lunes, 15 de junio de 2015

Atlántida Film Fest 2015. Fort Buchanan.



Título original:
Fort Buchanan
Año:
2014
Atlántida Film Fest:
Sección Oficial
Duración:
65 min
País:
Francia
Director:
Benjamin Crotty
Reparto:
Andy Gillet, David Baiot, Nancy Lane Kaplan, Iliana Zabeth




Fort Buchanan es la ópera prima en el mundo del largometraje del norteamericano Benjamin Crotty, quién ya había dirigido tres cortometrajes, siendo los dos últimos (Liberdade y Fort Buchanan: Hiver) notablemente aplaudidos y abrazados por el sector crítico. Así pues, el siguiente paso natural era recoger el ideario de su último cortometraje y dilatarlo con la suficiente habilidad para reinventarse sin resultar repetitivo.
El debut de Crotty resulta una singular mezcolanza de representaciones sobre temas que siempre han ido ligados al cinematógrafo como la infidelidad, la soledad, los estereotipos o la condición sexual. Para ello, el director norteamericano se vale de un reparto extrañamente atractivo, de rostros hieráticos y andróginos, dónde los hombres visten caras femeninas y las mujeres caras masculinas y dónde sus comportamientos, alegremente, subvierten los esquemas y estereotipos de la guerra de sexos.



El fuerte al que hace referencia el título de la película no es más que un campamento, construido a modo de Arcadia, dónde las parejas y familia de los militares, aguardan la llegada de sus seres queridos mientras éstos están de misión. Aunque el film de Crotty parece que quiere dar cierto protagonismo al marido homosexual con su hija adolescente, lo cierto es que estamos ante una película coral, dónde el amor y el desamor sobrevuelan el enrarecido clima que se vive en Fort Buchanan.
La película se mueve a partir de un montaje frugal, comedido, en el que se entremezclan escenas aparentemente aisladas que configuran la visión del mundo de sus protagonistas, y ese microcosmos en el que esperan, unos con más celo que otros, la llegada de sus amados. Nuestro marido coraje protagonista, que idealiza ingenuamente a su pareja después de 18 años de matrimonio, observa como el paso del tiempo y la distancia han deteriorado su relación, y cómo educar a una hija en efervescente explosión hormonal le carcome por dentro.



Para el que esto suscribe, y muy a pesar de que Fort Buchanan cuenta con intachables virtudes, la ópera prima de Crotty navega constantemente por la deriva, sin acabar de mojarse en ninguno de los frentes abiertos (y son varios) sobre los que se construye la trama. También da la sensación que nunca acaba de dar con la tecla en lo que se refiere al tono de la película: si entre la crítica social, la comedia, el drama intimista y existencial o la referencialidad. El pastiche que cocina el debutante norteamericano no cuaja, no se solidifica en algo realmente celebrable.
Sinceramente, y ya a título personal, si buscáis una comedia con verdaderos retazos de genialidad, inteligente e incluso autoparódica y con un metraje similar a este Fort Buchanan, servidor os recomienda invertir vuestro tiempo en Taller Capuchoc de Carlo Padial, que airea muchísima más genuinidad y personalidad que el irregular debut de Crotty. Sin embargo, si queréis ver algo desligado de prejuicios y un canto al amor y la paz en tiempos de guerra, ésta sí es vuestra película.

4/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...