lunes, 31 de agosto de 2015

Anacleto: Agente secreto. Un soplo de energía.


Título original:
Anacleto: Agente secreto
Año:
2015
Fecha de estreno:
04 de septiembre de 2015
Duración:
87 min
País:
España
Director:
Javier Ruiz Caldera
Reparto:
Quim Gutiérrez, Imanol Arias, Berto Romero, Alexandra Jiménez, Carlos Areces, Rossy de Palma
Distribuidora:
Warner

Adaptar un tebeo -cómico- español a una película de imagen real no siempre da buenos resultados. Ni los Mortadelos de Fesser y Bardem ni los Zipi y Zape de Santos funcionaron en la traslación del papel a la gran pantalla (ojo, hablamos de méritos relacionados más estrechamente con el cine per se, no de los económicos) por prostituir la esencia de los personajes de Ibáñez y Escobar, respectivamente. Quizá para evitar eso, tanto Fernando Navarro -guionista- como Javier Ruiz Caldera -director-, han decidido adaptar las aventuras de Anacleto desde un prisma realista, esto es, como si de verdad hubieran pasado treinta años (desde que dejó de publicarse el cómic) en la vida de Anacleto.

Así, tenemos un Anacleto sesentón (Imanol Arias) y quejumbroso de su condición física. En una misión, su archienemigo Vázquez se escapa tras treinta años en prisión y le jura venganza... yendo a por Adolfo (Quim Gutiérrez), el hijo de Anacleto. Adolfo lleva una vida miserable como empleado de seguridad, sin ninguna emoción fuerte. Por eso su novia le ha dejado. De repente, todo da un vuelco cuando descubre la verdadera identidad de su padre, un hombre ausente (y cabrón cuando estaba presente) para él. Juntos, se enfrentarán a Vázquez y sus peculiares secuaces.


La idea de Anacleto: Agente secreto fue la de reescribir, adecuándolo a la actualidad, el mítico personaje creado por Vázquez. La aventura y la acción se entrecruzan con la comicidad, sin excesos ni gags exagerados. Ruiz Caldera ha ido madurando su concepción de la comedia desde que debutase en el largo con la desproporcionada Spanish movie, tontease con la comedia fantástica en Promoción fantasma hasta llegar a la mesurada (y nuestra favorita) Tres bodas de más. Anacleto: Agente secreto es una evolución más en la carrera del director catalán quien se está labrando un nombre dentro del cine comercial patrio.

La capacidad de esparcimiento propuesta por Anacleto es proporcional a las risas y a la acción. Los personajes se enfrascan en una historia típica de espionaje (ya nos lo recuerda Martín -Berto Romero- varias veces) donde las persecuciones, los tiroteos y los momentos heroicos están a la orden del día. Y, en este caso, van siempre de la mano de ese toque paródico que filtrea con los límites la comedia más exagerada. Pero, como en sus anteriores trabajos, Ruiz Caldera ha sabido no sobrepasarlos gracias al carisma de sus actores principales.


Empezamos por ese Imanol Arias envejecido, en un papel alejado de su legendario Antonio Alcántara, en un rol con clase (y no por el traje), picardía y jamesbondiano preocupado por su hijo aunque éste crea que no. Quim Guitiérrez encarna a ese hijo "abandonado" en la que supone su enésima auto-reinterpretación como pardillo romántico en un tipo de papel que le va como anillo al dedo -y ahora, encima, sabe karate... o algo parecido. Completan el casting un efectivo elenco de actores secundarios ya fetiches de Ruiz Caldera como Alexandra Jiménez en el rol de novia, Berto Romero como el amigo del protagonista, una irreconocible Rossy De Palma -de la que nos declaramos fans- y Carlos Areces como el antagonista: el malévolo Vázquez.

Como en cualquier adaptación de Marvel que se precie, Ruiz Caldera también juega con los guiños y las referencias al cómic original de Vázquez y a otras obras del dibujante. Estos elementos tan frikis se unen al buen gusto de haber sabido rodar una comedia de acción paródica sin caer en el ridículo de las hipérboles tan corrientes en la comedia patria. Anacleto: Agente secreto insufla energía en el alicaído género cómico. 

7/10 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...