miércoles, 16 de septiembre de 2015

El corredor del laberinto: Las pruebas. Las primeras respuestas.

Título original:
Maze Runner: The Scorch Trials
Año:
2015
Fecha de estreno:
18 de Septiembre de 2015
Duración:
131 min
País:
Estados Unidos
Director:
Wes Ball
Reparto:
Dylan O'Brien, Thomas Brodie-Sangster, Kaya Scodelario, Will Poulter, Ki Hong Lee, Blake Cooper, Aml Ameen, Jacob Latimore, Dexter Darden, Chris Sheffield
Distribuidora:
Fox


No nos vamos a repetir más con aquello de la sobresaturación de sagas juveniles literarias-después-cinematográficas con ambientación distópica porque es una evidencia. Así que vamos a hacer lo pretendido por los productores: sentarnos en la butaca y disfrutar del espectáculo ofrecido. Ahora le toca el turno a El corredor del laberinto: Las pruebas, secuela de El corredor del laberinto. En la primera parte, un chico amanecía en un claro rodeado por un enrevesado laberinto junto a otros chicos que desconocían por qué estaban encerrados. Tras muchas vicisitudes, escapan y son rescatados por un helicóptero. A partir de aquí, comienza la segunda parte.


Thomas y los demás están ahora en unas instalaciones donde les dan cobijo y alimento. Pero Thomas comienza a sospechar que hay gato encerrado. Descubre que están experimentando con los cuerpos de otros compañeros e incita a los demás a huir. Fuera, el mundo se ha convertido en un enorme desierto asolado por unas criaturas enfermas a causa de un virus al que -alguno de- ellos, como más tarde descubrirán, son inmunes (de ahí que sean tan valiosos para CRUEL, la organización que les aprisionó en la primera película). Su huida se convierte en un adrenalítico juego de supervivencia, buscando respuestas y encontrando en el camino muchos aliados.

Tras las cámaras, de nuevo Wes Ball, continuando una emocionante historia que comienza a responder multidud de preguntas dejadas al aire en la primera entrega de la -suponemos- trilogía. La primera era más una toma de contacto, una película trampolín para llegar a las resoluciones de por qué estos chicos son tan codiciados por CRUEL. En esta, la acción se hace patente desde casi el minuto uno porque se trata más de una survival movie. Ball recrea un mundo post-apocalíptico en el contexto devastador de un virus letal haciendo hincapié en las consecuencias visuales del mismo: desierto, edificios derruidos, muertos vivientes amenazadores, sociedades secretas underground... Todos estos elementos componen una asociación distintiva en el universo propuesto por Ball, muy acorde a lo pretendido por James Dashner en su saga literaria.


Como ya conocemos a los personajes y dado que en la primera entrega nos presentaron al protagonista desde su propia óptica, el nivel de empatía con ellos es elevado (amén de la carismática presencia de alguno de ellos, como Minho). La persecución incesante a la que son sometidos nuestros protagonistas fomenta un incremento en el nivel de tensión, sintiéndonos conmovidos por aquello que les ha tocado vivir. La lucha, la supervivencia, los enfrentamientos, las respuestas esperadas, el liderazgo de Thomas y la amistad forjada entre ellos; todo está medido para ofrecer al espectador un espectáculo intenso en el marco de una sociedad post-apocalíptica. Ya sólo queda esperar a la tercera entrega para terminar de encajar las respuestas que aún necesitamos sobre CRUEL y el pasado de Thomas. Y si sigue la estela de entretenimiento con trasfondo, acción constante y épicas aventuras de ésta, habrá cumplido con creces su objetivo.

6,5/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...