domingo, 10 de mayo de 2015

Mentes Criminales 10x23: The Hunt. El sacrificio de una madre


Llega el último capítulo de la décima temporada de Mentes Criminales con una trama que ya veníamos comentando en los artículos anteriores. Ha sido una emocionante temporada que comenzaba con la introducción de un nuevo personaje, la agente Kate Callahan. Con una rápida adaptación y sin desentonar con el resto del reparto, Kate se fue haciendo un hueco importante en la UAC aportando una gran experiencia y mostrándose como una pieza bastante fiable.

Durante este último episodio se podrá observar, además de la resolución del caso, la evolución de la unidad y la forma en la que el secuestro de Meg afecta a la agente Callahan. Si quieres saber lo que sucedió en el capítulo anterior, clica aquí. ¡ALERTA SPOILERS!

La trama comienza con el final del capítulo anterior en el que se veía el secuestro de Meg, sobrina de Kate, y una amiga suya. Como dos muchachas jóvenes emocionadas por conocer a un chico guapo, a través de las redes sociales quedan con él para ir a un concierto donde son secuestradas. Por su parte Callahan, embarazada de su primer hijo, desde siempre le contaba historias a su sobrina Meg sobre sujetos parecidos y la forma de actuar ante ellos. De esta forma, Meg sospecha del encuentro y manda un mensaje de peligro a Kate. Así pues comienza el caso a contrarreloj para el equipo, que tras investigar los primeros aspectos, descubren que se trata de un secuestro.

El episodio se desarrolla con un ritmo veloz, al igual que en otros casos de secuestros. Esto se debe a que las primeras 48 horas son fundamentales porque tras este período se pierde la pista de las víctimas y resulta más complicado. En el episodio se aprecia un gran compromiso por parte del equipo, esforzándose al máximo por ayudar a su compañera de trabajo. Seguidamente, Glenn Kershaw (director del capítulo y coproductor de muchos otros) desvela la trama completa mostrando el objetivo del secuestrador. El fin se basa en venderlas a asesinos en serie mediante una web específicamente creada para estos sujetos. Esto implica que si el equipo pierde la pista cuando se produzca la venta, la probabilidad de encontrarla con vida será ínfima.


Sin embargo la pista clave aparece cuando, tras una gran acción de Meg, su amiga consigue huir de los secuestradores y salvarse. Ya en el hospital, ésta explica al equipo las intenciones que tienen los secuestradores. Asimismo llega el momento de Penélope García, que se dedicará a rastrear páginas webs con ese fin. Acercándonos al desenlace, se puede apreciar la tristeza y preocupación de una madre por su hija. No sólo por el secuestro sino también por la desconfianza de su hija por no confiar en ella para contarla sus planes. Además, en el momento de la muerte de la madre biológica de Meg (hermana de Kate), la prometió que cuidaría de ella por siempre.

Finalmente el equipo detiene al secuestrador y al asesino en serie pocos momentos después de procederse la venta. La imagen de Kate cuando Meg entra sana y salva por la puerta de su casa muestra el sacrificio que realizan todas las madres por sus hijos a lo largo de la vida. Un duro compromiso y sacrificio que normalmente se ve recompensado en la etapa adulta de los hijos, no en la fase juvenil.


Una vez resuelto el caso, el episodio no podía finalizar sin dejar alguna sorpresa para la siguiente temporada. Una de las sorpresas es el nuevo embarazo de J.J. y la última sorpresa está vinculada a Kate Callahan. Ésta comenta a Hotchner que, cuando murió su hermana y adoptó a Meg, se tomó un año de descanso. Asimismo, como está embarazada, decide tomarse otro año de descanso de trabajo por el mismo motivo. A pesar de que Hotchner le dice que siempre tendrá un hueco en la unidad, todo indica que no volveremos a ver a Kate (Jennifer Love Hewitt) en la serie. Para saberlo con certeza tendremos que esperar a la próxima temporada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...