jueves, 9 de abril de 2015

La casa del tejado rojo. Encantadora sencillez.


Título original:
Chiisai ouchi (The little house)
Año:
2014
Fecha de estreno:
10 de Abril de 2015 
Duración:
136 min
País:
Japón
Director:
Yôji Yamada
Reparto:
Takako Matsu, Haru Kuroki, Hidetaka Yoshioka, Kataoka Takataro, Satoshi Tsumabuki, Chieko Baisho
Distribuidora:
Golem Films


Uno de los cineastas japoneses de la actualidad más reputados es, desde luego, Yôji Yamada. A sus 83 años, cosecha una filmografía de 82 proyectos, y con dos más en preparación, y unos 57 premios a lo largo de su carrera. El año pasado estrenó en España Una familia de Tokio, su remake-homenaje a Cuentos de Tokio de Ozu, que obtuvo la espiga de oro en el Festival de Valladolid. Este año presenta La casa del tejado rojo, obra basada en la novela Chiisai Ouchi de Kyoko Nakajima, película premiada en la pasada edición del Festival de Berlín por su interpretación femenina (la de Haru Kuroki).




Yamada sigue retratando las emociones humanas con especial mimo y detalle, y La casa del tejado rojo se presenta como un melodrama de corte clásico que, sin ofrecer en apariencia nada nuevo, embauca por la naturalidad con que capta la esencia de las relaciones que suceden en pantalla. La historia va a caballo entre el periodo previo a la II Guerra Mundial, donde la asistenta Taki es testigo del romance prohibido de su ama y un empleado de su marido; y la actualidad, donde la misma Taki, ya anciana, se encuentra escribiendo su autobiografía, motivada por el interés de su sobrino.

El director cuenta en el reparto con caras conocidas de su filmografía, haciendo así que el clima sea más familiar si cabe y trasladando esa cálida sensación a su película. El gusto por el detalle y una cuidada fotografía de Masashi Chikamori elevan la sencilla historia por encima de la media del género, lo que promete hacer las delicias de los degustadores del melodrama clásico por excelencia.
Pero aún existe otro aliciente, y es la recreación de la vida de una familia burguesa media del Tokio pre II Guerra Mundial, lo que nos sirve también como pequeña clase de historia japonesa, de costumbres y hábitos.



Quizás a simple vista, la historia de La casa del tejado rojo pueda saber a poco o a ya visto, pero también es cierto que no todas las películas ni todos los directores saben plasmar tan bien y con tanto encanto la sencillez de la vida como Yamada. Y a veces no hace falta nada más, simplemente eso. 

7/10 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...