viernes, 2 de octubre de 2015

Águila Roja Capítulo 93 Recap: Sangre y amoríos

Águila Roja Capítulo 93 Recap: Sangre y amoríos
Cuando en la foto te toca al lado de alguien que te cae mal.

Después de una semana sin Águila Roja, a traición y sin previo aviso, la serie de los jueves vuelve a TVE con un capítulo de lo más entretenido. Si podemos seguir llamando entretenimiento a las tramas de esta serie, que lleva ya como dos temporadas nada más que haciéndonos de sufrir. Puedes leer lo que pasó en el anterior aquí¡Alerta spoiler!

Español medio

Son las fiestas de la Villa. San Isidro en Águila Roja. La gente adorna las calles y se ha organizado un concurso de teatro al que se presenta Satur con un novelón “de sangre y amoríos”. Todo eso sumado al tradicional lanzamiento de cochino, y al tradicional baile para cazar marido. Que son cosas distintas.

Margarita se mete en un lío cuando a la Reina se le ocurre que quiere ir de incognito a las fiestas del pueblo, y ella la tiene que acompañar. Es como Letizia en sus conciertos indies, unos monarcas muy campechanos, muy del pueblo. Y Gonzalo tiene cosas que hacer: en plan vaquero del oeste, se dirige al campo a cazar un caballo (salvaje, imagino). Para domarlo y regalárselo a su hijo, imagino.

Águila Roja Capítulo 93 Recap: Sangre y amoríos
Que me des el iPhone te he dicho.

Satur necesita, de hecho, un galán para su obra. “Un macho que las acalore. El español medio es feo, usted ha roto el molde”. Pero Gonzalo asegura que no es actor (bueno, David Janer salió en… sí, en eso).

Se lo vuelve a pedir cuando recibe una carta de su hijo Gabi, que se encuentra en Francia. Como cualquier Erasmus subidito que lleva tres meses en London, le cuenta a su padre que aquello es mucho mejor que casa, lo que enfada a Satur, que decide ir a hablar con él usando el dinero del premio. Así que Gonzalo finalmente acepta ayudarle.

Los Monegros

Lo que pasa es que no le hará falta estudiárselo mucho porque resulta que es su vida. Un hermano malo, Fernán, y otro bueno, junto al descubrimiento de que ambos son hijos del rey. Satur lo clava, por supuesto.

Gonzalo hará de bueno, claro, y Satur usará unos fuegos artificiales que dejan al alcance de los niños. Han, que los ve allí, se ve tentado. Y normal, que para eso inventaron la pólvora. El caso es que se lleva un puñado de cohetes para celebrar él su Año Nuevo cuando le plazca.

Águila Roja Capítulo 93 Recap: Sangre y amoríos
Primer poster promocional de Zoolander 2.

Satur va muy contento con su obra hasta que le roban a la actriz protagonista y tiene que ir buscando otra por la Villa. “Es una minucia, si solo tiene que salir al final un poco”. El papel de Marga en el guion lo ha clavado a la perfección. “Y besar a Gonzalo hasta dejarlo más seco que los Monegros”. Bueno, esa parte aún no ha llegado en la serie. Obviamente esa parte despierta el interés de la Marquesa, que decide que ella será la que haga el papel.

Pero al criado la traición de Manuela, quien iba a ser su protagonista, no se le olvida. Le regala un pañuelo color rojo y ordena a un señor que la rapte, para que así su competidor no pueda participar y tenga más oportunidades. Lo que pasa es que el pañuelo lo pierde y lo encuentra Marga, que va acompañando a la Reina de incognito, a la que se lo da.

La historia de la primera travesti de España

Por otro lado, la Marquesa recibe una visita en plena noche que le tapa los ojos. Pensando que se trata de Hernán, la mujer se deja llevar por la pasión y la lujuria. No es hasta después de todo el lío cuando se da cuenta de que se trata de Malasangre. Y yo aquí pienso, ¿no te has dado cuenta de que tenía DOS manos? No sé, no sé. A ver si es que lo intuías pero por no cortar el rollo…

Águila Roja Capítulo 93 Recap: Sangre y amoríos
Cuanto todavía no han inventado el AXE.

Por su parte, Hernán ha vuelto a ser el Comisario, y lo primero que haces cuando se vuelve al puesto es pegarle una paliza al que te lo quitó, al Pedro o Pablo o cómo se llame el chico este. Le conserva como segundo, eso sí. Que tendrá contrato fijo.

Hernán pilla, en eso, a un señor y a una rubia dándose amor en un árbol del bosque y, cuando va a detenerlos por comportamiento impío, resulta que la rubia es su superior, el Capitán Blasco, la primera travesti de España. ¿Y de dónde sacaría el Capitán una peluca platino Marilyn? El caso es que se lo comenta a Lucrecia, y una bombilla se enciende en la retorcida mente de la Marquesa.

