viernes, 17 de abril de 2015

The Working Dead y Ashes. Cortometrajes españoles que despegan hacia Cannes.




Los amantes del cine tenemos la mente tan ocupada en largometrajes, series o  las propias noticias cinematográficas que nos avasallan con toda la actualidad del momento, que muchas veces nos olvidamos de esas pequeñas joyas llamadas cortometrajes, y que no tienen en muchas ocasiones la difusión que debieran, por eso cuando me propusieron acudir al evento organizado por la productora Fanda Films en el (genial) cine Palafox de Madrid para cubrir y comentar unos cortos que se iban a presentar no me lo pensé demasiado, ya que necesitaba ver otro tipo de cosas.

El evento comenzó con la presentación del equipo de los trabajos anunciados, y desde el primer momento se pudo palpar en el ambiente una sensación de cercanía por parte del público y de los organizadores, ya que se notaba que era una reunión de amigos cercanos que estaban deseosos de mostrar a las criaturas que llevaban mimando durante tantos meses de preparación.

THE WORKING DEAD


El primer corto en cuestión, The Working Dead, en clara alusión a la famosa serie americana de zombies vivientes, escrito y dirigido por Fernando Gonzalez nos presenta a un grupo de trabajadores de oficina que viven atemorizados por esa lacra social llamada paro, así que cuando oyen los pasos de su temido jefe deciden fingir que están muertos para que no les puedan comunicar en ese momento la fatal noticia. Realizado únicamente en espacios interiores, el tono apuesta por ser deliberadamente cómico, a pesar de tratar un tema tan sensible en estos momentos para mucha gente, pero se agradece poder ver situaciones absurdas encubiertas en mensajes de trasfondo. En ese sentido, y salvando las distancias la sensación me recuerda a cuando uno ve El lobo de Wall Street, te ríes aunque lo que estés viendo objetivamente hablando no tenga demasiada gracia. A destacar, especialmente los cuidados títulos de crédito, un grafismo audiovisual realmente reivindicable que recuerda a la estética utilizada en otras películas como Atrápame si puedes.

ASHES


La segunda proyección, titulada Ashes, fue una propuesta radicalmente opuesta a la anterior, en esta ocasión la historia contaba como los nazis en su invasión a Polonia durante la Segunda Guerra Mundial se dedicaron a robar valiosas obras de arte, un tema también de actualidad ya que coincide con el estreno en las salas españolas de La dama de Oro, una película de corte temático similar. Sin diálogos, se trata de una apuesta puramente visual donde las imágenes son suficientes para transmitir el mensaje de olvido y destrucción que el corto necesita. Se destacó especialmente la cuidada y estudiada dirección artística que tenía para dar toda la autenticidad posible. Personalmente me gustó más que el anterior, aunque en ambos encontré aspectos que me gustaban.

La productora Fanda Films está de enhorabuena, no solo porque además celebraban sus diez años en activo, sino porque ambos cortos podrán verse en el festival de festivales, es decir, hace ilusión saber que dos cortometrajes independientes podrán verse en Cannes, una noticia que inundó de alegría la sala del famoso cine madrileño el pasado día 9 de abril, mucha suerte y que vengan muchos más. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...