jueves, 10 de septiembre de 2015

Una semana en Córcega. Pequeños deslices con importancia.


Título original:
Un moment d'égarement
Año:
2015
Fecha de estreno:
11 de septiembre de 2015
Duración:
105 min
País:
Francia 
Director:
Jean-François Richet
Reparto:
Vincent Cassel, François Cluzet, Lola Le Lann, Alice Isaaz
Distribuidora:
Festival Films


Vincent Cassel y François Cluzet; quizá dos de los actores galos más conocidos en nuestro país. Ambos se unen por primera vez en sus carreras cinematográficas para protagonizar el nuevo filme de Jean-François Richet (Mesrine), Una semana en Córcega. A su vez, el director cambia de género para explorar los senderos de la comedia tintada, con un drama sobre poner a prueba la amistad a causa de una mujer. Pero, para más inri, la "mujer" será la hija de uno de ellos.

Porque Cassel y Cluzet interpretan a dos amigos que se van juntos de vacaciones con sus respectivas hijas adolescentes a Córcega. El calor, la juventud, la playa, el alcohol... Todas esas cosas influirán para que Cassel cometa un pequeño desliz haciendo el amor con la insistente hija de Cluzet quien dice estar locamente enamorada de él y hará todo lo posible por enredarlo. Y, mientras tanto, Cluzet desconoce qué está pasando.


Nos encontramos ante una comedia de enredo y manipulación de una situación por parte de una chica de 17 años. Su enchochamiento con un hombre adulto deriva de la madurez de un hombre mostrado ante nosotros, el público, como un colega más que un padre. La adolescente, encarnada por la debutante Lola Le Lann, usará todas las armas de seducción a su alcance para atraer el amor de su hombre. Estas situaciones provocan más de un hilarante momento, sobre todo, por la torpeza y la cobardía del hombre, incapaz de afrontar un hecho que le supera.

El director juega con el desconocimiento, el desconcierto y la desesperación para hacer reír al respetable al mismo tiempo que establece el drama en el nivel emocional del despertar sexual de la adolescente. El conflicto entre los dos hombres es latente pero tardará en aparecer el verdadero desencadenante para poner a prueba el valor de la amistad entre ellos. Las dos adolescentes (porque la hija de Cassel sí se da cuenta del percal y le hace saber su malestar a su padre) sí se confrontarán.


Así, Richet nos trae una película entre cómica y amarga ambientada en el paradisíaco paisaje de una Córcega veraniega (aunque se estrena ahora que el verano da sus últimos coletazos). Una película sobre lo valioso de la amistad cuando hay secretos que acabarán saliendo a la luz y poniéndola en jaque, cuando el sentimiento de culpa (porque se podía haber evitado) es mayor que decir la verdad. A su vez, Una semana en Córcega explora la dificultosa tarea de ser padre de una -guapísima- adolescente en modo sensual y provocativo.

En cuanto al reparto, Lola Le Lann aporta frescura a un papel complicado en su primer papel en el cine. Quizá la falta de experiencia sea ese sinónimo de naturalidad que necesitaba su personaje. François Cluzet confirma sus dotes para la dramedia (tras Intocable, por ejemplo) y Vincent Cassel cambia un poco de registro para presentarse como un madurito -malote- interesante a través de su "atractivo" físico con la consecuente fantasía adolescente de liarse con un viejo.

6/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...