miércoles, 13 de mayo de 2015

Juego de Tronos 5x05: Kill the boy. Como piel de cordero


Las piezas continúan moviéndose en el tablero. Jeremy Podeswa presenta esta semana un capítulo de transición en el que apenas se puede apreciar emoción alguna, exceptuando algunos tramos sueltos. Si te perdiste algún detalle de los episodios anteriores, clica aquí.

El quinto episodio se centra fundamentalmente en cuatro tramas vinculadas con Daenerys Targaryen, Sansa Stark, la Guardia de la Noche y Tyrion Lannister. Sigue sorprendiendo la ausencia de información sobre Bran Stark que aún no ha aparecido a pesar de ir por la mitad de la temporada. El episodio en sí carece de poder de atracción, ya que la mayoría de los acontecimientos que suceden no tienen excesiva relevancia ni siquiera generan intriga. ¡ALERTA SPOILERS!

Entrando de lleno, por un lado se encuentra Daenerys Targaryen que sigue tratando de mantener el orden en Meereen. Con Ser Barristar muerto en la lucha contra los Hijos de la Arpía, la madre de dragones pierde un valioso consejero. No obstante, este hecho aumentará su irá castigando a los altos cargos de las familias más representativas de la ciudad. La futura perspectiva que se muestra para obtener el control y el orden de Meereen pasa por dominar a las grandes familias, y someterlas para alcanzar sus intereses.


Daenerys pierde a un gran consejero, pero se acerca otro. Tyrion Lannister, tras el secuestro por Jorah Mormont, viaja para unirse a la madre de dragones con el fin de ayudarla a conquistar el trono de hierro. Sin embargo la ruta no parece ser corta, probablemente se acerquen a Meereen al final de la temporada para dejarnos con la miel en los labios. Tampoco parece que sea fácil y así lo demuestra por su paso por la maldita ciudad de Valyria. En este tramo del capítulo se introduce interesante información sobre lo que sucedió hace muchos años a la ciudad, información que al espectador debería resultar enriquecedora. En la historia sobre la misma narrada por Mormont es necesario destacar la existencia de “hombres de piedra”, llamados así por poseer la enfermedad psoriagrís. Al estar destruida la ciudad se comenta que se abandonaban a los niños allí, niños como la hija de Stannis Baratheon afectada por la misma enfermedad en la cara. Esta trama finaliza con el ataque de los “hombres de piedra”, donde Jorah y Tyrion tendrán que deshacerse de ellos sin tocarlos.

Mientras tanto en el Muro, Jon Nieve se plantea qué hacer con los salvajes. Probablemente ésta sea la mejor parte del episodio ya que muestra una visión bastante interesante e intrigante en base a la decisión de Jon. A pesar de pertenecer a la Guardia de la Noche, se sigue apreciando un vínculo muy cercano con los salvajes y trata de buscar una solución viable. Con vista en lo que parece ser la mayor batalla de todos los tiempos entre humanos y los caminantes del hielo, Jon decide reunir a todos los salvajes que quedan para enfrentarse de forma conjunta a los caminantes. Como consecuencia, muchos de sus amigos en la Guardia de la Noche cuestionarán su decisión.


Finalmente la última trama en la que se centra el capítulo está relacionada con Sansa Stark y su convivencia en Invernalia con la familia Bolton. En especial con el maquiavélico Ramsey Bolton, que utilizará todas sus artimañas para hacer que Sansa no se sienta cómoda en cualquier momento. Este tramo ocupa un gran metraje del episodio, sin tener apenas importancia. Tan sólo se muestran repetidos actos en los que Ramsey demuestra sus dotes manipuladoras. El gran momento de la familia Bolton se verá en la no muy lejana batalla contra el ejército de Stannis Baratheon.

Mitad de temporada y tampoco se han producido muchos cambios, ni muchas muertes. Con piel de cordero hasta ahora, Juego de Tronos siempre mantiene sus fichas en el tablero y en cualquier momento se puede alterar la trama, sacando a la luz el carácter más arraigado del lobo que naturalmente es la serie.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...