domingo, 27 de septiembre de 2015

The Reflektor Tapes. Solo un reflejo.


Título original:
The Reflektor Tapes
Año:
2015
Fecha de estreno:
24 de Septiembre de 2015  
Duración:
75 min
País:
Canadá
Director:
Kahlil Joseph
Reparto:
Arcade Fire






El cine ha ido de la mano de la música de manera prácticamente innata, por lo que no es ninguna sorpresa que ese mundo melódico busque en los fotogramas otra nueva manera de trascender y expresarse. Por eso los documentales centrados en grupos de música son algo habitual, pero cada uno de ellos busca tener algo especial: traducir la esencia de la banda en cuestión a imágenes. Las inquietudes artísticas del director elegido deben ser similares a las de aquello que tiene que reflejar en pantalla, lo cual supone que cuando vemos documentales centrados en una determinada gira de una banda es imposible compararlos entre sí, y el Reflektor Tour de Arcade Fire era una mina cinematográfica que Kahlil Joseph ha tratado de explotar.


Para empezar, aquellos que no hayan escuchado Reflektor, el cuarto álbum de la banda estadounidense, tienen que ponerle remedio ahora mismo. Ese disco constató una vez más las ambiciones de Arcade Fire de ser una banda que trascienda a más que una sola generación de jóvenes alternativos y crear himnos para la historia de la música. La capacidad de esta ecléctica banda de reinventarse con cada disco sin perder una pizca de su incontestable personalidad les ha situado en la cima del panorama musical, y en su última gira además de sus inolvidables temas han añadido un elaborado aspecto visual. Comenzando con la entrada de un hombre cubierto con un traje de cristales –el “Reflektor Man”- y avanzando con un espectáculo visual impregnado por la multitud de sonidos que emanan de los variados instrumentos que se encuentran sobre el escenario.

El documental tenía el reto de conseguir mostrar algo desconocido de la banda, algo que no puedas captar en entrevistas o en directos a los que atiendes en internet. El resultado es un trabajo introspectivo de la banda, sobre todo en su paso por Haití, tierra de origen de una de las componentes del grupo, Régine Chassagne. Los coloridos carnavales, los primeros conciertos de la gira bajo un nombre alternativo, los cabezudos, los momentos en el estudio… The Reflektor Tapes trata de sacar provecho a una gira de asistencia obligatoria, pero deja la sensación de que no es capaz de capturar el vendaval de emociones que genera el disco sobre el que se mueve. Todo se estructura, si se puede decir que el director haya seguido un esquema, alrededor de directos en diferentes lugares, pero la atención se centra más en la inspiración procedente de Jamaica, de los ritmos haitianos y en los deseos de Arcade Fire de marcar la diferencia. Y cuando digo Arcade Fire quizá tendría que hablar de Win Butler, que es el hombre más perseguido por la cámara, restando importancia a otros componentes o al sentido de grupo en conjunto.


Mistaken for Strangers nos introdujo en la locura de The National, Under Great White Northern Lights nos hizo partícipes de la particular extravagancia de The White Stripes y The Reflektor Tapes queda a medio camino a la hora de reflejar el poder de Arcade Fire de hacernos viajar a otro mundo. Visualmente el documental tiene detalles espectaculares, pero en conjunto pierde potencia, algo que no ocurre en ningún momento con Reflektor. Lo mejor de todo es que siempre podremos recurrir al disco para resarcirnos si esta propuesta con “fronteras algo borrosas”, como dice Richard Reer Parry, no cumple con las expectativas que genera automáticamente escuchar el nombre de Arcade Fire.

6/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...