martes, 30 de junio de 2015

Atlántida Film Fest 2015: Ruined Heart.


Título original:
Pusong Wazak! Isa Na Namang Kwento Ng Pag-ibig Sa Pagitan Ng Isang Kriminal At Isang Puta
Año:
2014
Atlántida Film Fest:
Sección Oficial 
Duración:
73 min
País:
Filipinas
Director:
Khvan de la Cruz
Reparto:
Tadanobu Asano, Elena Kazan, Nathalia Acevedo, Christoff Ken



En 2012 Khavn, nombre artístico del director, poeta y compositor filipino Khavn de la Cruz presentaba en el Festival de Berlín su cortometraje Ruined Heart, siendo el primer cortometraje filipino en competir en la sección oficial internacional de cortometrajes. En esta V Edición de Atlántida Film Fest se presenta el largometraje homónimo de 2014, una de las candidatas en la Sección Oficial.


Con la sinopsis Khvan nos vende una historia infinitamente representada, un cuento de amor con personajes particulares pero aun así bastante frecuentes en ciertos géneros, un criminal y una prostituta. Además encontramos 4 personajes más que completan la historia: la amante, el amigo, el pianista y el padrino.  Cada uno de ellos ejerce una gran influencia en los otros, provocando distintas situaciones que les puede poner en peligro.


Probablemente lo que más llama la atención de Ruined Heart es la manera en la que está contada.  Con la colaboración del Director de Fotografía Christopher Doyle, cuyo trabajo lo hemos podido ver en películas de Wong Kar-wai o Gus Van Sant, el peso de la película recae sobre todo en el poder de las imágenes que se muestran. A falta de diálogos que nos conduzcan por la capital del país, Manila, es la belleza visual de Ruined Heart la que nos perturba, fascina y nos alerta de una sociedad que está consumida por la violencia, la pasión y el deseo. 

Sorprende la gran diversidad que muestran en tan poco metraje, siendo la música la principal fuente de expansión. Las letras y melodía enfatizan en mensaje que trasmiten las imágenes de manera acertada y cautivadora. Aun así, la película alarga momentos innecesarios y en otros simplemente utiliza una go-pro en el brazo del actor para que se grabe mientras corre, dejándonos con una incertidumbre constante por no saber si es una apuesta acertada o completamente errónea. 


Si nos centramos en el trabajo de su director, Khvan de la Cruz, considerado uno de los pioneros en su país de la cinematografía digital, entendemos su pretensión de modernizar el lenguaje cinematográfico y aplaudimos sus resultados. Ruined Heart nunca tendrá un término medio, sin embargo. O gustará o simplemente no lo hará. 

7/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...