jueves, 4 de junio de 2015

Requisitos para ser una persona normal. Plan de integración social.

Título original:
Requisitos para ser una persona normal
Año:
2015
Fecha de estreno:
4 de Junio de 2015
Duración:
81 min
País:
España
Director:
Leticia Dolera
Reparto:
Leticia Dolera, Manuel Burque, David Verdaguer, Núria Gago, Carmen Machi, Alexandra Jiménez, Miki Esparbé
Distribuidora:
A contracorriente films



El objetivo de un personaje inadaptado y desubicado en el mundo de encajar para perder la desorientación es un recurso fácil en el cine, y lo es precisamente porque funciona. Los chavales increíblemente inteligentes que no entran en la cuadrícula por la que se rigen el resto de chicos del instituto o aquellos adultos perdidos que no saben cómo reencontrarse a esas alturas. Esos personajes son comunes y la moraleja también suele serlo: eres como eres, acéptate. Esa frase más propia de un libro de autoayuda puede resumir muchas tramas, que plantean a un ser extraño que no encaja con una sociedad que le parece ajena y que tratará de imitar como un camaleón a aquellos a los que considera normales. La ordinariez es la meta de la protagonista de Requisitos para ser una persona normal, el salto a la dirección de largometrajes de la actriz Leticia Dolera, que ya había pasado por el campo de los cortometrajes previamente. Su ópera prima no aspira a ser más que normal y afortunadamente eso le sirve para ser un entretenimiento simpático.


Tiene mérito pasarse detrás de la cámara cuando el oficio de director conlleva tantas responsabilidades y no se limita a una etapa del proceso como el de actor. Dolera ofrece un debut que no genera una gran inquietud ni deja con excesivas ganas de ver más muestras de su labor como realizadora, pero que es prueba de una labor a tener en cuenta. Ella misma también escribe y protagoniza. Su trabajo como directora queda adornado con un montaje vistoso, pero resulta funcional, sin tomar demasiados riesgos. Peca de ser demasiado sencillo pero la imagen está muy cuidada y los colores le dan mucho frescor a la película, algo que hay muchos directores que sacrifican y después se nota esa omisión. Para ser el primer largometraje el factor visual es muy convincente, haciendo que la película sea más agradable y entre más por los ojos. Aunque la simpleza del guión suponga un escollo para ese detallismo visual.

El libreto se sirve de las casualidades más innecesarias al comienzo para poder avanzar, pero después va siendo coherente con los personajes y sus tribulaciones. Algo de agradecer es que evita en la medida de lo posible el autosaboteo de los personajes, que es lo que se suele hacer en el cine cuando los problemas son tan personales, que el personaje juegue en su contra continuamente para crear obstáculos en una historia carente de problemas reales. Aquí la protagonista es fácil de comprender y no actúa en contra de la consecución de su objetivo de lograr la normalidad. El desarrollo de la historia es previsible, al igual que su desenlace, pero eso no provoca que deje de ser entrañable, que es su gran arma, la inocencia. Otro aspecto a destacar es la omnipresencia de Ikea en la película, ya que en vez de product placement parece que es la película la que está emplazada dentro de la marca. 


Con todos sus defectos, Requisitos para ser una persona normal se gana el cariño, que ya es algo bastante complicado. Es una reflexión sobre comprendernos a nosotros mismos sin tener que adaptarnos a moldes, pero ya hemos visto eso antes y se nota que Leticia Dolera también.

6/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...