viernes, 5 de junio de 2015

Corazón Muerto. ¿Quién dijo que la muerte te separa?





Título original:
Corazón Muerto
Año:
2014
Duración:
76 min
País:
Argentina
Director:
Mariano Cattaneo
Reparto:
Ariadna AsturzziLeandro CóccaroGalit GurovichChucho FernandezGermán BaudinoPablo ScorelliHernán Marquez




Desde Argentina se nos ha dado acceso privilegiado a “Corazón Muerto” película de terror fantástico dirigida por Mariano Cattaneo. Representante de un cine de género independiente que en la última década y media no ha hecho más que crecer, y que desde sus modestos orígenes pugna por darse a conocer; ha tenido su debut en España en el Festival Nocturna 2015 y hoy te contamos lo que nos ha parecido.

Mariano Cattaneo es uno de los primeros hijos del BARS (Festival Buenos Aires Rojo Sangre), uno de los tantos realizadores que en los albores del nuevo milenio se lanzaron a producir contra viento y marea todo tipo de proyectos que, caracterizados por tener más ideas que dinero y muy poca vergüenza, sentarían las bases del nacimiento de un cine independiente de género en la Argentina y en particular del cine fantástico y de terror.

En el haber del director encontramos largos y cortos de variable calidad aunque de fuerte personalidad, como el simpático cuento gótico de “La Niña más rara del Mundo” (relatado por Darín y que le valdría el premio de mejor director en el BARS 2014), la hilarante parodia a la ciencia ficción clásica en “El increíble ataque en bicicleta del monstruo biónico de seis brazos”, o la adaptación fantásticamente animada del cuento de Poe, “The Raven” (donde comparte dirección con Nicanor Loreti, otro hijo del BARS quizá más conocido en España por la película “Diablo”); todos trabajos que representan fielmente el espíritu de este nuevo cine de género y que acercan una idea sobre lo que uno puede encontrar a la hora de visitar productos con la firma de Cattaneo. 

Desgraciadamente, “Corazón Muerto” difícilmente vaya a pasar a la historia como uno de esos buenos antecedentes y tampoco logra ser un aporte valioso al género. Es más bien un paso en falso, un fallido intento de dar un salto adelante y captar a un público masivo. A lo largo de los 75 minutos que dura la película, asistimos a un desfile atípico de falencias que van desde actuaciones pobres, narrativa fluctuante e incluso hasta problemas básicos de raccord en alguna escena. Todos fallos que en los ambientes del festival se perdonan puesto que es un público con menos exigencia y muy dispuesto a lo que va a ver, pero es imposible dejar pasar cuando lo que se busca es llegar a un público amplio.

La película tiene un buen arranque, sembrando la duda y el misterio a partir del desarrollo paralelo de dos historias sin aparente conexión entre sí. Una pareja de jóvenes envueltos en una relación enfermiza, cimentada en el sentimiento obsesivo y las tendencias suicidas de ella, se une a una trama del secuestro de una adolescente por parte de una organización criminal. El primer acto sale adelante gracias a la labor actoral de la pareja que logra transmitir la cotidianeidad de la relación (Ariadna Asturzzi es posiblemente lo mejor de la cinta) y porque la trama del secuestro, más flojamente actuada y dirigida, nos introduce de lleno en el misterio sobrenatural de la película.



En el segundo acto, empieza el terror y con ella otra de las grandes falencias de la cinta: no hay terror. Es cierto que hay un intento sumamente apreciable de evitar las subidas de volumen y las sorpresas traicioneras y de transmitir una sensación de desasosiego a partir de la puesta en escena, sin embargo nunca se logra salvo momentos muy puntuales de buen suspense. Las apariciones de la entidad sobrenatural no tienen efecto alguno, aunque debo alabar el maquillaje que, aunque no ayuda al terror, si le da ese toque gótico ya conocido en otras producciones del director. A eso hay que sumarle unas actuaciones que pasan de acartonadas a histriónicas por parte de un conjunto de actores que por mucho que se esfuerzan no tienen lo necesario para aguantar el peso que la película ponía sobre ellos. Por otro lado, la trama de la pareja se vuelve más harina de otro costal que nunca, dando a entender que el montaje ha fallado a la hora de poder contar ambas historias sin que ninguna sea un lastre para la otra.

Sospechamos que ambas historias están conectadas de alguna forma pero sólo lo descubriremos al final, en una resolución poco prolija donde la trampa y la escasa verosimilitud se harán presentes para poner la cereza sobre el malogrado postre que nos han servido. Las ideas estan interesantes y en el tramo explicativo innecesariamente largo encontramos tardíamente los mejores planos de la cinta, sin embargo el flojo montaje de ambas historias y las cuestionables decisiones a lo largo del desarrollo de la trama sobrenatural hacen que el final sea poco satisfactorio y deje demasiados porqués evidentes en el camino.




Cattaneo se inscribe en un movimiento que viene gestándose desde hace unos años dentro del cine de género argentino y que busca encontrar una película perfecta, una cinta que logre romper definitivamente las limitaciones que han caracterizado a las producciones de este ámbito y permita al fenómeno iniciado allá por el año 2000 encontrar su definitiva madurez. De momento creemos que la búsqueda continúa y desde nuestro portal celebramos el esfuerzo y les deseamos lo mejor en futuros proyectos.

3/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...