miércoles, 1 de abril de 2015

Insurgente. Mucho ruido y pocas nueces.


Título original:
The Divergent Series: Insurgent
Año:
2015
Fecha de estreno:
1 de Abril de 2015
Duración:
119 min
País:
Estados Unidos
Director:
Robert Schwentke
Reparto:
Shailene Woodley, Theo James, Miles Teller, Ansel Elgort, Octavia Spencer, Naomi Watts y Kate Winslet
Distribuidora: 
eOne Films         


Las modas lo rigen todo, y esa inamovible regla por supuesto también se aplica al cine, y ahora quizás más que nunca. Lo estamos viendo actualmente con todos los múltiples proyectos, tanto de Disney como de Marvel, que están saliendo a la luz, y como no podía ser de otra manera las sagas distópicas de adolescentes siguen el mismo patrón de reivindicación, aunque su marcado carácter “teen” hacen que una buena idea se disuelva en beneficio de contentar a un determinado público, que parece que marca las reglas al estudio en cuestión, a cambio de cuantiosos beneficios de taquilla.  Películas como Dune o Blade Runner fueron un fracaso en la taquilla en el momento de su estreno, y cintas como Los juegos del hambre  o El corredor del laberinto, un éxito a nivel de público. Nos guste o no esa esa es la realidad, por mucho que la famosa cinta futurista de Ridley Scott sea considerada una de las mejores películas de la historia del cine (y posiblemente la mejor dentro de su género), la experiencia nos demuestra que el espectador medio prefiere historias vacías e imprescindibles, y los estudios escuchan ese mensaje y harán todo lo posible para seguir transmitiéndolo mientras le siga dando resultados.  

La segunda parte de la saga Divergente, titulada Insurgente, es un claro ejemplo de lo expuesto anteriormente, en este caso la historia arranca justo después de los sucesos finales de la primera parte de la saga iniciada en el 2014.


Tris, Four y el hermano de ésta se han convertido en fugitivos después de iniciar una revolución contra la tiránica Jeanine Matthews (Kate Winslet), que rige el mundo futuro de Chicago a base de distintas facciones que separan y deciden el futuro de la gente, a cambio de un bien común. Solo las personas que no encajan en ninguna de ellas, las llamadas personas "Divergentes" suponen un peligro para su mandato, ya que son la prueba viva de que su régimen autoritario no funciona. En esta ocasión, pedirán ayuda a los "olvidados", un grupo de gente marginada liderados por la madre de Four, Evelyn (Naomi Watts). 

En esta segunda entrega, hay algunas diferencias respecto a su predecesora, para empezar esta vez han contado con el director alemán Robert Schwentke como sustituto de Neil Burger. De la misma manera que, tras encargarle una primera versión de la adaptación a Brian Duffield, los productores le encargaron las reescrituras a dos veteranos de la industria Hollywoodiense como son Akiva Goldsman y Mark Bomback, conocidos por conocer bien el lenguaje de los Blockbuster, que es a lo que aspira esta película, y eso se nota desde la primera escena. 
Respecto a su reparto, nos volvemos a encontrar a la joven y ascendente Shailene Woodley como la principal protagonista, una chica, que si bien aún no ha encontrado su sitio definitivo en la meca del cine, está demostrando que posee inquietudes artísticas reivindicables, ya que lo mismo se mete en una saga como la que ahora nos ocupa, que te rueda con distintos cineastas independientes y tan estimulantes como Alexander Payne o Gregg Araki entre otros. Es consciente de que no fue el cine de masas el que le dio la fama, y ella parece que no lo ha olvidado. 
La principal novedad la encontramos en la incorporación de dos actrices de renombre como son Octavia Spencer y Naomi Watts, los productores no son tontos, y saben que necesitan de fuerte y conocido talento interpretativo para contrarrestar las carencias temáticas y narrativas que esta película tiene. 


Pero quizás la novedad más llamativa sea el aumento de la acción y de los efectos especiales. El poderío visual lo tiene, solo le falta encontrar una manera más clara de justificarlo, porque la historia realmente tiene potencial pero el efecto arrastre de ser una franquicia "young adult" es demasiado grande...Al menos nos queda la satisfacción de ver a esa talentísima bestia parda del séptimo arte llamada Kate Winslet compartiendo plano, por primera vez, con otra grande de la pantalla como es Naomi Watts. 
En conclusión, Insurgente es una película hecha para los fans de la saga, ellos no saldrán defraudados, pero no es un producto destinado a espectadores exigentes. Se deja ver y si consigues conectar con la historia la disfrutas, aunque seas consciente de que no estás viendo algo grande. 

6/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...