sábado, 23 de mayo de 2015

Con la magia en los zapatos. El Sandler bonachón.

Título original:
The Cobbler
Año:
2014
Fecha de estreno:
22 de mayo de 2015
Duración:
99 min
País:
Estados Unidos
Director:
Thomas McCarthy
Reparto:
Adam Sandler, Steve Buscemi, Dustin Hoffman, Ellen Barkin, Method Man, Melonie Diaz, Dan Stevens
Distribuidora:
eOne


El top elaborado por la revista Forbes de los actores menos rentables del cine ha estado coronado por Adam Sandler los dos últimos años consecutivamente. No es de extrañar este dato si echamos un vistazo rápido a su filmografía reciente: casi todos comedias -o dramedias- bienintencionadas cortadas con el mismo patrón (Desmadre de padre, Más allá de los sueños, Juntos y revueltos...). Y, claro, el público se cansa de gastar su dinero en las mismas memeces. Con la magia en los zapatos se estrena ahora en España con el sambenito (vale que esto es muy peyorativo) de estar protagonizada por Adam Sandler.

Lo último de Thomas McCarthy no escapa a los convencionalismos del ultrajado género de la comedia dramática. En esta ocasión, aderezada con algo de realismo mágico, la película nos cuenta la historia de un zapatero de cuarta generación que un día descubre en el trastero una remendadora mágica: cuando repara zapatos con ella, si te pones luego esos zapatos, te conviertes en el dueño de los mismos. Cuando el protagonista descubre este poder, ya os podéis imaginar cómo va a utilizarlo. Bien se transforma en un chico guapo para ligar o bien en gente variopinta para dar su merecido a un cliente cabrón. Pero, como en el fondo tiene alma bonachona, acaba usando la magia para hacer el bien.


Porque Con la magia en los zapatos es una comedia sin chispa, un blandiblú de moraleja bienintencionada, cuya resolución se ve venir sin necesidad de doblar la esquina. Una película para lucimiento (ejem) de Adam Sandler, quien se erige como protagonista absoluto entre muchos secundarios de relleno -cuando no directamente caricaturizados al máximo, como ese Method Man o esa botoxicada Ellen Barkin- cuyo objetivo es dulcificar el mensaje del film para hacerlo apto para todos los públicos. Tanto un envejecido Steve Buscemi como un desubicado Dustin Hoffman son meras comparsas para enfatizar el carácter bonachón del personaje de Adam Sandler.

Con la magia en los zapatos resulta ser la típica película rellena carteleras muy apropiada para ir a ver con los peques de la casa. Su convencional estructura que introduce al protagonista en un mundo de líos y múltiples personalidades, así como sus toques inverosímiles de magia, la hacen ser una película del montón. Pero, en el fondo, es tan blandita, tan inocente, que su visionado no es tan dañino como a priori pudiera parecer. Eso sí, sólo se la recomendaría a fans acérrimos de Adam Sandler (ojo, que aquí no está tan esperpéntico como en sus comedias más descacharradas) o a aquellos que no buscan nada de nada en una película. Y no creo que sea vuestro caso.

5/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...