viernes, 11 de septiembre de 2015

ma ma. Excesos.


Título original:
ma ma
Año:
2015
Fecha de estreno:
11 de Septiembre de 2015
Duración:
110 min
País:
España
Director:
Julio Medem
Reparto:
Penélope Cruz, Luis Tosar, Asier Etxeandia, Teo Planell, Silvia Abascal, Mónica Sagrera, Àlex Brendemühl, Ciro Miró, Jon Kortajarena
Distribuidora:
eOne Films


Medem siempre ha sido muy dado a ensoñaciones, casualidades y situaciones rocambolescas en sus guiones, esto no es algo que nos deba extrañar a estas alturas. Además, para esta ocasión se contiene bastante (lo que no significa que no haya nada “salido de madre”) y se atreve con un tema espinoso como es el cáncer de mama, sin tirar, en gran medida, de lo sensiblero. Encima rescata para una producción patria a Penélope Cruz, quien no trabajaba desde 2009 en tierras españolas (en aquella ocasión al lado del director manchego, con quién sino), que se convierte en uno de los grandes (y pocos) alicientes de la película. Realmente el inicio, evocando a Los amantes del círculo polar, parecía presagiar buenas sensaciones. Sensaciones que nunca llegaron a cumplirse.


A veces me da por pensar que un director, cuanto más de cine sabe acaba jugando en su contra. Las filmografías están llenas de muchos casos con inicios realmente prometedores y que luego se fueron desinflando sin aportar gran cosa. De hecho, uno de estos directores estrena hoy en España junto a la película que nos ocupa, ojalá esta vez nos sorprenda. En el caso de Medem, la sensación es que ha querido dotar a su película de unas ínfulas y pretensiones que se acaban comiendo a la película en sí misma, por intentar dejar su sello y que se le reconozca como “su trabajo”. Pretende acercarse a lo real, lo mundano, la gente sencilla, pero a la vez crear un cuento moral, jugar con lo fantasioso, rozar lo creíble y coquetear con los bebés y corazones digitalizados. Excesos que le pasan factura a la película.

La trama parecer centrarse tanto en Magda (el personaje de Penélope Cruz) que olvida justificar reacciones primordiales de los personajes allegados a ella. En un momento su hijo pasa de preocuparse por la ausencia del padre a acatar de buena gana y sin extrañeza que su madre se junte con otro hombre, al que acaba de conocer, prácticamente. A su vez, el personaje de Luis Tosar del que se enamora Magda, pasa de perder a su hija y mujer en un accidente a, días después, ya volcarse en cuerpo y alma a una nueva relación. Detalles difíciles de asimilar para el espectador. Y si esto cuesta, ya habría que poner muchísimo de nuestra parte para no ver ridículo en los momentos cantantes del ginecólogo en plena consulta. Detalles, muy almodovarianos quizás, pero que Medem no sabe conjugar en la historia y echa por tierra la seriedad del asunto a tratar. Tampoco ayuda a la historia la repetición constante de conceptos, por ejemplo el de la niña Natasha. Acaba saturando.


Paradógicamente, yo que siempre promulgo por aderezar los grandes dramas con toques de humor, Medem se muestra más resuelto en el drama que en los ligeros toques de humor que intenta aportar para quitar hierro. Incluso Penélope parece desubicada cuando intenta sacar la risa al espectador, se notan forzadas dichas acciones. Es una pena que con un director solvente y tres actores destacados como Cruz, Tosar y Etxeandia, el resultado acabe deje bastante que desear por culpa de un guión que no sabe sacar lo mejor de sus personajes y quedar enmarañados en una película ridícula y tirando a lo moñas. Decepcionante podría ser el resumen.

4/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...