miércoles, 17 de junio de 2015

Atlántida Film Fest. Love is all.


Título original:
Love is all: 100 Years of Love & Courtship
Año:
2014
Atlántida Film Fest:
Sección oficial
Duración:
74 min
País:
Reino Unido
Director:
Kim Longinotto
Reparto:
Documental





Cualquier cinéfilo con un mínimo de curiosidad y afán de descubrimiento habría puesto ojitos simplemente leyendo la sinopsis de Love is all. La idea de un repaso a la historia del cine mediante sus historias de amor es cuanto menos sugerente. Pero lamentablemente no es la idea lo que juzgamos, sino el resultado y la plasmación de la misma, y a Kim Longinotto le ha quedado un collage un tanto raro y poco sólido.
La curtida documentalista ha hecho un buen trabajo de investigación, pues nos presenta escena de muchas películas, y la mayoría no tan populares como cabría esperar, desde Kiss in the tunnel de 1899 (que aunque lo quieran vender como tal, NO es el primer beso en el cine, este logro es de The kiss, de 1896) a Brick Lane (2007), pasando por innumerables cortometrajes de todos los tiempos, Piccadilly (1929), Pressure (1976) o Mi hermosa lavandería (1985), esta última seguramente la más conocida para el público de todo el repertorio. El problema ha sido a la hora de montar todo, sin un hilo definido o trama a la que aferrarse, dejando al espectador con la extraña sensación de que el experimento se le fue de las manos a la directora. Se le nota ciertas ideas, recorriendo del amor a lo largo del siglo XX, desde los besos castos, los periodos de guerra, la posterior rebelión juvenil, la liberación sexual y el amor libre, todo esto es más intuición que una realidad palpable. 

 
Además, la banda sonora de Richard Hawley (ex guitarrista del grupo Pulp), que sin ser mala, no la encuentro en sintonía con las imágenes, aumentando así la sensación de extrañez y de duración extrema, y eso que hablamos de apenas unos 74 minutos... Lo que indica que el ritmo narrativo brilla por su ausencia. Se agradecen propuestas arriesgadas como la propuesta de Longinotto, pero todo experimento tiene su riesgo de resultar fallido, y Love is all sin duda hace aguas.
Como dato positivo nos rescata del baúl de los recuerdos dos o tres títulos para añadir a la extensa lista de películas a ver, pero poco más a su favor. El amor, pese a ser un sentimiento ambiguo, hermoso y tan lleno de significados y metáforas en todos los artes, no se respira en Love is all, a lo sumo se retrata con torpe empalagosidad y poca definición. Diría que a este ejercicio le hace falta un buen repaso al guión, mejor presentación de las ideas y un buen lavado de cara para (re)presentar este sentimiento universal y su recorrido en el cine con mayor acierto.

3,5/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...