MarCuore (pendiente de patente)

Lucrecia quiere lanzar la primera publicación de escándalos (es un escándalo) de la villa. Y así es como se inventó la Cuore. “La gente sabrá que el conde de Valseca tiene de amante a una oveja”, por ejemplo, no sé. Como primer número yo lo veo ya un superventas. Con todo esto sacará dinero para su negocio de cacao. Todo ello bajo seudónimo, claro: Ponce Lara.

Águila Roja Capítulo 93 Recap: Sangre y amoríos
Cuando te preguntas si el de Valseca llamará a la oveja Condesa.

Todo mejora cuando encuentra en la iglesia una Biblia escondida con un mensaje oculto. Y el MarCuore (como lo he bautizado) se cobra su primera víctima: en portada publica los escarceos amorosos del Cardenal y la Reina. El Rey se enfada, y el Cardenal se trata de defender asegurando que es mentira, que se trata de su Reina. No el hecho de ser cura, no. Eso no. Nosotros sabemos que es cierto. Será su guía espiritual, sí, pero otras cosas también le guía.

¿A quién acude el Cardenal entonces? A su aliado natural, Hernán. Le asegura que de caer él, se puede ir olvidando -otra vez- de su puesto de Comisario. Y Hernán, por su parte, le pide ayuda a Lucrecia, quien se da cuenta de que su MarCuore tiene los días contados (no puede dejar caer en desgracia a Hernán otra vez).

Un Goya para Satur

Hernán sabe que su sobrino Alonso quiere ser soldado, así que le ofrece un puesto en su guardia. Y, como con música de pasarse al lado oscuro, acepta su propuesta. Aquello a Gonzalo le sienta fatal, ¿se dará cuenta ahora de que todos los guardias que se ha cargado eran también hijos de alguien? No, parece que lo hace más porque el Comisario es su hermano.

En el pueblo, la obra de teatro transcurre como es debido. Todo el mundo se sorprende al ver allí arriba a Lucrecia, que solo dice una frase y le planta un morreo a Gonzalo que supongo que por exigencias del guion, claro. Margarita, entre el público, se queda descompuesta.

Lo mismo que la Reina, que recordemos que un día se la encontró a cuerpo en su cama. Se merece esto un Goya o dos, por lo menos. Qué intensidad, el público en pie. Todo acaba de una manera explosiva cuando un señor prende sin querer los petardos y todo salta por los aires. Solo hay una muerta, la churrera, que según Satur tenía ya pie y medio en la tumba.

Águila Roja Capítulo 93 Recap: Sangre y amoríos
Cuando estás en el WC y se te aparece el niño de Scary Movie.

Pero entre la explosión y todo se nos pasa lo importante: el señor aquel ha terminado raptando a la Reina. Satur, por supuesto, sabe dónde está la Reina cuando Margarita llega a casa pidiendo ayuda y menciona el pañuelo. Van a casa del señor, al que encuentran muerto. Satur menciona que pudo haber sido la propia Mariana de Austria, que dicen que tiene muy mala leche (y es cierto que la tiene, sí).

Ofrecimientos

Esa misma noche, Margarita se encuentra en pleno baño (muy metida en su papel de nueva chica Garnier) y recibe la visita de Gonzalo. Por la ventana, de un palacio. El Spiderman de Madrid. Y no el gordo ese de la Plaza Mayor que espanta a los turistas.

El caso es que la mujer, casi ex-monja, rodeada de espuma, sale de la bañera a jugar a las sombras chinescas con su cuñado allí presente. Que ya que estás, que has subido por una cuerda o volando o algo, pues un poco te quedas a otear. Y entre eso, y que Marga va muy ofrecía… No pasa nada, pero porque estamos nosotros mirando.

Águila Roja Capítulo 93 Recap: Sangre y amoríos
Cuando vas a ver Águila Roja y están echando un partido de fútbol.

Ella le dice que la Reina está en su alcoba, según los guardias, y que todo ha quedado en un susto. Pero es mentira, porque Satur la ve en una carreta, acusada de bruja. La van a quemar. Pero Gonzalo intercede y la salva: es entonces cuando descubrimos que todo su periplo ha sido ideado por el Rey, para darle una lección. ¿Y el Cardenal, tendrá su lección?

También vemos como una mano misteriosa, en la imprenta de Lucrecia, imprime una nota pidiendo su cabeza a cambio de una importante suma de dinero. ¿Pero quién? ¿Catalina? (Quería que se deshiciese de su futuro hijo, pero se ha negado) ¿Ella misma? (Con algún plan loco para mantener la MarCuore y salvar el empleo de Hernán). Ay Señor, esta serie es un sin vivir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...