lunes, 22 de junio de 2015

Atlantida Film Fest 2015: Beyond Clueless.



Título original:
Beyond Clueless
Año:
2014
Atlántida Film Fest:
Sección oficial
Duración:
97 min
País:
Reino Unido
Director:
Charlie Lyne
Reparto:
Documental, Fairuza Balk (narradora)




Quizá haya sido un problema de expectativas. Desde luego, cuando he afrontado el documental Beyond Clueless esperaba encontrarme un recorrido por el cine juvenil de los 90 haciendo hincapié en aquellas películas que, por X o por Y, triunfaron y se han convertido en un referente del subgénero teen. Esperaba un análisis de por qué fueron un bombazo American Pie, Sé lo que hicistéis el último verano o la propia Clueless (Fuera de Onda) a la que hace referencia el título del documental -y a la cual ni siquiera se menta más allá de unas breves imágenes-. En vez de eso, Beyond Clueless, el debut cinematográfico del periodista Charlie Lyne, es una amalgama de spoilers y escenas comentadas por la antaño ídolo teen Fairuza Balk.

Como decíamos, en realidad, Beyond Clueless es más un ejercicio de nostalgia para el director. Una manera curiosa de volver a la adolescencia para analizar los estereotipos de los estudiantes a través de cómo han sido tratados en el cine. Motivado por una cuestión generacional -seguramente- Lyne ha optado por centrarse en las películas americanas de la década de los noventa y los dos miles, en vez de por la lógica década de los ochenta cuando proliferaron las comedias y los dramas juveniles, sobre todo, de la mano del mítico John Hughes. El relato de Lyne bucea entre más de doscientos títulos para focalizarse en unos pocos a modo de "reglas para sobrevivir en el instituto".

Así, su documental se centra en destripar descarnadamente una serie de películas -más o menos legendarias- según una serie de pautas comunes en el cine o en la vida real adolescente.  Desde el típico cliché de las jerarquías sociales, el despertar sexual, la pérdida de identidad (relacionada con la homosexualidad en este documental) y el temido paso a la edad adulta. Dividido por capítulos, cada uno de ellos cuenta de pe a pa (sí, si sois unos puristas del spoiler no os acerquéis a la película sin aseguraros de haber visto TODOS los largometrajes mencionados) una o varias películas. Además, todos los capítulos culminan con un montaje rápido de escenas de películas sobre el tema a ritmo de una música bien armonizada.


Lo más llamativo es la ironía con que se analizan algunas películas sacando dobles significados a cual más delirante que el anterior. Porque, en serio, algunas teorías rebasan lo absurdo teniendo en cuenta el género al que pertenecen. Como todo el rollo homoerótico de Eurotrip o Jeepers Creepers, aunque tenga su lógica así explicado. Otras, en cambio, encajan con la lógica interna del relato, como el lavado cerebral de Josie y las melódicas o el simbolismo fálico en El diablo metió la mano.

Son esas locas teorías lo que te hacen valorar un poco más este collage cinematográfico sin ningún tipo de valor didáctico. Vuelvo a repetir, quizá sea cosa de las expectativas. Pero no creo que a nadie le guste sentirse vilipendiado de esa manera contándote escenas claves y finales de películas. Ahora ya no le veo sentido a verme Jóvenes y brujas, El chico de la burbuja, Dale caña que es francesa, Chicos y chicas... Asimismo, esa forma de concebir el documental demuestra una total falta de criterio y reflexión, de ganas de trabajar y de currarte una película propia. 

5/10


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...