jueves, 25 de junio de 2015

Atlántida Film Fest 2015: The Tribe



Título original:
Plemya (The Tribe)
Año:
2014
Atlántida Film Fest 2015:
Sección Atlas
Duración:
132 min
País:
Ucrania
Director:
Miroslav Slaboshpitsky
Reparto:
Grigoriy Fesenko, Yana Novikova, Rosa Babiy, Alexander Dsiadevich, Ivan Tishko




Un grito callado a la influencia del grupo sobre el individuo. Y sus represalias. Esa podría bien ser la tesis de The Tribe, la gran apuesta de Miroslav Slaboshpitsky al mundo. No estamos ante una película al uso, desde luego. Aunque al principio parezca que los altavoces nos han fallado, la realidad es bien distinta: nos encontramos frente a una película muda. Y sorda.

Miroslav recurre a un casting de sordomudos para contar una historia silenciosa, privándonos de música y subtítulos, pero explicándose estupendamente bien a base de gestos y crueldad. Esta historia versa sobre Sergey, un chico sordomudo que ingresa en un internado de semejantes, en el que existe una auténtica mafia. Sergey ve en esta “tribu” una oportunidad para formar parte de algo, aunque sus métodos sean altamente cuestionables. Y le conlleve muchos problemas.

Palizas, robos y abusos quedan de lado cuando conoce a una chica, con la que tendrá una serie de tórridos encuentros y desencuentros, y que le hará romper parte de las normas del grupo, poniéndole en peligro.

Atlántida Film Fest 2015: The Tribe

Los silencios de Slaboshpitsky recrudecen la cinta, haciendo la violencia más violenta y cada escena irrepetible. Dos horas de sonidos de fondo y muchos planos de lejos que demuestran que cuando te privan de un sentido agudizas los demás. No se tarda mucho en descubrir por qué es una de las grandes favoritas del Atlántida Film Fest de este año.

Miroslav se apoya en el silencio para intentar explicar los pensamientos de cada personaje, sus interacciones y sus actos. Y funciona. Pero en un afán de expresión por parte de los actores, la interpretación queda forzada, y lo que debería de dar miedo al final termina dando risa. Tiene que ser complicado hacer de malo sin poder gritar, ¿pero hacen falta esas caras de locura impetuosa?

La historia de Sergey es interesante, pero el personaje es totalmente plano. Y, aunque lo que parecía más difícil -enterarse de algo sin escuchar una sola palabra- se convierte en lo más sencillo, el actor principal siempre lleva esa cara de preocupado, le estén pegando una paliza o esté en pleno meneo prohibido.

Atlántida Film Fest 2015: The Tribe

La ausencia de música, o diálogo a voz, no conceden ningún margen de distracción y la película termina eternizándose a empujones. Pero su limpieza y la valentía del director, sin duda alguna, merecen la pena. El silencio, a veces cruel a veces incómodo, termina pareciendo agradable, aunque te saque un poco de escena.


7/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...