lunes, 16 de marzo de 2015

National Gallery. Museo convertido en arte


Título original:
National Gallery
Año:
2014
Fecha de estreno:
19 de Marzo de 2015  
Duración:
180 min
País:
Estados Unidos/ Francia/ Reino Unido
Director:
Frederick Wiseman
Género:
Documental
Distribuidora:
Surtsey Films



La National Gallery de Londres podría calificarse como uno de los museos más famosos del mundo. No sólo por la cantidad de obras que exhibe; desde el estilo Románico del siglo XIII hasta obras del siglo XX, con una colección permanente de más de 2.000 cuadros sino por la afluencia de personas de todo el mundo que busca perderse en cada una de las galerías que lo componen.

Frederick Wiseman está muy lejos de considerarse nuevo en el mundo del cine y sobretodo en el cine documental. Atraído por la realidad ha grabado para otras instituciones y localizaciones a lo largo de su carrera cinematográfica. En 2009 estrenó su documental La Danse, acerca del Ballet de la Ópera de París.


Pero centrándonos en National Gallery, Wiseman nos lleva por cada rincón del museo como si fuésemos un espectador más.  Incluso hace un recorrido del funcionamiento interno de la institución, desde las juntas de los directivos a los procesos de restauración de cuadros famosos que normalmente no se puede ver en una visita al museo.  Nada más al principio se muestra a la jefa de publicidad y marketing hablando con uno de los directivos acerca de la necesidad de eliminar –parcialmente- la barrera que hay entre la National Gallery y el público, cambiar ese punto de vista a la hora de enfocar el arte a los espectadores, para que no se limite sólo a ser un mero observador.




Ese punto es importante para ver, o al menos intentarlo, lo que quiere transmitir Wiseman con este documental aunque no de muy buen resultado. Durante las tres horas de duración se puede determinar claramente la estructura que sigue: momentos en los que se muestra al público observando las obras expuestas mezclados con planos fijos de dichas obras para que seamos nosotros los espectadores directos, guías que ayudan a entender cada historia detrás de las representaciones artísticas de Da Vinci, Caravaggio, Tiziano oVermeer a grupos de diferentes edades y nacionalidades y, como se ha expuesto antes, escenas que tratan más los aspectos internos de la organización y funcionamiento del museo, así como los talleres que ahí se organizan.


A diferencia de lo que el propio Wiseman aclare acerca de sus documentales de cómo no se limita simplemente a exponer lo que se ve, National Gallery es, en cierta forma, un ejercicio sobrio y distante para tratarse de un tema como es el arte. Si entendemos arte como algo que abarca desde la pintura hasta la música y de la literatura al cine,  todo se basa en el mismo componente: el sentimiento. Un sentimiento sea de la índole que sea que está plasmado y somos capaces de percibir al verlo, escucharlo o sentirlo. 

Frederick Wiseman en la National Gallery

Wiseman propone en National Gallery que exploremos el arte a través de su cine, a través de la música clásica que nos acompaña en nuestro recorrido. Pero aun así, sólo una persona que disfrute el arte - en el sentido menos genérico de la palabra- será capaz de disfrutar este documental. El espectador debe ver National Gallery como la combinación perfecta de las bellas artes con el cine, siempre con ojo crítico, interesado, disfrutando mientras reconoce cada obra y sintiendo la necesidad de ver más allá de lo que se muestra. Sino, siendo realistas, no deja de ser un documental de tres horas acerca de un museo. 

National Gallery se estrena en España el próximo 19 de Marzo.

6,5/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...