jueves, 13 de agosto de 2015

Tracers. Persecución en círculos.

Título original:
Tracers
Año:
2015
Fecha de estreno:
14 de Agosto de 2015  
Duración:
94 min
País:
Estados Unidos
Director:
Daniel Benmayor
Reparto:
Taylor Lautner, Marie Avgeropoulos, Adam Rayner, Rafi Gavron, Johnny M. Wu, Sam Medina, Wai Ching Ho
Distribuidora:
eOne



Hay películas que una vez vistas dejan la sensación de que no había ninguna razón para que hubieran sido hechas. Esto no se debe siempre a la baja calidad –que también puede ser-, sino a que no aportan nada. Un tema de moda o un actor en la cresta de su ola son suficientes para que un estudio decida poner en marcha un proyecto que probablemente deje en la lista de pendientes a otros mucho más interesantes. Tracers trata de sacar provecho del parkour, que probablemente fuera más popular en la época en la que Assassin’s Creed era una franquicia de éxito, hace ya unos cuantos años, y de un actor cuyo currículum no tiene mucho más que rascar que una saga para niñas que abrazaron la lectura por saber más sobre los enredos amorosos interraciales entre humanos y vampiros.


Tracers huele a encargo rápido a cinco leguas, pero ya deberíamos estar más que acostumbrados a este tipo de películas que rellenan las carteleras de los cines. El protagonista de la cinta es Taylor Lautner, que una vez más trata de destacar en solitario en un proyecto menor y una vez más tropieza en el intento. La película no aspira a demasiado como deja claro su estructura previsible y su falta de interés por hacer algo diferente, y probablemente eso es lo que provoca que Lautner siga sin llamar la atención tras su paso por la saga Crepúsculo. Puede que tenga algunas de las aptitudes necesarias para ser una figura del cine de acción, pero si siempre hace exactamente lo mismo lo va a tener muy complicado.

Algo que denota el carácter de marca blanca de la película es que al principio es imposible no compararla con Sin frenos, que supo aprovechar muy bien la narración a contrarreloj, cuando vemos al personaje recorriendo la ciudad en bicicleta para hacer un encargo. Pero esa comparación le queda muy grande, sin que la película de David Koepp sea una obra maestra. El guion es lo más débil de la película, con personajes arquetípicos que en ningún momento sorprenden y con situaciones que ya hemos visto tantas veces en otras películas que son detectadas en un instante. Por ejemplo, el personaje de Marie Avgeropoulos es presentado desde el comienzo como si del conejo de Alicia en el País de las Maravillas se tratase, atrayendo al protagonista a una madriguera en la que cae prácticamente por inercia. Para ponerle algo de tensión a la película no podía faltar una mafia china a la que el personaje de Lautner debe dinero, un clásico.


El realizador catalán Daniel Benmayor ha manufacturado un producto que no tiene ningún factor que le haga destacar, pero que puede satisfacer a los amantes de la acción algo ágil. El tema del parkour tiene peso en la película, pero si hubiera sustituido por otro ámbito como el baile o las peleas callejeras el resultado no habría cambiado demasiado, ya que solo se tendrían que haber cambiado un par de cosas del guion. Aunque si hay que aplaudir algo es la habilidad de Lautner para realizar buena parte de las acrobacias, ya que demuestra que se ha preparado para el papel, y que sigue esperando a la oportunidad adecuada para no quedarse encasillado en la piel de un hombre lobo.

4/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...