticas). El día de su llegada, un golpe de Estado tiene lugar. Disturbios, sangre, explosiones... El país entra en un caos absoluto y ser americano es dictar tu sentencia de muerte. El viaje de trabajo se convierte en una odisea de resistencia, luchando por proteger a su mujer y sus dos hijas pequeñas. Esta es la premisa de Golpe de Estado, el nuevo film de los hermanos Dowdle que se despegan de su tan querido género de terror para ofrecer un frenético ensayo sobre la supervivencia y el amor de una familia en un entorno hostil.



Desde que hace casi una década John Erick Dowdle visitara Tailandia en un momento de inestabilidad política, se obsesionó con la idea de realizar una película ambientada en un país así, protagonizada por una familia normal cuyo amor les permitiera seguir adelante. Le contó la premisa a su hermano Drew y entre los dos elaboraron un guion que permaneció muchos años a la espera de encontrar financiación. Con el visto bueno del proyecto, pensaron que el cabeza de familia debía ser un actor no relacionado con el género de acción, alguien mundano, sin experiencia en el tema pero capaz de hacenos creer un cambio drástico en su carácter si dañan a los suyos. Owen Wilson fue el elegido dada su tendencia a trabajar en senderos cómicos. Eso sí, muy bien acompañado de Pierce Brosnan en un papel secundario, aunque relevante, de agente encubierto.

El resultado en el plano interpretativo es decente. Tanto Wilson como su partenaire femenina Lake Bell dan la talla en el papel de dos padres protectores, movidos por un amor incondicional a sus dos pequeñas. Cuando el panorama se pone marrón-oscuro-casi-mierda, sacan fuerza de las entrañas para sobrevivir. Entre los cuatro protagonistas existe una fuerte química; así, todas las acciones derivadas de su relación familiar, crean un vínculo de preocupación, de apego, con el espectador.


Golpe de Estado se vertebra más como un drama familiar en una atmósfera pre-bélica que como cinta de acción per se. No obstante, desde la violenta irrupción de los rebeldes, la película vira hacia el thriller de acción convirtiéndose en una asfixiante cinta donde los hermanos Dowdle logran transmitir la angustia de esa familia, superviviente nata. El vértigo de algunas escenas, ralentizando la imagen para acelerar y mantener en vilo el corazón del espectador, supone todo un acierto para la transmisión de emociones -fuertes-. 

7/10 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...